denuncia , narcotrafico , noticias , politica Martes, 16 septiembre 2014

Estos son los dos congresistas denunciados por lavado de activos que han reactivado la alerta del narcotráfico en la política

La semana pasada quedó comprobado que las redes del narcotráfico habían penetrado las paredes del Congreso y se habían instalado en los escaños de los congresistas José León, de Perú Posible, y del fujimorista Joaquín Ramírez. En una misma semana, a los dos congresistas se les ha abierto una investigación por lavado de activos y aunque se trata de un proceso que debe seguir una ruta larga, es preocupante que las relaciones del narcotráfico hayan llegado tan lejos.

 

Los tres actos de León

Foto: Perú21

Ahora, pues. Foto: Perú21

 

Esta historia se divide en tres momentos.

Primer acto

La Dirandro incautó más de 7 de toneladas de clorhidrato de cocaína camuflada en carbón en un almacén en Huanchaco. Curiosamente, el papel que cubría la droga tenía la imagen de un león como símbolo. Como parte de las investigaciones, la policía allanó una lujosa casa en este balneario de Trujillo donde vivía el capo mexicano Rodrigo Torres conocido como el “Lic”. La propiedad se la alquiló nada menos que al congresista José León.

La residencia León alquilada al "Lic" Foto: La Industria

La residencia León alquilada al “Lic” Foto: La Industria

Segundo acto:

Un video publicado por la revista Caretas reveló que existe un nexo entre León y Torres más allá de arrendador-inquilino. El parlamentario visitó al narcotraficante mexicano en su casa en Huanchaco diez veces, según declaró a Cuarto Poder.

Sin embargo, cuando salió a la luz el vídeo -que fue grabado por la Dirandro cuando le hacían el seguimiento al “Lic”- el congresista negó cualquier vínculo y dijo que no sabía que en la casa que su esposa alquilaba en Trujillo vivían  extranjeros. León señaló que le arrendó la casa a señora Lucía Villavicencio, pero las investigaciones revelaron que esa mujer era en realidad la empleada de limpieza del narco hoy prófugo. Luego aceptó que visitó la casa dos veces, tal y como se veía en las imágenes, pero dijo que era porque el contrato ya había vencido meses atrás y les pedía que se vayan. Siempre, según él, pensó que eran empresarios.

Tras este último destape, la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, a cargo del magistrado Manuel Castro Sánchez, inició una investigación contra el congresista  León para que explique su relación con el narcotraficante mexicano Rodrigo Torres, presunto dueño de las 7,5 toneladas de cocaína decomisadas hace unos días.

El congresista ha señalado que se allanará a la investigación y que los videos donde se ve en la casa solo grafican “la transparencia” del alquiler. El “Lic” está prófugo y aún no ha hablado (para la suerte de León).

 

Tercer acto (y el que ya es el colmo):

Otro vídeo muestra un nuevo vínculo del peruposibilista con el narcotráfico: sería cercano al clan de los Sánchez Paredes. El programa Panorama difundió unas imágenes donde se ve a León con su esposa en una fiesta navideña del grupo empresarial Minera Ganadera e Inmobiliaria San Simón, dirigida por Manuel Sánchez Paredes. En este se ve que los esposos León eran los invitados de honor de la celebración y hasta le agradecen su presencia con un discurso.

El vídeo es del 2006, meses después que inicie la investigación policial a esta familia por el presunto delito de lavado de activos provenientes del narcotráfico. Peeeero para esa fecha ya se habían publicado varias investigaciones periodísticas que revelaban los supuestos vínculos con el tráfico ilícito de drogas. Es decir, sí sabía quién era y no pensaba que era solo un empresario. Otro dato que lo acerca a los Sánchez Paredes es que tanto el congresista como este clan son trujillanos.

Esto es lo que se llama una amistad peligrosa que puede decir mucho. León no se ha pronunciado por esta denuncia.

 

¿El financista de Fuerza Popular es narco?

Foto: Perú 21.

Joaquín “todo es una payasada” Ramírez Foto: Perú 21.

¿Quién es este señor?

Lo más probable es que antes de esta denuncia, muchos no supieran quién era este congresista y menos que era fujimorista. Para más señas, tiene un hermano, Osías Ramírez, que es candidato a la presidencia del gobierno regional de Cajamarca; y por si fuera poco su tío, Fidel Ramírez, es el dueño de la universidad Alas Peruanas. De hecho, el parlamentario estudió administración de empresas en esta universidad desde 1990 hasta el 2008.

Además de ser congresista de la bancada fujimorista, es nada menos que el secretario general de Fuerza Popular. Es decir, el reemplazo de Jaime Yoshiyama en el cargo. Y es más, según La República, es el principal financista del fujimorismo. También es dueño de cuatro equipos de fútbol, entre ellos el UTC de Cajamarca (sí, donde juega Reimond Manco).

¿Cuál es la acusación?

La procuradora ha salido con todo. Foto: Perú 21

La procuradora ha salido con hartas pruebas. Foto: Perú 21

La procuradura Julia Príncipe ha pedido a la Fiscalía de la Nación el inicio de una investigación preliminar al parlamentario y a sus 19 de sus empresas por presunto blanqueo de dinero de procedencia ilícita. Es decir, por lavado de activos. Esto por evidenciarse operaciones económicas inusuales.

Entre las empresas comprendidas en la denuncia, documento consta de 1.450 folios y 350 anexos producto de varios meses de seguimiento, están:

  • Agroindustrial San José
  • Capricornio Import
  • Lima Ingeniería y Construcciones
  • Promotora e Inmobiliaria Primavera
  • Constructora e Inmobiliaria Habitaria
  • COGECO-Compañía General de Combustibles
  • Integral Technologies
  • Nauta Blue del Perú
  • NorGrifos
  • Cerro Negro
  • Ofisoft
  • Milestone Group
  • Expreso Turismo Galgos
  • Club Deportivo UTC de Cajamarca.

Desde el anuncio del pedido de investigación, Príncipe fue clara con el por qué esto no es un chiste y por qué el crecimiento económico desbordante del congresista levantó las sospechas de su despacho.

La Procuraduría ha evidenciado una serie de operaciones económicas inusuales: aumentos de capital y adquisición de inmuebles y vehículos a título personal y de empresas inmobiliarias, grifos y clubes de fútbol.

Según sus últimas declaraciones juradas como funcionario público (2012-2013), su fortuna personal creció en un millón de soles. Igualmente, desde enero de este año, además de su labor en el Congreso, Ramírez gerencia los clubes Manucci, de Trujillo, y Atlético Grau, de Piura, donde ha ofrecido inversiones por dos millones de soles en cada equipo.

En el informe de la Procuraduría se pide, además, que la Unidad de Inteligencia Financiera se encargue de los aportes sospechosos y del levantamiento del secreto bancario, tributario y bursátil. 

 

¿Qué respondió el congresista?

Foto: Epensa

Joakin, el man del fujimorismo. Foto: Epensa

Muy suelto de huesos, en entrevista con Milagros Leiva, el fujimorista rechazó la denuncia, dijo que es una payasada y que la procuradora está siendo utilizada políticamente en su contra por el Gobierno. Incluso su bancada, quien ha decidido blindarlo en todo momento, ha dicho que esto es un “psicosocial” y un “intento de amedrentar a la oposición”.

“Ella ha recibido un correo anónimo y ha recogido periódicos y armado un expediente. Somos una familia que ha salido de abajo, que creemos e invertimos en nuestro país. Tengo quince años en la construcción y venta de inmuebles. Que se investigue todo lo que tenga que investigar, pero después ¿quién va a limpiar la honra de mi familia? Que se levante el secreto bancario, tributario, pero no nos vamos a callar”, dijo en conferencia de prensa.

Si se confirman los indicios advertidos por la Procuraduría, se solicitará el levantamiento de la inmunidad parlamentaria para formalizar indagación penal. Y ahí le cae la noche.

aires (1)

Estos dos casos han sido, hasta el momento, los que han demostrado claramente cuál es el nivel (y hasta dónde puede llegar) de una infiltración de actividades ilícitas en el Congreso. Mucho dice que el 89% de los peruanos creen que los congresistas tienen relación con el tráfico ilegal de drogas, de acuerdo a la última encuesta publicada de Pulso Perú de Dátum.

Mientras tanto, la presidenta del Congreso, Ana María Solórzano, informó ayer que el Consejo Directivo aprobó una moción para formar una comisión especial que investigará los posibles nexos entre la política y el narcotráfico. ¿Y cómo? ¿No era que otorongo no come otorongo?