corrupción , denuncia , noticias Jueves, 5 febrero 2015

“Pocho” Alarcón y los hermanos Orellana se llevaron 7 millones de Arequipa. Así fue como se repartieron el botín.

La historia de cómo Orellana y Guillermo “Pocho” Alarcón se llevaron 7 millones de soles del Gobierno Regional de Arequipa se las contamos hace poco. En un caso insólito el gobierno regional hasta pudo haberle pagado 44 millones más, gracias al expresidente de Alianza Lima, quien demostró ser todo un lobbista. Ahora, el cómo se repartieron ese dinero ha sido sacado a luz por una colaborador eficaz. Se ven torres de dinero sobre una mesa. Tan a lo Montesinos.

Hoy Correo Semanal cuenta la historia de cómo este video quedó registrado para la posteridad. Aunque, claro, “Pocho” Alarcón no se imaginaría en ese entonces que esta grabación lo llevaría 18 meses en prisión. ¿De dónde salió? ¿Quién es este colaborador eficaz? ¿Llegará la Policía al dinero oculto de Orellana?

 

La plata llegó en maletines negros

Haciendo su repartija. Foto: Captura.

Haciendo su repartija. Foto: Captura.

Ayer, antes que el Poder Judicial dictaminara los 18 años de prisión preventiva para Alarcón y los demás involucrados en el caso de Oncoserv, el video de la captura que abre este post fue proyectado en la sala. El material lo grabó el colaborador eficaz CELAV-02-2014 o ‘Dona Mía‘, como lo apodó el Grupo Orión. El video no es público, es una prueba de la investigación fiscal que terminó en la sentencia a los involucrados. Américo Zambrano tuvo acceso a la transcripción de la grabación y publicó en Correo Semanal:

“‘Dona Mía’ es pieza clave y conocería todo lo relacionado al modus operandi de dicha organización criminal de lavado de activos”, señala el informe del Grupo Orión, y adelanta: “‘Dona Mía tendría en su poder importante información sobre transacciones bancarias, financieras de la organización”.

Este señor, quien estuvo amenazado de muerte por el clan Orellana, le confesó a la fiscal Barreto todo lo que sabía. Además, tenía harto material, entre este el video que ha condenando a “Pocho” Alarcón como uno más de la red de estafas. El video en el que a cada uno le toca una rebanada del pastel fue grabado, cuenta ‘Dona Mía’, con su celular en el departamento de Ludith Orellana en la calle Shamrock, en Surco. Fue el 15 de marzo del 2013, hace casi dos años. Lo más loco es lo siguiente. Apostamos que van a pensar que estamos hablando de una mafia italiana, o algo por estilo:

“Al departamento de Ludith Orellana Rengifo llegó el señor Andy Sánchez con dos maletines negros.(…) En los maletines habían siete millones de soles. Estos entregaron el dinero a Ludith y ellos se sentaron en la sala a distribuirse en dinero.

En el video se observa a Ludith Orellana sentada de espaldas; a su costado a su esposo Óscar Castillo Yáñez, quien cuenta el dinero que se encuentra encima de la mesa de centro de la sala, junto con la esposa de Edy Manfreda, el mismo que se encuentra sentado observando el conteo del dinero. Guillermo “Pocho” Alarcón también aparece supervisando el conteo del dinero. 

(…) Ludith Orellana se sentó con las cuatro personas antes mencionadas en la mesa del comedor y empezó a distribuir el dinero figurado para Pablo Iglesias Palza, 100 mil dólares, dinero pagado como comisión al haber ganado el proceso arbitral entre Oncoserv Arequipa y el Gobierno Regional de Arequipa. Pablo llegó en horas de la tarde para recibir el dinero. Contó y se fue.

Del mismo modo, ‘Pocho’ Alarcón recibió el pago de su comisión y se fue

Se consumó la repartija.

 

Alarcón tenía todo en cajas fuertas bancarias

Foto: Perú.com

Foto: Perú.com

Antes que sentencien “Pocho” ya había perdido toda su fortuna. De hecho hasta a acusado a la fiscal de dejarlo literalmente “calato”.

Ua interceptación teléfonica de la Policía logró que la fiscal Marita Barreto encuentre el tesoro de Alarcón. En este informe de Doris Aguirre de La República cuenta cómo lo hicieron. Una conversación entre él y su esposa fue la clave para seguir la pista. El expresidente de Alianza tenía en una caja fuerte del BCP los dos millones y medio -su tajada de la torta- y 700 mil dólares en efectivo. En la segunda tenía esmeraldas, diamantes, zafiros, brillantes, perlas, oro blanco y demás joyas.

El descubrimiento reveló un nuevo mecanismo de ocultamiento de activos, según la policía. Alarcón no escondía su dinero en cuentas bancarias o paraísos fiscales, sino en cajas fuertes de seguridad en las bóvedas del BCP.

Aún no se determina en cuánto estaban valorizadas todas sus joyas. ¿Orellana tendrá la misma modalidad? Hasta ahora no se han encontrado las cuentas bancarias del abogado. Eso hace pensar que podría hacer lo mismo que su amigo “Pocho”, o que incluso parte de la fortuna encontrada de Alarcón es de Orellana. Ese es el nuevo propósito del “Grupo Orión”, el mismo que logró la captura en Cali.