internacionales , noticias , politica Martes, 27 enero 2015

Y, al final, ¿qué había en el triángulo marítimo que ganamos en La Haya? Un año después, Imarpe responde

La nueva frontera

Hace exactamente un año, un día como hoy, se establecieron los límites marítimos entre Perú y Chile. El fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya acabó con un enfrentamiento entre ambos países que venía, por lo menos, desde los años 50 del siglo pasado.

Después de la sentencia de enero del 2014, en este post les dejamos claro qué fue lo que ganamos: un triángulo marítimo de 50 mil kilómetros cuadrados, aproximadamente del tamaño de la región San Martín. En ese entonces, los que más protestaron fueron los pescadores artesanales de la zona.

Si bien se suponía que el fallo sí los beneficiaría, el panorama todavía les resulta adverso. En esta nota de Jose Carlos Díaz en La República cuenta:

El secretario general del Sindicato Único de Pescadores Artesanales de Ilo (Supapi), Marcos Ccama, asegura que los pescadores artesanales no se han visto beneficiados con este fallo.

«Tenemos que avanzar hasta la altura de Arequipa y luego bajar nuevamente para pescar en los 50 mil kilómetros que recuperó el Perú con el fallo. Nada ha cambiado para nosotros», se lamenta el representante de los pescadores artesanales moqueguanos.

Una situación parecida es la que se vive en el desembarcadero tacneño de Morro Sama, donde los pescadores aún siguen lamentando que el fallo no desembocara en el otorgamiento de las 200 millas de mar para Tacna. Ellos reconocen que lo único obtenido desde hace un año fue una inversión del Gobierno Central para remodelar el puerto, pero aseguran que el volumen de la pesca no ha crecido.

Ojo: el resultado de La Haya NUNCA habría podido terminar en 200 millas para Tacna (porque hasta Perú apostaba por una línea equidistante). Pese a esto, los pescadores tienen derecho a reclamar por su futuro.

Sin embargo, hay una gran esperanza. Si revisamos el primer informe de campo el Instituto del Mar del Perú (Imarpe), podemos pensar que no todo está tan mal es ese pedazo de mar ganado. Después del estudio hecho del 10 al 21 de febrero del 2014 por la embarcación José Olaya Balandra, uno de los descubrimientos más positivos es este pececito:

panlightsnow

Holi. Soy la vinciguerria.

 

 

1. Hay hartos de estos peces

El nuevo dominio marítimo, de acuerdo con Imarpe, ha incrementado el stock de recursos pesqueros disponibles. Después de sus investigaciones in situ, han confirmado que en el mar ganado abunda la presencia de las especies vinciguerria, pota, bonito y anchoveta, entre otros peces.

Fuente: IMARPE

Fuente: Imarpe

¿Por qué llama la atención la vinciguerria? Es una especie pequeña, de aproximadamente 4 centímetros. Las conclusiones de Imarpe han determinado que es abundante y de alto contenido en proteínas: un 70%. Es bien nutritiva y se encuentra frente a Mollendo, entre Ocoña y Quilca, y frente a Ilo y Morro Sama.

composicion quimica vinciguerria

Esta especie no es nueva, pero es el segundo más abundante después de la anchoveta.

distribucion de vinciguerria y anchoveta 2006

Las esperanzas en este pececito están vivas porque encontraron 1.2 millones de toneladas en estos 50 mil kilómetros cuadrados ganados. La pota juvenil siguió en la lista con 14, 839 toneladas.

Sin embargo, no es muy explotada en este país. Imarpe informó que se harán estudios sobre la vinciguerria así como la manera adecuada de realizar su pesca. Por su tamaño, no es muy fácil capturarlos. Además, al contrario de la anchoveta, está en las profundidades del mar. Pero hay un incentivo: en el mercado oriental -en China, Japón o Corea- consumen este pececito como canchita en un producto embolsado y seco, al que le llaman «niboshi».

Niboshi.

Literalmente, se come como cancha.

2. Podría desplazar a la pota

Esto ya lo había anunciado el año pasado el Ministerio de Producción: que la vinciguerria podría convertirse en la segunda mayor biomasa del mar peruano, desplazando a la pota. Informa Andina en esta noticia de mayo del año pasado:

«Potencialmente la biomasa de la vinciguerria puede ser la segunda más grande del mar peruano. Estamos tratando de ver la forma de explotar el recurso, pues no ha sido aprovechado», manifestó el titular del Produce, Piero Ghezzi.

«Además hay un par de investigaciones particulares que se están realizando para tratar de asegurar el aprovechamiento de este recurso, que sería el segundo más importante del país», remarcó Ghezzi tras recordar que la anchoveta es la mayor biomasa en el mar peruano.

«Pero podría ser muy interesante y prometedor que se empiece a explotar este recurso»

Produce también ha señalado que el aumento del volumen de pesca registrado en 2014, después del fallo, es, en gran medida, por las nuevas áreas del dominio marítimo. Lamentablemente, los pescadores artesanales aún aseguran que no hay beneficios para ellos.

 

3. Un aumento económico del 15%

El informe de Imarpe también indica que el potencial económico de las zonas marítimas ganadas en La Haya representa un aumento del 15% del valor económico de la pesca.

En las zonas cercanas a la costa se capturan anualmente 11.7 millones de kilogramos de pescado, que tienen un valor de venta en playa de S/. 22.9 millones. En las nuevas zonas marítimas el volumen anual promedio de pesca es de 1.09 millones de kilogramos, que cuentan con un valor de venta en playa de S/. 3.5 millones. Esto representa un aumento del 15% en la venta potencial para los pescadores de la zona.

valor economico

Además de la vinciguerria y la pota, en el triángulo marítimo que desde hace un año es peruano, hay una gran presencia de tiburones azules, atunes, barriletes, pericos, peces voladores y pez espada. Esto también es ganar, ¿no? Ahora, lo que toca es que el gobierno apoye con logística e incentivos a los pescadores artesanales de Tacna y que ellos también puedan beneficiarse de estos hallazgos.

Tags

Secured By miniOrange