noticias , politica , violencia Jueves, 23 octubre 2014

Caos e incendios por culpa de los votos golondrinos. Sorry, no es en San Isidro (pero igual alguien debería hacer algo)

Todo lo que vamos a presentar se inició este lunes en la madrugada. Ese día, finalmente, se publicaron los resultados oficiales de la ONPE en Ayabaca, Piura, que daban como ganador una vez más al alcalde Humberto Marchena. Entonces sucedió esto:

La portada de ayer del diario piurano El Tiempo.

No, no lo de Renée, la OTRA noticia.

Después de dos días, las protestas se intensificaron y ya salieron en la televisión. Se suspendieron las clases por culpa de la violencia. Actualmente, la calma ha llegado después que 400 policías de Piura con refuerzos de Chiclayo y Tumbes tomaron el control de la ciudad. Veamos qué es lo que estuvo pasando en esta provincia piurana y por qué es la única que, casi un mes después de las elecciones, ha decidido reclamar como lo está haciendo.

 

1. Otro alcalde eterno

alcalde_review

Parece que no le gustan mucho las fotos. Foto: La República

Toooodo lo que está ocurriendo en Ayabaca es por este señor. Es Humberto Marchena, el eterno alcalde piurano que registra OCHO periodos consecutivos. Marchena ganó la reciente elección municipal con el movimiento “Alternativa de Paz y Desarrollo», obteniendo 19.969 votos, igual al 39,38%. Se impuso a sus opositores: la Unión Democrática del Norte. Esta tuvo 16.291 votos, obteniendo el 32,12% de las preferencias, según la ONPE.

De acuerdo con su hoja de vida, Marchena ni siquiera pudo concluir sus estudios primarios. Aún así, ha sido electo desde 1989 como alcalde, primero en el distrito de Lagunas, de la provincia de Ayabaca. Desde ahí, se mantuvo en ese cargo hasta el 2006, es decir, por cinco periodos seguidos. Luego, se lanza a la provincial en las elecciones de ese año y ahora ha conseguido mantenerse en el cargo por tercera vez. En total suma 25 años como alcalde (y se va por los casi 30).

Como era de esperarse, esta re-reelección no les ha gustado nada a un sector de piuranos de esta provincia. Ojo que hace seis meses, el Jurado Nacional de Elecciones salvó de una vacancia a Marchena. Este también ha sido uno de los motivos de las protestas contra él. Sigamos.

 

2. Los «votos golondrinos» no son exclusivos de San Isidro

Foto: Radio Cutivalú

Foto: Radio Cutivalú

Madeleine Osterling, sorprendentemente, no tenía razón. El famoso «golondrinaje» no es «normal» en las «provincias». Fuera de San Isidro también se indignan, darling.

Precisamente, en Ayabaca ha ocurrido el principal caso de este fenómeno. Los ciudadanos protestan por la existencia de votos golondrinos en Ayabaca, un provincia con poca cantidad de votos, típico de los lugares con golondrinaje. Además, los opositores al alcalde reelecto señalaron que se usaron programas sociales para condicionar votos.

La mayoría de los manifestantes llegaron de los distritos a la capital provincial y mantuvieron bloqueado los ingresos al Palacio Municipal, al hotel municipal Samanga y al coliseo municipal, en donde también funcionan oficinas administrativas del municipio. Tras el desalojo de la Municipalidad de Ayabaca por parte de la policía, quemaron cinco maquinarias municipales.

1383692_927491500612480_582156919307046080_n

Quemaron unidades de la Municipalidad. Foto. Noticias Piura 3.0

Aquí se puso realmente fea la cosa.

 

3. El resultado fue 20 heridos y 11 detenidos

Foto: Noticias Piura 3.0

Foto: Noticias Piura 3.0

Entre el martes y ayer ocurrió la peor parte de la protesta. Después de 3 días consecutivos, un comunicado de la Policía informó que el resultado era 20 heridos (6 policías y 14 civiles) y 11 detenidos. El mismo reporte de la PNP de Piura señalaba a Rogelio Cruz, candidato del movimiento Fuerza Regional que quedó tercero en las elecciones, y a Marino Rivera –electo regidor y secretario del mismo movimiento– como los azuzadores de la población. Estos lo han descartado.

Dos comisionados de la Defensoría del Pueblo se encuentran Ayabaca para verificar la salud de los heridos y las denuncias de abuso por parte de la Policía (ayer estuvo circulando un vídeo donde se ve a policías destruir de la nada una motocicleta).

 

Luego intentarán reunirse en la parroquia con una comitiva de la población para recoger sus demandas y trasladarlas a las autoridades que correspondan, de acuerdo a Radio Cutivalú.

Foto: Edwin Yhonny Cedano

Foto: Edwin Yhonny Cedano

El jefe de la Oficina Defensorial de Piura, César Orrego Azula, dijo al mismo medio de comunicación que se comunicó con los jefes del Jurado Electoral Especial y Oficina Descentralizada de Procesos Electorales de Sullana, quienes informaron que las elecciones en Ayabaca se realizaron con normalidad y no se presentó, en los plazos establecidos, ninguna denuncia ni queja formal de supuestos «votos golondrinos«, como se ha denunciado.

Hoy Orrego anunció que un grupo de auditores de la Contraloría General de la República irá a Ayabaca este martes 28 para recoger las denuncias sobre presuntos actos de corrupción en la gestión de Marchena. Además advirtió que una denuncia contra el re-reelegido alcalde ya está formalizada ante el Poder judicial y otros tres casos están en proceso de investigación en el Ministerio Público.

Foto: Edwin Yhonny Cedano

Foto: Edwin Yhonny Cedano

Pese al regreso de la calma, Bartolomé Tomapasca, dirigente de la Federación de Comunidades Campesinas de Ayabaca, advirtió que su lucha continuará hasta que las autoridades investiguen las 23 denuncias por corrupción que tiene Marchena y lo sancionen. En todo momento los manifestantes han exigido la anulación de las elecciones y la presencia de una Comisión de Alto Nivel de la Presidencia de la República, de la PCM o de la Contraloría. 

Hasta el momento, desde Lima, solo se ha pronunciado la vicepresidenta de la República, Marisol Espinoza:

 

¿Y el alcalde?

A todo esto, ¿qué ha dicho al hombre por el que tooodo esto ha estallado? Desde la clandestinidad se comunicó con el diario El Tiempo de Piura y aseguró que pese a las protestas no renunciará al cargo porque no se considera un funcionario corrupto.

“No es el pueblo el que me rechaza. Es un pequeño grupo de 200 personas el que no me quiere. Incluso sabemos que parte de la gente no es de la zona y han sido contratados. Temo que me maten porque eso es lo que quieren”, dijo Marchena, quien está fuera de Ayabaca.

Antes, su hijo ya había declarado a RPP. El también es acusado por la población de ser quien realmente gobierna en el municipio de Ayabaca porque su padre con 60 años no estaría bien de salud. Baldomero Marchena Tacure, quien es consejero regional, ha negado todo esto así como las acusaciones de corrupción y ha dicho que el alcalde está bien y que solo se trata de ataques políticos de sus rivales. «Están ardidos porque han perdido».

Por ahora, se supone que todo está en calma. Sin embargo, las advertencias han sido claras y Ayabaca ha mostrado que su protesta no es un juego. No los perdamos de vista.
Secured By miniOrange