corrupción , noticias , politica Viernes, 26 septiembre 2014

¿Esta puede ser la salvación para que el “roba pero hace obra” no gane la próxima semana?

Why, Susy, why.

Why, Susy, why.

Tras el debate que organizó El Comercio con los candidatos a la alcaldía de Lima, Susana Villarán invitó a Luis Castañeda a que la acompañé a ver las obras que ha hecho en sus cuatro años de su gestión municipal. “Con mucho respeto”, se acercó y le dio una invitación.

Castañeda nunca apareció. Pero esto solo hizo que una manchita de amarillos le digan a Susana que no ha hecho nada y hasta le entregaron una lupa para encontrar sus obras. Es decir, le dijeron vaga, no has hecho nada y si lo has hecho, ni se ve.

A estas alturas no hay forma. Todo indica que Castañeda va a ganar las elecciones, y que esta campaña no se polarizó entre el Mudo y el resto, sino entre Villarán y el resto.

Si Villarán realmente quiere impedir que gane Castañeda, Juan Carlos Valvidia dice que tendría que renunciar. Estos son sus argumentos.

Lean:

Cuando se pregunta quien será más trabajador, Castañeda es identificado por el 57%, mientras que Susana Villarán es solo identificada como trabajadora por el 10%.

Ese es el verdadero factor de polarización en las elecciones limeñas. La administración de Susana Villarán esta signada por la figura de “vaga”, mientras que Castañeda por la de trabajador. Durante su campaña, Castañeda ha resaltado este hecho. Susana Villarán no ha podido resaltar ningún atributo que la ayude a posicionar su imagen. Parece que la ciudadanía entiende que se atreve, pero a hacer las cosas mal.

Susana Villarán debió construir una imagen de eficiencia. Para ello puso en funcionamiento el Corredor Azul, y como la percepción ciudadana no se equivoca, fue una muestra más de improvisación y desorden. Entonces la señora Villarán demostró que su principal competidor era ella misma, su propia gestión.

Así Castañeda es el principal beneficiario de los errores de estrategia de la señora Villarán y sus carísimos asesores de campaña.

Según Valdivia esta sería la solución:

Si la señora Villarán cree en serio que el retorno de Castañeda es lo peor que le puede suceder a la ciudad, debería retirarse de la campaña electoral. Es ella la única responsable de los altos niveles de aprobación del candidato de Solidaridad Nacional. Veremos si realmente se atreve.

Lamentablemente hay mas probabilidades que gane las elecciones a que renuncie.

Secured By miniOrange