noticias , sociedad Miércoles, 3 diciembre 2014

Un estudio internacional revela que los protestantes son mucho más comprometidos que los católicos en Perú

Cuando se anunció que el sucesor de Benedicto XVI sería un latino, Jorge Bergoglio, el mundo entero habló de la importancia que tiene América Latina para la Iglesia Católica. Sin embargo, una encuesta del Pew Research Center demuestra que esta situación ha empezado a cambiar.

Foto: Hola.com

Pero, ché. Foto: Hola.com

Según el informe, ahora solo el 69% de los adultos de la región afirman ser católicos. Antes, durante el siglo XX, esta cifra era el 90%. The New York Times es el diario que ha dado cuenta, con sorpresa, de esto.

Probablemente las últimas denuncias de pedofilia dentro de la Iglesia Católica han acelerado este descenso: 84% de los encuestados dijo que se consideraron católicos alguna vez. Es decir, hubo 15 puntos porcentuales de caída en una sola generación.

 

Uruguay: el país más laico

Foto: Contintanorte.com.ar

Grande, Pepe. Foto: Contintanorte.com.ar

El informe de Pew Research Center revela diferentes actitudes de cada país de la región hacia las enseñanzas de la Iglesia Católica. En la mayoría de países piden que, por ejemplo, se permita el uso de anticonceptivos y esté a favor del divorcio. De acuerdo al sondeo, en Brasil, Chile, Puerto Rico y Uruguay apoyan que existan sacerdotes mujeres. Es más, consideran que los curas puedan casarse.

¿Y cuál es el más católico de América Latina? ¿Perú, gracias a Cipriani? No. Es Paraguay, donde el 89% de los adultos son católicos. ¿Y el menos católico? Uruguay. En el país de Pepe Mujica, solo el 42% de la población es católica, menos de la mitad. De hecho, Pew Research describe a Uruguay como «de lejos, el país más laico de América Latina».

 

Ahora sí: ¿y Perú?

Foto: La Mula

Gulp. Foto: La Mula

Bueno, si América Latina ya no es tan católica, de acuerdo a esta encuesta, ¿qué es ahora?

Los resultados indican que las iglesias evangélicas y pentecostal están creciendo, a expensas del catolicismo. Lo que ocurre es que Latinoamérica sigue siendo el hogar de un estimado de 40% de la población católica del mundo. No obstante, el estudio de Pew Research revela que el 19% de los latinos ahora es protestante, pese a que la mayoría se ha criado católico y ha sido bautizado como tal.

¿Y dónde viene Perú? Justo aquí: es el tercer país con la mayor cantidad —con el 66%— de ahora protestantes que fueron bautizados y criados católicos. El primero es Colombia y el segundo Paraguay. Esto es fácil de comprobar en cualquier calle de las distintas ciudades de nuestro país.

Pero hay más. Perú presenta una marcada diferencia entre los protestantes y los católicos respecto al compromiso con sus creencias y prácticas religiosas. En el primer cuadro, el la «Brecha del Compromiso, muestra el porcentaje de gente que dice que la religión es muy importante en sus vidas, rezan a diario y atienden servicios religiosos semanalmente. Perú es el país con la quinta brecha más grande, a favor de los protestantes. Es decir, lo que muestra el cuadro es que los católicos son de esta religión casi por inercia.

La mayoría de protestantes sí practican su religión.

La mayoría de protestantes sí practican su religión.

En el siguiente cuadro, Perú ocupa nada menos que el primer lugar. Se trata de la brecha entre los porcentaje de gente que comparte su fe con otros, por lo menos, una vez a la semana. La diferencia entre protestantes y católicos, en nuestro país, es del 31%.

Y lo hacen por lo menos una vez a la semana. Tocan puertas como si nada.

Y lo hacen por lo menos una vez a la semana.

Por último, en los últimos 40 años, en nuestro país, la población católica ha disminuido en 19 puntos porcentuales. Hasta 1970, era un 95%, casi absoluto, y ahora es solo un 76%.

 

¿Por qué América Latina está dejando de ser católica?

Foto: The New York Times

Foto: The New York Times

Según Pew Research, los latinoamericanos que dejaron de ser católicos para ser protestantes —o para asistir a otras iglesias— lo hicieron porque «estaban buscando una conexión más personal con Dios».

Algunas otras respuestas son: porque querían disfrutar de otra forma de llevar la religión; porque querían un mayor énfasis en la moralidad; porque querían encontrar iglesias que ayuden más a sus miembros; y hasta porque quieren casarse con personas que no son católicos. Es aquí donde, de alguna forma, se concluye que las últimas denuncias y los escandalosos casos en los que la Iglesia Católica se ha visto envuelta han conseguido que la gente decida alejarse y prefiere algo «menos indecente».

¿Qué dirá el Papa Francisco, uno de los hombres más influyentes del mundo, de esta nueva situación de la Iglesia Católica? Sobre todo porque América Latina era considerada el futuro de esta religión.

Secured By miniOrange