noticias Viernes, 30 enero 2015

Insólito: Arequipa podría pagarle 44 millones de soles a la red de Orellana, gracias a “Pocho” Alarcón

Cuando todo era felicidad. Foto: La Mula

Cuando todo era felicidad. Foto: La Mula

Hace dos días, Guillermo Alarcón, el expresidente de Alianza Lima, fue detenido en su casa de la playa Zorritos, en Tumbes, por una millonaria estafa vinculada a Orellana. ¿La víctima? El Gobierno Regional de Arequipa (GRA).

¿Recuerdan que en la investigación publicada por Dánae Rivadeneyra en este útero ya se habían contado las jugadas en pared entre “Pocho” y “Rodolfito”? Ahora la Segunda Fiscalía de Lavado de Activos, a cargo de la fiscal Marita Barreto, encontró esto, informa El Comercio:

Los cargos que se le atribuye al cuestionado ex presidente de Alianza Lima son asociación ilícita para delinquir y lavado de activos.

A Guillermo ‘Pocho’ Alarcón se le imputa haber participado en una estafa que costó más de S/. 7 millones al Gobierno Regional de Arequipa. Se sabe que la fiscalía le seguía los pasos al ex dirigente desde hace un mes por este caso.

Es decir, SIETE MILLONES DE SOLES de las arcas del GRA terminaron en manos de la red de Orellana. Alarcón ayudó a terminar con este desfalco, según las investigaciones. Hoy, César Romero de La República publica que el clan del “Gordo” retiró en efectivo del propio Banco de la Nación, como si nada.

Y eso no es nada. Insaciable, la red Orellana quiere que el GRA le pague 44 millones de soles más. Y podría conseguirlo. ¿Cómo así?

 

El caso

El GRA desfalcado por Orellana con ayuda de Alarcón. Foto: La República

El GRA desfalcado por Orellana con ayuda de Alarcón. Foto: La República

Siempre lo hemos dicho: los tentáculos de Orellana han sido demasiados y seguirán apareciendo así esté en prisión. Esta red mafiosa no tenía ni un escrúpulo. Ni si quiera cuando se trataba de temas relacionados a la salud de las personas, como lo demuestra este caso.

La historia comenzó el 12 de diciembre del 2006, cuando el GRA firmó un contrato de concesión por 30 años con la empresa transnacional panameña Oncoserv Inc. para que brinde varios servicios al Instituto de Enfermedades Neoplásicas del Sur, es decir, para pacientes con cáncer. ¿Quién era el presidente regional en ese entonces? El aprista Daniel Vera Ballón. Todo esto lo hizo días antes de irse del sillón regional.

Aún después de descubrir una serie de irregularidades con la constitución de esta empresa, el presidente regional que sucedió a Vera Ballón, Juan Manuel Guillén, actualizó el convenio. Se suponía que Oncoserv tenía que dotar al Iren-Sur con un acelerador digital, un tomógrafo, un axial computarizado, un ultrasonido, un mamógrafo y equipos de braquiterapia y radiología. A cambio -y aquí viene la parte más ilógica- el GRA garantizaba que el 100% de los enfermos de cáncer se atiendan en Oncoserv.

Todo lo que vino después, terminó en una gran estafa. Lo cuenta César Romero en La República:

Oncoserv Inc cedió la concesión a la empresa Gimain SRL, ambas representadas por el mismo personaje: Eddy Manfreda Geraldino. 

Gimain nunca asumió el convenio y Oncoserv, o mejor dicho, Eddy Manfreda, siguió administrando el servicio, pero ahora con la marca Oncoserv Arequipa u Oncoserv Vida. Ambas constituidas con un capital de apenas 10 mil soles, pero comprometiéndose a invertir 2,8 millones de soles, en equipos de detección de cáncer.

Un año después, el Gobierno Regional de Arequipa advierte que Oncoserv no ha invertido los 2,8 millones de soles, a que se había comprometido, para equipar el Iren- Sur. Pero, ya en el convenio se había incluido una cláusula de arbitraje para solucionar cualquier controversia.

Aquí viene la jugada maestra clásica de la red Orellana:

El GRA rompe el contrato con Oncoserv y la empresa reclama que no podía cumplir con los compromisos pactados, porque el 100% de enfermos de cáncer de Arequipa no cumplían con atenderse en sus instalaciones.

En setiembre del 2012, Oncoserv acudió al arbitraje.

La red de Orellana lo logró, as usual, a través de los famosos laudos arbitrales. Esto fue lo que siguió.

 

La estrategia de siempre

No para ni en la prisión. Foto: Trome

No para ni en la prisión. Foto: Trome

Para Oncoserv Inc. no fue tan difícil conseguir los siete millones de soles del Estado, ya lo dijimos. Mientras que los hermanos Rodolfo y Ludith Orellana estaban en Piedras Gordas, el 17 de diciembre, hace poco más de un mes, uno de sus tribunales arbitrales les hizo la gauchada: ordenaron que el GRA pague 44.9 millones de soles a Oncoserv, representada por Eddy Manfreda y Victoria Infantas.

¿Quiénes eran estos árbitros tan buenos con Ludith y Rodolfo? Los de su  propia red, según esta nota de La República: Hernando Talavera Díaz y Pablo Iglesias Palza. Ambos, hace dos años, consiguieron el adelanto de los 7 millones. Es decir, si esto no lo descubría la fiscalía, el GRA terminaría pagando toooodos los millones que faltaban. Se concretaba tremendo desfalco. Así procedieron, según La República:

Luego, ambos procedieron a distribuir el dinero entre los implicados en este complot, lo que incluyó a Eddy Manfreda Geraldino, de Oncoserv, y a Guillermo Alarcón, según los testimonios recogidos por la fiscal Marita Barreto.

¿Y dónde entra a tallar “Pocho” Alarcón”? De acuerdo a la fiscalía, el ex mandamás de Alianza Lima fue el lobbista que consiguió que el gobierno regional de Arequipa suscriba este contrato que acabaría estafando al Estado con millones de soles. Fue Alarcón quien se convirtió en el intermedario entre Manfreda y su amigo, hincha de Alianza Lima, Rodolfo Orellana.

Ahora, todos, los árbitros Talavera e Iglesias, los empresarios Manfreda y su esposa Victoria Infantas, más Alarcón, está detenidos con prisión preventiva.

 

Los estafados

Foto: El Búho

Foto: El Búho

Lamentablemente, después de todo, los más afectados terminan siendo los pacientes con cáncer en Arequipa. De acuerdo con esta nota de Carlos Zanabria para El Comercio, hace dos años -el tiempo que ha durado el pleito entre el gobierno regional y Oncoserv- en el Iren-Sur no pueden hacerse radioterapias, el tratamiento más efectivo contra esta enfermedad.

El GRA va a pedir al Poder Judicial es la anulación de este laudo. La actual presidenta regional, Yamila Osorio, ha pedido que también se investigue a los funcionarios de la gestión de Daniel Vera Ballón.  La Comisión Orellana del Congreso citará no solo al expresidente regional sino también a Juan Manuel Guillén, porque fue quien continúo con el contrato.

La procuradora de Arequipa, Amparo Begazo, señaló en esta entrevista que han planteado una reconvención (aclaración) y que “ni siquiera se han pronunciado estos dos árbitros”. El tribunal tiene 20 días hábiles para pronunciarse y aclarar esta gran estafa.

Increíble todo lo que pudo conseguir la red de Orellana.