ecología , fotos , noticias Miércoles, 7 mayo 2014

7 fotografías para entender la devastación de Madre de Dios

El pasado 19 de abril se hizo el primer gran operativo de erradicación de la minería ilegal en Madre de Dios, específicamente en el distrito de Huepetuhe. A propósito de esto, les mostramos algunas fotos para entender la magnitud de la devastación que padece Madre de Dios. Cada una habla por sí sola de un  problema y delito distinto.

Toma aérea de Madre de Dios. Foto: lamula.pe

Toma aérea de Madre de Dios. Foto: Andina

La quinta parte de Lima

La destrucción de los bosques de Madre de Dios ya bordea las 50 mil hectáreas, un área equivalente a la quinta parte de Lima. La rapidez del avance de la devastación es sorprendente: Hacia 1987, el área afectada por la minería ilegal era de 842 hectáreas; en el año 2000, la cifra había ascendido a 6.254 has. Solo dos años después, en el 2011, las imágenes satelitales detectaban 32.750 has. afectadas; y ahora, en el 2014, ya hablamos de una devastación de 50.000 hectáreas.

Minería informal e ilegal conviven destruyendo la selva. Foto: Thomas Müller/SPDA

Minería informal e ilegal conviven destruyendo la selva. Foto: Thomas Müller/SPDA

Mineros ilegales y mineros informales

Aunque los términos puedan parecer similares, existe una profunda diferencia entre ambos grupos:

  • Los mineros ilegales se instalan en zonas prohibidas o que no se han inscrito en el proceso de formalización.
  • Los mineros informales son aquellos inscritos en el proceso de formalización vigente y se encuentran en zonas permitidas pero no cuentan con todos los requisitos necesarios.

Sin embargo, en la práctica ambos grupos incurren en la utilización de dragas, motobombas y hasta maquinaria pesada, tal como reconoce el Ministerio del Ambiente.

 

La ruta del oro empieza aquí. Foto: Asoc. Huarayo

La ruta del oro empieza aquí. Foto: Asoc. Huarayo

La ruta del oro.

El camino de una pepita de oro comienza en las manos de este niño y puede acabar en  EE.UU., Francia, Dubai y Suiza. Actualmente se calcula que de los 5 millones de onzas que exporta el Perú anualmente, más de un millón (22% aproximadamente) corresponden a la minería ilegal. Esta actividad ilícita genera anualmente utilidades por mil millones de dólares (US$ 1.000.000.000) y evade impuestos por US$ 305 millones, según estimaciones de Macroconsult.

 

Un trabajador minero, bañado en mercurio y otros metales

Un trabajador minero, bañado en mercurio y otros metales. Foto: Associated Press

El veneno del mercurio

Este trabajador minero es un buzo y su función consiste en  colocar toda la indumentaria necesaria para que la chupadera –uno de los métodos de extracción de oro– permita extraer el oro de los bosques. Posteriormente, y como parte del proceso de extracción, el principal insumo para amalgamar el oro encontrado en las arenillas es el mercurio.

Este insumo es tan importante que Perú es el mayor importador de mercurio de Sudamérica (importamos 54.1 toneladas desde EE.UU.; 19 tm de España, y 8 tm de Kyrgyzstan) y se usa básicamente en la minería artesanal y pequeña minería. El principal problema con este elemento es que –además de que es de que es uno de los metales pesados más tóxicos– no desaparece o se degrada sino que permanece en la tierra.

Cientos de niñas y mujeres son víctimas de este delito en Madre de Dios. Foto: El Mercurio de Chile

Cientos de niñas y mujeres son víctimas de este delito en Madre de Dios. Foto: El Mercurio de Chile

 

La trata: la esclavitud moderna

Otro de los efectos nocivos de la minería ilegal e informal ha sido la proliferación de prostibares donde la trata de personas es otro de los delitos que se suma a la explotación laboral y la destrucción de los bosques. Según el Movimiento No a la Trata de personas, más de 4500 personas son explotadas sexualmente, que en su mayoría son mujeres y niñas, alrededor de los campamentos mineros.

Según datos de la Adjuntía para la Niñez y la Adolescencia de la Defensoría del Pueblo, las menores de 15 a 17 años son trasladadas desde comunidades rurales de la Amazonía con engaños de que tendrán un trabajo doméstico, pero terminan prostituyéndolas.

 

El tráfico de combustible nunca se detiene. Foto: La República

El tráfico de combustible nunca se detiene. Foto: La República

El tráfico de combustible

Según el OSINERGMIN, el departamento de Madre de Dios tiene una demanda específica de combustible diez veces mayor a la de cualquier otro departamento en el Perú. ¿Para qué sirve? Principalmente para el funcionamiento de dragas, motobombas y la maquinaria pesada encargada de destruir la selva en el proceso de extracción del oro. Se calcula que, en Madre de Dios, el 85% de Diesel 2 y el 30% de gasolinas vendidas por establecimientos de venta al público de combustibles, tienen como destino la minería aurífera.

El primer gran operativo fue en Huepetuhe

El primer gran operativo fue en Huepetuhe

 

La guerra en Huepetuhe

El primer gran operativo contra la minería ilegal se realizó a fines de abril en Huepetuhe, a 230 kilómetros aproximadamente  de Puerto Maldonado. Según cifras de la Presidencia del Consejo de Ministros, sólo en este distrito se ha depredado más de 60 mil hectáreas de bosques.

Los resultados del operativo fueron los siguientes: se destruyeron 15 retroexcavadoras, 45 motores de agua y nueve dragas que estaban valorizadas en $20 millones de dólares. Esto como parte de la política de erradicación de la minería ilegal y formalización de la minería formal, en el marco del DL 1100.

Secured By miniOrange