noticias Sábado, 8 noviembre 2014

Los días claves de Ayotzinapa hasta el descubrimiento de la masacre

Finalmente, ayer se confirmó la tragedia: los 43 normalistas de Iguala estaban muertos.  El Procurador General de México, Jesús Murillo Karam, haciendo acopio de todo el temple que le fue posible, explicó paso a paso cómo  estos 43 estudiantes habían sido asesinados, quemados y luego arrojados al río. Lo más terrible de este hecho es que no se trata de un caso aislado sino del único que ha podido concentrar la atención de los medios internacionales. Increíblemente, en la búsqueda de los estudiantes la policía encontró 6 fosas con 28 cuerpos que habían sido asesinadas hace algún tiempo.  En total, en México se calcula que existen más de 22 mil desaparecidos.

Patricio Reyes Landa, Jonathan Osorio y Agustín García Reyes, confesaron haber asesinado a los normalistas.

Patricio Reyes Landa, Jonathan Osorio y Agustín García Reyes, confesaron haber asesinado a los normalistas.

Estos tres hombres, capturados recientemente por fuerzas federales —Patricio Reyes Landa, Jonathan Osorio y Agustín García Reyes— confesaron que la noche del 26 de septiembre recibieron a un grupo de más de 40 personas de parte de policías de Iguala y Cocula, presuntos aliados de Guerreros Unidos. El 27 de setiembre cuando aún ni nos enterábamos de su desaparición, los normalistas ya habían sido asesinados.

Esta fue la conferencia que dio el Procurador explicando paso a paso:

26 de setiembre: El día de la desaparición

esta fue la ruta que siguieron los normalistas hasta llegar a Iguala

esta fue la ruta que siguieron los normalistas hasta llegar a Iguala

Los estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa tomaron dos camiones hasta Iguala, allí debían tomar otro carro para llegar a hacer sus prácticas a la Costa chica de Guerrero, así como enviar una comitiva a la Ciudad de México a la marcha conmemorativa del 2 de octubre.

Sin embargo, cuando el alcalde de Iguala, José Luis Abarca, se enteró de que dos camiones llenos de estudiantes llegaban, creyó que iban a boicotear el informe de gobierno de su esposa, María de los Ángeles Pineda. Inmediatamente llamó al jefe de la policía municipal y ordenó detenerlos. Para ello también pidió apoyo a la Policía de Cocula. El enfrentamiento entre los policías y los estudiantes que no entendían por qué los atacaban, dejó seis muertos (tres eran estudiantes normalistas) y  25 heridos. Además, 43 de ellos desaparecieron.

La policía municipal los entregó al grupo de narcotraficantes Guerreros Unidos para que sean eliminados y así sucedió. El 27 de setiembre, cuando el mundo recién se enteraba de esto y preparaba campañas, los estudiantes ya habían sido calcinados.

4 de octubre: No eran los únicos muertos

fosas

Cuando la búsqueda se intensificó,  la procuraduría de Guerrero confirmó el hallazgo de seis fosas clandestinas en las zonas de Pueblo Viejo y Loma de Coyote, en Iguala (a unos 30 minutos de donde ocurrió el ataque a los normalista); posteriormente se dio a conocer que había 28 cuerpos en ellas. Hasta ahora se ha podido identificar solo a 4 de ellas. Poco después aparecieron otras cuatro fosas y el número de asesinados aumentó a 38.

17 de octubre: Cae el líder de Guerreros Unidos

Fuerzas federales detuvieron al hombre considerado como el máximo líder del grupo del narcotráfico ligado a la desaparición de 43 estudiantes, anunció la Procuraduría General de la República (PGR).

Atraparon al líder de Guerreros Unidos. Foto: Univisión

Atraparon al líder de Guerreros Unidos. Foto: Univisión

Sidronio Casarrubias Salgado, señalado como líder de la organización Guerreros Unidos, fue arrestado un día antes (el 16)  junto con uno de sus operadores más cercanos.

Los números que actualizó Murillo Karam:  detenidos 36 policías de los municipios de Iguala y Colula, y 17 integrantes del crimen organizado. Asimismo, el funcionario federal detalló que hallaron tres fosas clandestinas más en Iguala.  El sacerdote defensor de los derechos de los migrantes, Alejandro Solalinde, dijo que los estudiantes están muertos y que incluso algunos fueron quemados vivos, de acuerdo con el testimonio que recibió por parte de dos personas.

Estaban heridos, y así como estaban heridos, los quemaron vivos, les pusieron diésel. Eso se va a saber. Dicen que hasta les pusieron madera, algunos de ellos estaban vivos, otros muertos“, dijo el sacerdote de 69 años a la agencia de noticias Nóvosti.

 

22 de octubre:  El gobernador y su esposa estaban detrás de todo

alcalde_esposa.jpg_687230853

Los autores intelectuales. Foto: Telesur

La PGR establece una nueva línea de investigación: reconoce que José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda estaban coludidos con el grupo delincuencial Guerreros Unidos; incluso reconoce a ésta última como la principal operadora. El Procurador Murillo Karam confirma que Abarca fue quien ordenó el ataque contra los estudiantes.

Semana dice lo siguiente sobre estos macabros personajes:

Trascendió que esta pareja trabajaba en coordinación con el grupo paramilitar Guerreros Unidos, la Policía, políticos de derecha y los barones de la droga. Todos formaban parte de un plan para avanzar desde el poder local hasta tomar el estado de Guerrero.Tras las imágenes de la idílica pareja bailando se escondía una realidad atroz. Numerosos y silenciosos crímenes. De hecho, en la búsqueda de los 43 estudiantes se han encontrado 20 fosas más. Era un verdadero baile de la muerte.

 

4 de noviembre: Atrapan a la pareja

detenidos

Durante la madrugada, poco antes de las 4 horas, autoridades confirmaron la detención de Abarca y su esposa en una casa de Iztapalapa, en el DF. La operación se llevó a cabo sin realizar un solo disparo, y en ella participaron 20 elementos de élite.

7 de noviembre: Se confirma la masacre

ayotzinapa

Familiares de los 43 estudiantes se reunieron nuevamente con el procurador Jesús Murillo Karam en el hangar del aeropuerto de Guerrero.

Tras la reunión con los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, el procurador Jesús Murillo Karam informó que “las investigaciones apuntan al homicidio de un amplio número de personas”.