noticias , politica Jueves, 9 octubre 2014

Alguien dígale a Madeleine Osterling que lo que está viendo no son golondrinos (y que todo va a estar bien)

Habíamos prometido dejar de lado a nuestra reina Maddy O., pero los sagrados bosques élficos se están agitando y simplemente teníamos que hacerlo:

¡POR RIVENDEL SAN ISIDRO!

¡POR RIVENDEL SAN ISIDRO!

Un intrépido reportero de América Noticias decidió ponerle fin a la falta de sueño de Madeleine Osterling quien, luego de ser derrotada por 800 votos en las elecciones del domingo pasado frente a Manuel ‘CeJota’ Velarde, se rehúsa a volver a Rivendel.

Esto es lo que descubrió el colega y lo compartimos acá porque todo vale con tal de imaginar a Maddy gritando “¡FRAUDE!”.

Las conclusiones, en caso hayas optado por saltearte el reportaje, son cinco:

  1. Cuatro (04) trabajadores municipales pusieron en su DNI que residían (o sea, que viven, habitan, domicilian) en su local de trabajo, ubicado en San Isidro, cuando en realidad viven exiliados de este paraíso.
  2. De estos cuatro (04) trabajadores, tres (03) son militantes del PPC (lo cual en realidad debería ser un logro porque todos creíamos que a estas alturas ya no había nadie en ese partido)
  3. Otras tres personas (03) (claramente una familia compuesta por papá, mamá e hija) no cambiaron su domicilio y curiosamente también son militantes pepecistas (insistimos: un logro, sobre todo porque la hija -según el reportaje- también milita)
  4. Esta ‘jugada’ es un plan maestro del PPC para voltear los resultados de las elecciones con la influencia de siete (07) personas.
  5. La corbata del presentador (01) del noticiero es verde. Estamos investigando a ver si le encontramos alguna afiliación pepecista. (Bueno, esta no es una conclusión real pero alguien debería hacer un reportaje al respecto) 
Tranquila Maddy. Chilea parfavar.

Tranquila Maddy. Chilea parfavar.

 

No, Maddy, no es fraude

Como bien explica Fernando Tuesta en su Facebook:

“Para que este acto delictivo [el voto golondrino] sea efectivo, debe hacerse en un número suficiente como para voltear la voluntad popular. Por eso ocurre en distritos rurales o semi urbanos de pocos electores (Pucusana O en Huarochiri, donde hubo violencia)”.

Es justamente sobre los votos golondrinos en los distritos rurales o semi urbanos que Madeleine lanzó una frase para la posteridad en la entrevista que le hizo Milagros Leiva anoche:

Es vergonzoso no solamente por tratarse del distrito de San Isidro. Sé que los ‘votos golondrinos’ existen en los pequeños pueblos del país, en las provincias. Pero es inaceptable que exista en San Isidro

Igualitaaaaaaaa

Igualitaaaaaaaa

Mejor volvamos al post de Tuesta

Entonces, ¿hay voto golondrino en San Isidro?

“¿Es lo mismo en San Isidro? si, como desliza la nota, el propósito de los 4 trabajadores del municipio, que votan pero no viven en SanIsidro, era favorecer a un candidato, éste es tonto, ignorante o le gusta perder su dinero. ¿Cuántos electores se necesita que cambien de domicilio en San Isidro, para que se tenga alguna posibilidad de voltear una elección y llevarlos a votar (en camiones) como sucede en distritos pequeños? Bueno, el padrón de San Isidro es de más de 72 mil electores. Si el propósito era el “golondrinaje”, pues iba directo al fracaso.

Pero, ¿y estos siete golondrinos que han ampayado qué son entonces?

“Lo que sí ocurre es que en San Isidro, como cualquier otro distrito de Lima (Miraflores se dice que se un tercio) es que hay electores que no viven en el distrito y no han hecho cambio domiciliario, sea por interés o irresponsabilidad. A estos he denominado en mi artículo “elector perezoso”. Como dato adicional recuerdo que el padrón en todo el Perú, se cerró el 7 de junio, antes del cierre de las candidaturas, que se realizó un mes después.”

Pero, ¿y el reportaje?

No hagamos pues de estos 4 trabajadores chivos expiatorios, gritando fraude. Solo basta mirar cada uno su DNI y el del costado, para ver cuántos no votan en su lugar de residencia. Eso es lo que se tiene que cambiar, esperando que esa nota prosiga con una campaña verdadera y no se detenga en una preocupación sanisidrina.

Está bien que a Maddy le parezcan “normales” estas situaciones en las barbáricas provincias, pero la situación es realmente seriaen Huarochirí se han quemado ánforas por denuncias de votos golondrinos, en Cajamarca agarraron a golpes a un hombre acusado de llevar desconocidos a las votaciones y en Tumbes hay un muerto y un herido por la misma situación.

 

Y a todo esto, ¿qué opinan los demás fujimoristas?

La congresista fujimorista Luisa María Cuculiza, entrevistada casualmente por Jimmy Chinchay hace unos minutos en el hemiciclo del Congreso, se mostró bastante indignada con el supuesto fraude para con la candidata de su partido. “De tucanes pasaron a golondrinos” dijo, para luego añadir que “esas elecciones deben anularse“.

¿En serio?, ¿anular las elecciones por siete (07) pepecistas? ¡Pero si esa es la misma cantidad de partidarios que ahorita permanecen dentro del recinto del Partido Popular Cristiano!

Maddy, reina, por favor haz oídos sordos a estos gritos de guerra porque está bien difícil que la rebelión sanisidrina tome forma porque ahorita, en plena primavera, la indignación NO VA.

Pero igual siempre serás la reina de estas indignadas redes sociales.

Pero igual siempre serás la reina de estas indignadas redes sociales.