noticias , politica , videos Miércoles, 29 octubre 2014

Una carajeada de Urresti es la dosis necesaria que necesitas para empezar bien (indignado) el día

Miguel Ángel Cornejo se queda chico al lado de Daniel Urresti al momento de motivar. Por lo menos, eso es lo que el ministro parece creer luego de meterle una carajeada en público a un policía que no terminaba de responderle para cuándo iban a estar las obras que había ordenado en una sede policial de Andahuaylas.

Urresti también tiene "el secreto". Foto: Captura TV Canal N

Urresti también tiene “el secreto”. Foto: Captura TV Canal N

“Si en tres semanas esto no está, lo mando al VRAEM”, le dijo al policía luego de que las personas alrededor celebraran el carajo de Urresti como si hubiera sido un gol de media cancha de Claudio Pizarro.

Próximamente en las mejores librerías del país, el bestseller de autoayuda: “El que se robe mi queso lo mando al VRAEM” escrito por el Ministro del Interior.

Pero hablando en serio, el ministro continúa haciendo uso de su mal entendido carisma para ganarse unos cuantos aplausos que celebran -sin saberlo- una prepotencia bastante vacía. Después de todo, como él mismo sabe, Andahuaylas no es una unidad ejecutora, depende del Cusco, lo que significa que la paralización de la obra no es culpa del policía carajeado.

Puro espectáculo. Y, de paso, reafirmación de la cultura del prepotente.

¿Hasta cuándo?