ecología , libertades , naturaleza , noticias , politica , sociedad Viernes, 24 octubre 2014

Histórico: se hizo respetar la consulta previa en Loreto y esto fue lo que pasó

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe

Una noticia de esta semana que no ha tenido mucho rebote en los medios locales y que merece harta difusión ha sido la suspensión del proyecto Hidrovía Amazónica ordenada por Luis Enrique Mayta Quispe, magistrado del Juzgado Mixto de la provincia de Nauta (Loreto) luego de que se omitiera la consulta previa en dicho proyecto.

¿¿¿AAAAAHH???

Más celebrado que gol peruano cuando aún parece que tenemos esperanza. Foto: TuTeve

Tú celebra nomás, ahorita te explicamos. Foto: TuTeve

Si casi cierras el Chrome después de leer «Hidrovía» + «Juzgado Mixto» y un montón de nombres que no conoces, aguanta. Acá te explicamos la importancia de esta decisión:

 

¿Oye, qué es eso de consulta previa?

Antes de explicarlo, tenemos que resaltar algo: en nuestro país, hasta antes de este caso, habían más probabilidades de capturar un pokemón en Machu Picchu que de ver a una comunidad ganándole al Estado en este tema. Así de histórico es.

Ustedes calculen las probabilidades de esto. Foto: Natnsimo

En la imagen: historia. Foto: Natnsimo

Contrario a lo que cree el gerente de Buenaventura, la consulta previa no es hacerle preguntas a cualquiera que se pone plumas en la cabeza. Tampoco, a decir del ministro de Energía y Minas, Eleodoro Mayorga, se trata de un bache para las inversiones.

La consulta previa en realidad es el reconocimiento de la existencia de otras voluntades antes de iniciar actividades que tienen que ver con la extracción o manipulación de algún recurso (natural o no) cuyo impacto afecta a cierto grupo de personas. Pero como esa definición es un tanto gaseosa y abstracta mejor te lo graficamos así: significa que si encontramos petróleo en tu cuarto, tenemos que pedirte permiso para mover tu cama y hacer un hueco en el centro de la habitación (cosa que antes hacíamos sin avisar).

 

Ya, pero por qué es histórico, pues

Este momento merece su lámina Huascarán. Foto: Láminas Huascarán.

Este momento merece su lámina Huascarán.

Como dijimos en este artículo publicado hace un año y medio, tratar de igual a igual a una comunidad es una chamba bastante complicada que el gobierno no sabía/sabe cómo encarar realmente. En esa época, cuando recién se instauraba la consulta previa (cuya aplicación hasta ahora no está reglamentada) se hablaba de la primera victoria:

(…) Sin una Base de Datos pública y oficial, comunidades como las de Cañaris o Mollepiña no sabrán nunca si les corresponde el derecho a consulta.

A menos que demanden al Estado.

En algún momento el Poder Judicial tendrá que reaccionar ante una situación concreta, por ejemplo, una demanda —dice un alto funcionario—. Allí el gobierno se verá obligado a definir estándares.

Lo mismo pasará con las comunidades que sientan que sus derechos fueron vulnerados desde 1995. El gobierno jamás aceptará que las concesiones de los últimos 17 años son revisables bajo ningún aspecto. Sería suicida. Pero las comunidades podrían recurrir al Poder Judicial para ver si les corresponde.

Tarde o temprano la realidad va a imponerse —dice el alto funcionario.

En algunos sectores del gobierno existe la confianza de que así, caso por caso, gota a gota, y sin agitarse mucho, las comunidades ejercerán su derecho y el gobierno mantendrá la estabilidad.

Bueno, ¿adivinen qué? Acaba de pasar exactamente lo que dijimos que pasaría.

 

¿O sea que la hidrovía amazónica no va más?

Una obra necesaria (pero que debe ser consultada) Foto: El Peruano

No va, al menos, hasta que consulten bien Foto: El Peruano

Como sabes, y aunque parezca obvio nunca podemos dejar de repetirlo, los ríos son importantes. No solo porque son fuente de alimentación, sino también porque son rutas de movilización. Por ejemplo, Iquitos es inaccesible por carretera (y hasta ahora la manera más práctica de llegar es por avión).

Una ‘hidrovía’ es como una carretera de río. Permite una mejor navegabilidad.

Esta es una obra necesaria: que te quede claro que las comunidades nativas Kukama Kukamiria no quieren meterle cabe a la inversión. Lo que quieren es que alguien les aclare el tema del dragado de ríos.

Dragar es extraer el fondo de un río (barro, piedras, arena o cualquier otra cosa que haya ahí abajo) con la finalidad de darle mayor profundidad y hacerlo más navegable. Esta es una actividad que puede afectar a la pesca. Por eso es que resulta necesario ver todos los detalles de este plan.

 

Seguro que ustedes son unos comunistas que odian la inversión

No se trata de eso. Se trata, simplemente, de tratar a los pueblos indígenas como adultos con responsabilidades. Como ya dijimos, la hidrovía es necesaria. Pero también es necesario que todos los peruanos sean capaces de disponer qué sucede dentro de sus barrios. La disposición de territorio y recursos naturales es bastante relevante para cualquier comunidad. Pero esto nunca se ha aplicado y, hasta ahora, nadie ha hecho nada. Al respecto, Juan Carlos Ruiz Molleda, coordinador del Área de Pueblos Indígenas del Instituto de Defensa Legal (IDL) dijo esto:

Tras 19 años que ha entrado en vigencia y es exigible el Convenio 169 y el derecho a la consulta, ninguna actividad minera ha sido consultada, eso es un escándalo. ¿Cómo es posible que casi 20 años hayan pasado desde que esta el Convenio 169 y no hay ninguna actividad minera consultada? Esta sentencia lo que hace es marcar un camino el cual debe ser recurrido por los pueblos indígenas para exigir el respeto a sus derechos

Una vez más lo recalcamos y lo ponemos en negritas: momento histórico.

Y fue así que el Perú dio un paso hacia adelante, ahora solo hay que asegurarnos que no demos dos pasos hacia atrás.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange