noticias Jueves, 30 octubre 2014

Nicolás tiene dos papás (al igual que Superman, Jesús y Lucila Campos)

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Portada del libro que deberías leer antes de querer quemar.

Portada del libro que deberías leer antes de querer quemar.

A estas alturas ya debes haber leído la historia de Nicolás y sus dos papás porque está disponible en varias páginas. Si no lo has hecho y tienes ganas de dejar tu comentario en mayúsculas con un mensaje a lo “MALDITOS CAVIARES NO AL LOBBY GAY”, sería bueno que lo leas.

Esto es lo que tienes que saber sobre el libro que ha causado tantas opiniones opuestas:

 

¿Quiénes son los padres de Nicolás?

The force is strong in this one.

The force is strong in this one.

“Nicolás tiene dos papás” es el primer cuento infantil chileno (y también de la región) sobre diversidad sexual y familias homoparentales. Fue escrito por la psicóloga y activista Leslie Nicholls y por Ramón Gómez, presidente de la ONG que produjo el libro: el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). que a su vez ha sido financiado por la Unión Europea y la Embajada del Reino de los Países Bajos.

 

Para un país tan conservador como es Chile, la publicación de este libro y su difusión acordada por la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) ha generado una ruptura de opiniones bastante marcada. La principal oposición llega por parte de los diputados del partido Unión Demócrata Independiente (UDI).

 

¿Dónde vive Nicolás?

touché. Foto: Deslengua2

touché. Foto: Deslengua2

Chile, repetimos, es un país bastante conservador. Estamos hablando de un lugar en el que hasta hace 15 años la sodomía era un crimen y un senador de la UDI defendía su penalización con este argumento:

Aunque en la práctica la sodomía no lleva a la detención o condena, es una importante señal del legislador mantener el delito, pues es una muestra de que a la ley y por ende a la sociedad, no le es indiferente el tema. Puede ser el inicio de una serie de otras propuestas que, indudablemente, socavan los valores sociales y atentan contra la familia y el bien común. Así, por ejemplo, ocurre con el matrimonio de homosexuales, su derecho a adoptar hijos y educarlos, como ha ocurrido en otras sociedades en que se han aceptado las relaciones sodomíticas. En Chile, sin ir más lejos, los homosexuales se propusieron poner el tema en la mesa de discusión, luego solicitaron entrevistas con dirigentes políticos para plantear su posición. Hoy se discute la despenalización de la sodomía y es fácil saber cuál será su próximo paso. La sodomía es una conducta anormal y antinatural.

Felizmente el Movilh logró detener este absurdo legal.

Pero no solo eso, hasta hace poco los homosexuales también estaban prohibidos de donar sangre, lo cual también ocurre disimuladamente en nuestro país: si alguna vez has ido a donar sangre verás que los homosexuales son considerados dentro del “grupo de riesgo”.

A la fecha, la unión civil entre personas del mismo sexo no existe en Chile, sin embargo un proyecto de ley ya ha sido aprobado por el Senado.

 

¿Quiénes conocen a Nicolás?

Superman, un alienígena que viene de un mundo más inclusivo.

Superman, un alienígena que viene de un mundo más inclusivo.

Los ánimos están bastante caldeados respecto a la libre difusión de este libro en los jardines Junji (que son lugares donde la educación es gratuita). Incluso la ex vicepresidente de esta junta se mostró en contra de ello:

El debate, según quieren dar a entender los diputados de la UDI, se centra en la falta de consideración para con los padres de familia que tienen “derecho a escoger la educación que quieren para sus hijos”. Bajo ese criterio sería bueno preguntar también si quieres que a tu hijo le enseñen religión, ¿no?

Sería bueno que veas todo este debate entre un miembro del Movilh y un diputado de la UDI. Para darte más ganas de verlo solo te adelantamos que el diputado no leyó el libro y sin embargo está detrás del pedido al Ministro de Educación chileno para detener la distribución:

Pese a asegurar que su principal preocupación es el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos, en el minuto 13:55 el diputado afirma que “si pudiera elegir, siempre elegiría que haya una mamá o un papá, pero no voy a tener un prejuicio inicial de una pareja homoparental”.

Más claro imposible.

De acuerdo con un censo hecho en el 2012, 35 mil chilenos viven con parejas del mismo sexo (e incluso se argumenta que la cifra es mayor, considerando que los homosexuales representan entre el 6 y el 10% de la población). En concreto, esto significa que las familias homoparentales existen.

Sí, esto también pasa.

Sí, esto también pasa.

Resulta absurdo afirmar que solo existe un tipo de familia en el mundo, sobre todo cuando comprobadamente la realidad es otra. Además, la tía Lucila Campos hace tiempo la tuvo clara:

Y acá dejamos un par de intervenciones más para tu consumo:

Ilustración de Diego Avendaño

Ilustraciones de Diego Avendaño

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange