corrupción , noticias , politica Viernes, 5 septiembre 2014

Los 9 casos más notables de la investigación que ha puesto nerviosos a todos los candidatos en Lima

Todos los nuevos hallazgos sobre los candidatos, a un mes exacto para las elecciones regionales y municipales, son realmente bienvenidos.

La amplia investigación del portal Ojo-Público incluye una herramienta digital llamada Cuentas Juradas, destinada a que cualquier ciudadano pueda fiscalizar a sus candidatos. Esta aplicación periodística permite hacer una revisión histórica, especialmente, de las declaraciones que presentaron a la Contraloría los 38 alcaldes distritales de Lima que aspiran a la reelección y otros 23 que quieren volver al poder.

"Cuentas Juradas"

«Cuentas Juradas»

Esta serie de investigaciones, además de revelar las grandes mentiras, engaños y oscuros pasados de los candidatos a municipios limeños, muestra otra cosa: que existe un mal control por parte de la Contraloría para detectar casos sospechosos de enriquecimiento ilícito u otras formas de corrupción.

Esto son sólo algunos de los principales hallazgos del equipo de Ojo Público:

 

1. La pepa: Castañeda no declaró 80 mil soles (o más)

Foto: Diario16

Foto: Diario16

Uno de los informes más reveladores que publica Ojo Público en este especial electoral es el del exalcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio.

El candidato nunca esclareció por qué existen montos de 80 mil soles y 157 mil soles que no cuadraron en sus ocho declaraciones patrimoniales que entregó a la Contraloría entre el 2003 y el 2010 cuando era alcalde. Prácticamente quedaron en el aire, según las investigaciones de Ojo Público.

Es más, revisaron su declaración al Poder Judicial sobre el caso Comunicore (porque no hay que olvidarse de esto), y solo declaró ser dueño de los dos inmuebles, «poseer una cuenta corriente en el banco de Crédito y recibir un pago mensual de 14.000 dólares como “abogado consultor” (pero no dijo que el pago procedía de la Universidad Telesup del congresista José Luna)».

Además, actualmente según Registros Públicos, quien lidera las encuestas para ser alcalde de Lima, no tiene casi ni un bien. Así lo explica el periodista Óscar Castilla:

Descubrimos que este solo es dueño de la vivienda en la calle Montoneros de Surco, comprada en los años 80 junto a su entonces esposa. El inmueble de La Molina no figura entre sus propiedades. Tampoco tiene vehículos a su nombre. 

De los 80 mil, naranja. Nosotros solo le recordemos sus propias palabras: «tenemos el pecho transparente».

 

2. Heresi incrementó más de 200% sus bienes

Foto: Facebook Salvador Heresi

Foto: Facebook Salvador Heresi

Uno de los alcaldes que con «mucha suerte» incrementaron como la espuma sus patrimonios es Salvador Heresi. Según el análisis de Ojo Público de todas sus declaraciones juradas, el candidato por Perú Patria Segura incrementó su patrimonio en un 225%.

heresibienes

Recordemos que hace unos días, un informe de La República reveló que el candidato por Perú Patria Segura ha reportado menos propiedades que en el 2010, cuando postuló por tercera vez para ser alcalde de San Miguel. Ahora ya no tiene a su nombre uno de los estacionamientos y un departamento, cuyas adquisiciones lo incluyeron a él y a miembros de su familia en una investigación fiscal por el supuesto delito de enriquecimiento ilícito, defraudación de impuestos y lavado de activos en el 2009.

Ojo Público ha anunciado ampliar los casos más relevantes. El de Heresi parece ser uno de ellos.

 

3. Felipe Castillo: uno de los alcaldes que «perdieron» dinero

felipe

Foto: La República

Pero esa «buena fortuna» no alcanzó a todos los alcaldes. Otro de los hallazgos de Ojo Público revela que diez alcaldes, de los 43, disminuyeron su patrimonio mientras estuvieron en el cargo. ¡Pobrecitos! Lo bueno es que por lo menos cinco de estos tienen investigaciones por enriquecimiento ilícito y corrupción.

Uno de ellos es el señor que en el debate municipal pidió votar por la «linda wawita»: Felipe Castillo, que ahora postula al sillón de Lima Metropolitana. Precisamente él es una de las autoridades que registran procesos judicializados. Como si fuera poco uno de los juicios es por el desvío de más de 16 millones de soles por el que la Fiscalía Anticorrupción pide 9 años de cárcel. La periodista Fabiola Torres explica este caso:

Felipe Castillo, redujo en 31% su patrimonio reportado entre el 2003 y 2014. Es decir, su fortuna pasó de 607.128 soles a  419.706 soles en doce años consecutivos de gobierno distrital.

Sin embargo, Castillo, procesado por malversación de fondos, no colocó la totalidad de sus bienes en su declaración jurada de este año. En este documento consignó solo una casa en la avenida El Trébol de Los Olivos, dos terrenos en el balneario de Santa Rosa, un auto y 144.643 soles en el rubro de montos protegidos por la reserva bancaria.

El candidato a la alcaldía de Lima, en entrevista con Ojo Público, reconoció que tiene seis propiedades, que no ha consignado y que están a nombre de su esposa en Registros Públicos. «Finalmente, todo lo que ella posee también es mío», dijo.

 

5. Burgos, un caso aparte

Foto: La República

Foto: La República

Ya todos conocemos, más o menos, la historia de Carlos Burgos. Lo que ha encontrado Ojo Público solo reconfirma lo que ya sabemos: que miente y que hay irregularidades en su patrimonio.

Aquí tres datos de Ojo Público que describen el caso de Burgos, quien insiste en querer ser nuevamente alcalde de San Juan de Lurigancho pese a la tacha del JNE:

  • Mintió sobre la totalidad de los bienes que poseía en las seis declaraciones juradas continuas que presentó ante la Contraloría. Al iniciar su gestión en el 2007, Burgos aseguró que su patrimonio estaba valorizado en 778.490 soles.
  • El 31 de enero del 2012, la última vez que presentó una declaración jurada a la Contraloría, el alcalde señaló que su patrimonio llegaba a 282.432 soles. Es decir, disminuyó  en 65% con relación a los 778.490 soles que había declarado en el 2007.
  • Recién el año pasado, a raíz de la denuncia de un congresista, la Fiscalía de la Nación le abrió una investigación por enriquecimiento ilícito. Los primeros peritajes revelaron que la fortuna de Burgos, quien también es procesado por lavado de activos,  superaba los 10 millones de soles sin tomar en cuenta lo hallado a nombre de sus presuntos testaferros.

Este es el candidato que fue el abanderado en la marcha de Castañeda.

 

6. El alcalde aprista de Breña incrementó siete veces su patrimonio

Foto: La República

Foto: La República

De acuerdo con Ojo Público, 25 de los 59 alcaldes que intentan reelegirse o retornar al cargo incrementaron su patrimonio en el tiempo que duró su gestión. Es decir, casi el 50%. Pero esa cifra no es la peor: cinco de estas autoridades distritales duplicaron, triplicaron e incluso incrementaron hasta siete veces sus bienes.

El señor de la foto es el alcalde de Breña, José Gordillo. Intenta reelegirse por tercera vez y lidera este ránking. Por si no lo recuerdan es quien condecoró al fallecido dictador norcoreano Kim Jong-il. «Según sus propias declaraciones juradas presentadas a la Contraloría General de la República, en los ocho años que lleva en el cargo su patrimonio creció en 873%», precisa la periodista Nelly Luna de Ojo Público. En el 2007 solo tenía 17 mil soles y cinco años después ya poseía 165 mil.

Esta no es la única irregularidad de este alcalde que ya es investigado por corrupción en la fiscalía: «El 2008, 2009, 2010 y 2013 no detalló ninguno de sus bienes y el 2011 declaró dos versiones de su patrimonio. A la Contraloría declaró poseer 228.000 soles y en la respuesta una solicitud de acceso a la información dijo tener solo 40.000 soles»

 

7. El candidato que quiere volver a Surco

H2v5Sqbb

Foto: su Twitter.

El exalcalde de Surco, Juan Manuel del Mar, le sigue de cerca a Gordillo. El candidato de la agrupación de Vamos Perú intenta volver al poder. Sin embargo, no sabemos si no les parecerá sospechoso a los surcanos que durante el tiempo que estuvo en el Municipio haya incrementado más de siete veces su patrimonio.

El último año de su gestión coincide con el tiempo en que la fortuna de Del Mar creció más: pasó de 1’849.000 a 2’388.000 soles. El rubro que más se incrementó correspondió justamente al campo ‘otros’: de 1’576.000 soles pasó a 2’115.000 soles.

Lo curioso es que, consultado por Ojo Público, Del Mar dijo que el 2007 pudo haber cometido “un error”: “En ese momento yo no sabía cómo se presentaba la declaración y tal vez por eso no especifiqué mis bienes y aparece un monto reducido”.

Tras la publicación del informe, el exalcalde de Surco, a través de su cuenta de Twitter, aclaró que su patrimonio se ha incrementado por las actividades privadas «absolutamente legales y transparentes a las que me dedico hace 30 años«. Aseguró además que la Contraloría emitió un informe durante su gestión y no halló ningún desbalance patrimonial.

Ojo: aquí más alcaldes que incrementaron sus bienes sorprendentemente: Fortunato Príncipe, de Lince (552%); Juan Marticorena, de Lurín (225%), Augusto Miyashiro, de Chorrillos (203%), Alejandro Bazán, de La Victoria (169%); Jaime Zea, exalcalde de Villa el Salvador que ahora postula a la Municipalidad de Lima (161%); y Freddy Ternero, de San Martín de Porres (148%).

 

8. El menos transparente es el alcalde de San Bartolo

(La única foto que encontramos del alcalde de San Bartolo)

(La única foto que encontramos del alcalde de San Bartolo)

Del escaneo al patrimonio de los candidatos a los distritos de Lima, este es el grupo de los que se quisieron pasar de vivos con la Contraloría. Es decir, los menos transparentes y quienes no rindieron cuentas por mucho tiempo. Ojo Público ha hecho una lista de toooodos los que han querido pasar piola. Pero hay uno que ya se pasó:

La lista la encabeza el alcalde de San Bartolo. Jorge Luis Barthelmess, un administrador de empresas  que postula a su tercera reelección desde que fuera elegido en el 2003, ha pasado casi una década ocultando su patrimonio ante la Contraloría pese a estar obligado por ley a declararlo. El periodo más largo de omisiones ocurrió entre el primer año de su gobierno y el 2009.

¡¿Diez años sin decir nada?! El colmo. El alcalde de uno de los distritos menos poblado de Lima tiene «nueve procesos por corrupción, uno por blanqueo de activos y otro por enriquecimiento ilícito en la Fiscalía de la Nación, que lo investiga por presunto desbalance patrimonial».

 

9. El alcalde eterno de Chosica tampoco declaró

luisbueno010714

Foto: La República

¿Quiénes más están en el ránking? Luis Bueno, alcalde de Lurigancho-Chosica, el rey de la reelección: ha estado en el sillón municipal entre 1993 y 2001 y luego desde 2003 hasta ahora. Un montón de años. Según la investigación del periodista Óscar Castilla, solo ha declarado sus bienes e ingresos a la Contraloría en cuatro ocasiones: 2009, 2010, 2011 y en el 2013. 

Eso es solo el punto de origen de una serie de irregularidades halladas por Ojo Público. Por ejemplo, encontraron que el alcalde incluyó partidas electrónicas de Registros Públicos distintas a los bienes que posee según su declaración jurada. No solo eso, sino que mintió en este documento.

En Sunarp encontramos que la vivienda que Bueno había declarado en el 2009 en Los Eucaliptos, Chaclacayo, recién fue suya a partir del 2013. (…) La historia de este predio es interesante: fue comprado por un joven de 20 años, Paolo Hidalgo Escriba en 1999, por 20.000 dólares; catorce años después, esta persona donó la vivienda al burgomaestre, pero ya valorizada en 211.000 soles. ¿Quién es el donante? Hidalgo Escriba es militante de Solidaridad Nacional, empleado de la Municipalidad de Chosica desde el 2003

El factor común entre ambos señores es que los dos son de Solidaridad Nacional y los dos van a la reelección. En realidad, 13 de 38
alcaldes que buscan reelección en Lima Metropolitana van por el partido de Castañeda. Solidarios everywhere.

No es por echarle la culpa a la Contraloría, pero lo que revela Ojo Público es hasta escandaloso: no cruza su información con las propias bases de datos del Estado, ni con la que posee la Sunarp sobre propiedades muebles e inmuebles. Otro dato clave es que en los trece años de vigencia de la ley de declaraciones juradas no hay antecedente de sanciones contra quienes se zurran en presentar este documento.

A ver si ahora en adelante, después de esto, la Contraloría se pone un poco las pilas.

Secured By miniOrange