historia , politica , videos Martes, 13 mayo 2014

4 videos que reflejan la historia contemporánea del Perú según Alberto Vergara

Tras una pregunta de Carlos León que derivó en una conversación con Luis Falconi, el destacado politógo Alberto Vergara llegó a una conclusión: poseemos una “video-historia extrañamente rica, peculiarmente densa”.

video-abimael

¿Cuáles son los “instantes” del Perú contemporáneo? En esta columna en Poder 360, Vergara propone cuatro videos que reflejan aquellos momentos sociales y políticos que han marcado a nuestro país. Aquí te traemos la versión ilustrada.

 

1. ADIÓS PUEBLO DEL SIGLO XX

Cuando Abimael y los máximos dirigentes de Sendero Luminoso clausuraron su primer y clandestino congreso nacional en 1989, no se les ocurrió mejor forma de celebrarlo que grabando un video. Con “Zorba el griego” de fondo musical, el material fue visto por el público recién en 1991. Para Vergara, es en ese año donde reside su relevancia:

No obstante, la importancia de ese video se materializa, creo yo, menos en esa sala y sus diecinueve ideologizados huéspedes que cuando todo aquello se divulgó e hizo combustión al contactar el mundo exterior. (…) Al hacerse pública esa ceremonia desbocada, exagerada y caricaturesca, se liquidó buena parte de nuestro siglo XX.

Este video, continúa,  deslegitima una forma de hacer política: “Esos videos le demuestran al Perú cansado de guerra que el senderismo, además de ser una forma de violencia radical es, sobre todo, una imbecilidad radical. Que no había forma de perder esa guerra”.

 

2. VOLTEAR LA PÁGINA

Las protestas en contra del autogolpe de Alberto Fujimori no fueron exitosas. Sin embargo, Vergara rescata el intercambio de palabras entre Felipe Osterling, destituido presidente de la Cámara de Senadores y un grupo de soldados:

Osterling está ahí más solo que la luna. No tiene a nadie detrás de él, no hay una portátil, no hay congresistas, tampoco un militante o ayayero, ni siquiera atrae curiosos —para ser honestos, a su lado aparecen un par de personajes que asemejan estatuas de cera—. A favor suyo, en realidad, solo tiene a la Constitución. Enfrente, un grupo de soldados. Osterling reclama porque le impiden el paso y, aunque afirma varias veces que protesta “enérgicamente”, su soledad, sus modales y cierto tono de fait accompli impiden percibirlo particularmente enérgico.

Pero el diálogo entre Osterling y un efectivo que da la cara es memorable, asegura. Porque “en las palabras de ese soldado cabe casi todo el país político contemporáneo“. Es el fin de los partidos, del Congreso y el comienzo de una política prepotente y popular.

 

3. TIEMPO NUBLADO

Hasta el 13 de setiembre del 2000, era un secreto a voces que el fujimorismo compraba congresistas. Al día siguiente, por primera vez, todos veíamos una de esas transacciones:

En este primer video, Vladimiro Montesinos compraba al electo congresista Alberto Kouri por quince mil dólares (…) Dueños de televisoras habían recibido millones en esa misma sala, empresarios (…) jueces y vocales (…) dueños de periódicos (…) estrellas de televisión y hasta ídolos nacionales del deporte habían chapoteado en ese charco.

Otra vez un video era el inicio del fin. Pero si el primer “vladivideo” nos debe recordar algo, asegura Vergara, es que el fujimorismo también dirigió el país al abismo: hubiéramos terminado hundidos como la Venezuela de hoy si gracias a dicho video no empezaba a desmoronarse el Gobierno”.

 

4. “EL PERÚ ES UNA GRAN MARCA”

El spot de Perú, Nebraska no solo refleja una época: es quizás el único artefacto de “construcción nacional” que hemos conocido en décadas, sugiere Vergara.

El nuevo Perú, opulento y chévere (…) aparece, acaso por primera vez en nuestra historia, como posibilidad y no como problema (…) Los colonizadores son también bastante sintomáticos de cómo se percibe a sí mismo el Perú de hoy y, a su vez, de cuáles son los modelos del buen peruano, de quién merece ser un embajador. Es, sobre todo, un peruano exitoso en el extranjero, un hombre globalizado (…) En suma, el video se abre con el derecho a comer rico y se cierra con el orgullo de crecer a diez por ciento: nadie podrá decir que no es el resumen de nuestra época.

Aunque, lo más relevante puede ser lo que el video deja de lado:

Aparece ahí un país sin política, sin conflicto, sin diferencias (…) un país esencialmente costeño, limeño, acriollado, chisposo. El resto del país está representado brevemente por Dina Páucar (…) También es un país posintelectual, y acaso antiintelectual, más sensorial que sentimental. Es curioso que el único escritor peruano que aparece fugazmente en el video sea César Vallejo, alguien que, mucho me temo, tendría serios problemas para reconocerse en este Perú alegrón, limeñizado y cuya última oración, llena de feeling, define a nuestro país, el Perú, como una “gran marca”.

Y ustedes qué dicen, ¿hay algún otro vídeo que refleje esos “instantes” del Perú contemporáneo?