noticias , sociedad Miércoles, 5 noviembre 2014

Despidieron a 13 bailarines de la Compañía Municipal de Ballet de Trujillo por fumar cigarros y besarse entre parejas

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe

Evelyn Rojas es gerenta de Educación, Cultura, Juventud, Biblioteca y Deportes de la Municipalidad Provincial de Trujillo. Esta entrevista publicada en el diario La Industria nos revela que el cargo le queda tan grande como el nombre afuera de su despacho.

La tia Eve, bien colonial con sus costumbres. Foto: Carlos Flores / La Industria

La tia Eve, bien colonial con sus costumbres. Foto: Carlos Flores / La Industria

 

Cigarrillos, besos y presupuesto

Tirando puchito luego del ensayo. Foto: Tumblr

Tirando puchito luego del ensayo. Foto: Tumblr

Tiene menos de 4 meses en el cargo y su primera gran obra ha sido no renovarle el contrato a 13 bailarines de la Compañía Municipal de Ballet. Ahora solo quedan 4 personas en el elenco.

Nos han informado de que las causas por las cuales despidieron a los 13 bailarines de la Compañía Municipal de Ballet serían por haber cometido algunas irregularidades.

—Yo recién he asumido la Gerencia en el mes de julio, hace poco, en realidad. Pero ya han habido bastantes indicios, básicamente, del comportamiento de los bailarines. Nosotros sabemos que cada quién tiene su forma de ser, pero hay documentación, papeles donde (se decía que) los chicos estaban fumando durante los ensayos.

Aguanta, ¿estaban lanzando?

 ¿Pero, qué fumaban? ¿Cigarros, marihuana?

¡Cigarrillos, cigarrillos! Cosas que se supone no está indicado porque ustedes saben que siendo bailarines, la idea es que mantengan adecuadamente sus cuerpos.

Pfff… vamos, tiene que haber una mejor razón para estar botando gente así, ¿no?

¿Los sacaron del ballet solo por fumar cigarrillos?

—No, no, no. No solo fue por eso, sino que también hay algunas denuncias que nos han hecho los padres de familia respecto a que habían conductas inadecuadas como, por ejemplo, que habían parejitas de bailarines que estaban besándose dentro de los ambientes donde se estaban desarrollando las clases.

Ya pues, señora, ¿en serio?

—¿Ese fue otro motivo para despedirlos?

—Sí, aparte de ello también se tomó la decisión de ya no contratarlos. Pero no es que se les haya despedido, sino que su contrato fin de mes (31 de octubre) y, ya pues. Entonces, se decidió ya no renovarles el contrato porque, aparte de ello, revisando el POI (Plan Operativo Institucional) solo había presupuesto para contratar a cuatro bailarines, pero, no obstante, se tuvo que mantener a todos.

…entonces, ¿es por presupuesto?

—Primero usted dice que se tomó la decisión de no renovarles el contrato porque los bailarines tenían conductas impropias; pero luego aduce que no había presupuesto.

Son dos cosas que se tienen que tomar en cuenta.

Creo que hablo por todos al decir que esta señora parece no tener mucha idea de qué está haciendo, ¿no?

 

Efectivamente, no tiene idea

La compañía de Ballet, antes de la llegada de la tía Eve. Foto: RBC

La compañía de Ballet, antes de la llegada de la tía Eve. Foto: RBC

Y no lo decimos en mala onda. Lo que pasa, más allá de tener una idea bastante errada sobre “la moral y las buenas costumbres”, Evelyn no se ha dado la chamba de conocer aquello que gerencia:

—La directora Mercy Delgado ha dicho que usted nunca ha asistido a una función de la Compañía de Ballet. ¿Eso es cierto?

—En este tiempo, no he ido a ninguna de las funciones. Son tres meses que estoy en la Gerencia. Llegó una sola invitación, pero, por ejemplo, a la doctora Gloria nunca se le ha enviado. Esta única invitación se me cruzaba con la agenda de Gloria y ya no pude ir. La señora Mercy me dio un informe pasando un recibo por honorarios de mil soles, por instalación de luces y sonido en una función; pero no me dijo en qué lugar fue la presentación ni adjuntó fotos, lo cual es obligatorio y necesario.

Y bueno, se le puede haber pasado la visita, pero estar desinformada es otra cosa:

—¿Y entonces desde cuándo empieza a funcionar como compañía?

—Exactamente, no tengo la información.

—Pero cuando ustedes asumen la Gerencia, ¿todavía era una escuela o ya existía como compañía?

—En realidad, no tengo esa información. No podría dártela.

Vale intentar también, ah.

Se supone que para tomar una decisión así (despidos) usted debería estar enterada del tiempo de formación del grupo. Además ¿cree que una compañía de ballet puede funcionar con cuatro personas? 

—No, es que nosotros hemos visto no perjudicar a la escuela; por eso, hemos dejado a todos los docentes. La escuela va a seguir funcionando.

Evelyn, go home por favor.

Para leer la entrevista completa puedes ir acá.

 

Diego Pereira

I'm back, bitches / twitter: @algunpereira / correo para chismes: diego@utero.pe