narcotrafico , noticias , videos Lunes, 8 diciembre 2014

Este video te enseña cómo se mueven 350 kilos de cocaína en una destartalada avioneta en menos de seis minutos

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe

(No, no, esta nota no es un tutorial)

Como escribe Romina Mella para IDL-Reporteros, este video no es exactamente una primicia: registros audiovisuales de narcovuelos ya existían. Pero definitivamente es el más revelador hasta la fecha.

Captura del video (vía IDL Reporteros)

Captura del video (vía IDL Reporteros)

Días antes, en una columna publicada en Caretas, Gustavo Gorriti adelantaba lo que se venía:

“Santa Rosa, Mayapo y Llochegua parecen el aeropuerto Jorge Chávez…”, el policía que lo dice tiene una larga experiencia en la lucha antidrogas. Ha pedido la reserva de su identidad en contrapartida a referir lo que ha visto y sabe. No salen ahora, dice los 3 a 5 vuelos de hace pocas semanas, sino entre 5 a 10 vuelos por día solo desde esos tres lugares. Hay días en los que entran hasta 13 vuelos de Cessna a esa triada de opciones. Cada vuelo lleva entre 320 y 350 kilos de cocaína y las horas de trabajo intenso para los narcos son entre las seis y las once de la mañana, que es cuando llega y sale la mayoría de los vuelos, que aterrizan y despegan a muy pocos minutos de Pichari, la sede del CEVRAEM.

Entonces, estas son las cifras:

  • 5 a 10 vuelos por día en promedio
  • Cada uno lleva entre 320 y 350 kilos de cocaína
  • Eso suma entre 1600 a 3200 kilos de cocaína por día (o 1750 a 3500 si cargan más)
  • Y cuando salen 13 vuelos la cifra sube a 4160 a 4550 kilos de cocaína.
Tony, bájale a la coca. Foto: Mangozeen

Feliz Navidad, Tony. Foto: Mangozeen

El siguiente video fue registrado el 27 de octubre de este año y difundido por IDL-Reporteros hace unas semanas. Lo que vas a ver es una narcoavioneta en el pueblo de Mayapo, en el VRAE. Escribe la periodista Romina Mella en el artículo:

La pista de aterrizaje clandestina que se ve en el vídeo está a orillas del río Apurímac, casi al lado de otras dos pistas que lucen un uso reciente. Esta zona está relativamente cercana de la otra pista, más próxima al pueblo, donde aterrizaría otra avioneta, la CP-2873, que al tratar de ser intervenida por la Policía, logró fugar, junto con la camioneta que la había provisto con la carga de droga.

En seis minutos la nave aterriza, carga cocaína y despega. Comprar un sanguchón demora más.

 Pero, claro, tienes que saber algo sobre las narcoavionetas: según escribió Gorriti en una columna publicada en IDL-Reporteros, lo que estamos presenciado es el regreso del túnel aéreo que nos llevó a la gloria del narcotráfico en finales de los ochentas y comienzo de los noventas.

Esa época en la que mandábamos harta coca a Colombia.

Pero eso no es todo. Como dice Gorriti, estos aviones son chatarra pura:

 La mayor parte son viejas avionetas Cessna (sobre todo el modelo 206), generalmente fabricadas en las década de los 60 o 70 del siglo pasado y que, antes de pasar a la pila de chatarra en Estados Unidos, encontraron una súbita demanda de carcochas aéreas que elevó su precio, hizo lucrativo maquillarlas y venderlas en casi todos los casos a Bolivia.

En otra columna el periodista había advertido de esta situación pero con agravante:

Esas carcochas voladoras podrán encarnar la decrepitud aerotransportada, pero para mayor bochorno de nuestras fuerzas de defensa han resultado plenamente suficientes para demostrar, por si no estuviera claro, que la velocidad y fluidez del comercio energizan la producción y los servicios que la alimentan. Que en este caso es el narcotráfico.

Las ancianas avionetas aterrizan, despegan, se estrellan con frecuencia y los dueños reemplazan con rapidez avionetas, pilotos o ambos. Supongo que los más veteranos y experimentados de esos narcopilotos saludarán con un discreto batir de alas al sobrevolar Pichari a sus colegas de la FAP que los ven pasar desde tierra en plácido incumplimiento de su misión.

Entonces, el negocio es lucrativo. No solo tienes harta chatarra para reponer sino que también tienes un huevo de pilotos dispuestos a morir estrellados y ser reemplazados. No solo eso, estos pilotos suelen haber sido entrenado por la Fuerza Áerea. Romina Mella nos da un vistazo de la empresa:

La cocaína que transporta vale, en esa pista de aterrizaje, por lo menos 300 mil dólares. Al aterrizar en Bolivia valdrá más. Pero dependiendo de su destino final, podrá multiplicar ese valor diez, cincuenta o hasta doscientas veces.

Ese es el negocio: altamente rentable.

The Difference Between Bedspreads and Comforters
xvideos and other paranormal phenomenon

Beautiful Young Female Models of Asia Emerge in Fashion World
porno Just be ready with your kit

Taylor Swift a fashion winner twice in Manhattan this week photos
youporn orthodox greek wearables

How to Refurbish a Black Leather Purse
youjizz sports and fashion goods to buy

Premium quality Luggage Bags because Quality Lasts Forever
movie2k Pick it up from Jigsaw and add it to your wardrobe

Summer Fashion Camps in New York
xvideos it hasn’t been pulled off in this fashion

How Much Higher Can Francesca’s Holdings Go
black porn a stationary bike

Deciding on the Suited Kids Jewellery To Sell
cartoon porn You’ll often find them in brightly colored clothing

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe