Lima , noticias , politica Jueves, 29 enero 2015

Así involucionó el Parque de las Leyendas en menos de un mes bajo el mandato de Castañeda

¡Siguen las obras de Juárez Castañeda! (it never gets old)

Y esta vez le toca al Parque de las Leyendas pasar por el extreme make over del que vienen siendo víctimas todas las paredes de Lima de todos los lugares que son administradas por el municipio.

 

Así se veía el Parque antes…

leyendas4

Azul pálido, letras grises. Bien limeño todo. Foto: Señal Alternativa

Este es el parque que conocías. Su pared no era una obra de arte, no representaba más de lo que pretendía y era esencialmente sobrio. Lo cierto es que por ningún lado está el verde-chalina de la tía Susana, así que todo bien. La idea es no hacer proselitismo político los 365 días del año.

 

Pero llegó Juárez Castañeda y poco a poco empezó a pasar esto:

leyendas1

Me pregunto qué estará haciendo. (Foto: Ricardo Sifuentes)

“Empezamos a trabajar por Lima, porque vuelven las obras y todos saben que las obras tienen un solo color” puede ser la explicación tácita más acertada. Pero no seamos malpensados…

 

Quizás lo vuelvan a pintar de azul…

leyendas2

Castañeda es chamba. Chamba inútil e intrascendente, pero chamba al fin y al cabo. (Foto: Ricardo Sifuentes)

No hay nada en esa foto que nos haga pensar lo contrario. Lo único que vemos es a un señor trabajando, porque con Castañeda eso es lo que pasa: se despierta la economía.

 

Pero finalmente pasó lo que iba a pasar:

leyendas3

No tenemos una mejor foto (avisen si pueden tomar una ustedes), pero se nota claramente lo que pasó: amarillo solidario. Algo en el alma muere lentamente viendo esto…

 

Pudo haber sido peor…

¿Vieron cómo amenazaron hacer con el parque zonal Manco Cápac de Carabayllo?

Nótese el sol que le da el toque final. (Foto vía La República)

Nótese el sol que le da el toque final. (Foto vía La República)

Así lo cuenta La República:

(…) en la imagen este lugar era llamado “Club de Carabayllo”, como se le conocía a estos espacios en la anterior gestión de Castañeda antes de que se cambiara el nombre en una sesión de consejo durante la gestión de Susana Villarán.

(…) la imagen colgada corresponde al año 2010, cuando fue remodelada por la gestión de Castañeda y renombrada como Club de Carabayllo. Actualmente, luce de color verde (…)

No era una obra de arte, pero al menos no hacía proselitismo. (Foto vía La República)

No se preocupen, ya vienen los amarillitos. (Foto vía La República)

Al parecer el color amarillo tiene superpoderes: no solo es una inversión justificable para la comuna limeña, sino que también privatiza espacios públicos: ahora la entrada al Club cuesta un sol. 

Qué lindo ah, cuánta obra la de nuestra teniente alcaldesa…