corrupción , noticias , politica Miércoles, 26 noviembre 2014

Dos magistrados que favorecieron a Orellana y uno que fue retirado quieren ser presidentes del Poder Judicial

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
El palacio de justicia. Un bonito edificio donde ocurren cosas no muy bonitas. Foto: El Comercio

El palacio de justicia. Un bonito edificio donde ocurren cosas no muy bonitas. Foto: El Comercio

En caso no estés enterado, cada dos años algo pasa en el Poder Judicial: los jueces titulares se juntan, se encierran y eligen al presidente de dicho órgano y también a quienes estarán a la cabeza de las Cortes Superiores.

«¿Y a mi qué?», te preguntas. Tampoco te pongas faltoso pues. Esto es importante porque son estas personas las que determinan las políticas judiciales y además a qué sala y a qué juzgado serán asignados todos los jueces del país.

Y todo esto pasa en diciembre. Ahorita no más.

El tema, como remarca César Romero en La República, es que hay demasiados candidatos:

Los jueces supremos Víctor Prado Saldarriaga, Vicente Walde Jáuregui, Ana María Aranda Rodríguez, Víctor Ticona Postigo y Jacinto Rodríguez Mendoza son voceados como candidatos para la presidencia del Poder Judicial, en el periodo 2015-2016. Cinco candidatos es inusual a estas alturas de la elección, prevista para el jueves 4 de diciembre, y muestra la desconfianza que existe entre los 19 magistrados supremos que decidirán.

En anteriores oportunidades, a falta de un poco más de dos semanas para la elección, lo normal eran tres candidatos: dos claros favoritos y un tercero que buscaba una mejor posición u otro cargo. Pero hoy varios jueces supremos sienten que si comunican muy temprano sus preferencias podrían ser manipulados, como sucedió en diciembre con la elección del actual presidente Enrique Mendoza.

«Ya, ¿y?», dices con cero interés. Bueno, como nos ha hecho notar el periodista Jose Alejandro Godoy,más allá del hecho que es bastante cuestionable que los miembros de uno de los tres poderes del Estado se sorteen entre ellos, tres de estos cinco llaman la atención.

 

El retirado

El compañero Vicente. Foto: Rosa Maria Loyola

El compañero Vicente. Foto: Rosa Maria Loyola

Sacudido del Poder Judicial por el Consejo Nacional de la Magistratura en el 2006 tras afectar la cosa juzgada (aquello sobre lo que ya existe sentencia firme) por anular una sentencia favorable a la Sunat en un juicio con la empresa Becom, Vicente Walde Jauregui volvió gracias a una curiosa resolución del Tribunal Constitucional en 2010:

El TC anota que la destitución que se le impuso a Walde Jáuregui fue excesiva y ordena reponerlo en el plazo de dos días, bajo responsabilidad.

Según el máximo tribunal, el CNM se excedió en sus funciones y no motivó debidamente los argumentos para destituirlo en el 2006. Ahora deberá reponerlo en su puesto aunque el Consejo señale que sus resoluciones no se revisan.

Además es cercano al APRA, no solo postuló en 1980 como regidor en Jesús María por este partido, sino que también es pata de Alan García. También es profesor de posgrado en la Universidad San Martín de Porres. Dentro de sus milagros también figura haber sido abogado del cardenal Cipriani en el pleito por los bienes de la PUCP.

 

Los orellanos

El flaco Orellana. Foto: RPP

El flaco Orellana. Foto: RPP

Victor Ticona y Ana María Aranda suscribieron en su momento la sentencia que le permitió a Rodolfo Orellana apropiarse de un terreno de Lurín. Victor se ha hecho el loco, pero Ana María dijo que, como jefa de Control Interno, investigó a bastantes jueces que favorecieron al innombrable. Sin embargo, la OCMA mantiene pendiente estas investigaciones (en la corte de Ucayali hay jueces vinculados a Orellana que mantienen sus puestos).

Además Ticona actualmente preside la Sala Civil Transitoria, instancia por la cual han pasado muchos de los litigios de nuestro querido Voldemort.

 

La mejor opción

Él es. Foto: La República

Él es. Foto: La República

Dicen que es el que mejor opción tiene, sobre todo porque es «el más conocido»: Víctor Prado Saldarriaga. Fácil no te suena por nada, pero él fue uno de los tres integrantes del tribunal supremo especial que condenó a Alberto Fujimori y además se jacta de ser quien redactó la autoría mediata en el fallo. Dice la nota en La República:

Prado Saldarriaga cuenta con el respaldo del sector que en las pasadas elecciones apoyó al doctor Luis Felipe Almenara Bryson. Es la mejor carta para dirigir el Poder Judicial en un periodo que será crucial en la lucha contra la corrupción y el crimen organizado, en casos como La Centralita, Orellana, César Álvarez, Roberto Torres, narcoindultos y otros que vienen y afectarían a la clase política.

Suena bien.

 ***

Hay que tener en cuenta que las elecciones en el Poder Judicial se definen en dos vueltas si en la primera votación ninguno obtiene más del 50% de los votos. Quien gane asume el cargo el primer día útil del próximo año. Estaremos atentos.

 

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange