noticias , politica , violencia Jueves, 10 abril 2014

Todo lo que necesitas sobre sobre MOVADEF (y sus tentáculos)

En agosto de 2012, la facción “Conare” del Sutep ponía en jaque al gobierno peruano. Los máximos líderes de este sindicato –que manejaba al 7% de los profesores de todo el Perú, es decir, tenían a su cargo más de 600 mil alumnos– pertenecían a esta organización prosenderista.

Entonces conversé con varios miembros de MOVADEF (y gente que afirmaba no serlo) y armé esta radiografía del movimiento para INFOS. Ahora que Crespo, Fajardo y toda la dirigencia del movimiento ha caído, vale la pena leer esta crónica para entender la real magnitud (y vínculos) de esta organización.

 

Movadef desde dentro

Alfredo Crespo ya estuvo en prisión por pertenecer a "los abogados democráticos" de SL. Foto: Correo

Alfredo Crespo ya estuvo en prisión por pertenecer a “los abogados democráticos” de SL. Foto: Correo

El fin de semana pasado, en algún lugar de Lima, centenares de militantes inauguraron el II Congreso Nacional del MOVADEF. Mientras tanto, el Conare que ellos controlan pone en jaque al gobierno. Además: jóvenes estudiantes no dudan en poner su rostro para defender a Abimael Guzmán. ¿Cómo sucedió todo esto sin que nadie pudiera detenerlo? Aquí, la historia de cómo se deslizó el elefante en la cristalería.

Escribe Marco Sifuentes / INFOS

Lo primero que le sorprendió al hackear el mail de MOVADEF fue lo fácil que resultó.

A inicios de año, esta persona, a quien llamaremos Henry, indignado por las apariciones de jóvenes militantes del neosenderismo, ingresó al blog del movimiento, se topó con el mail movadef@hotmail.com y se le ocurrió, casi como jugando, intentar hackearlo. Le achuntó a la primera. Puso la opción “olvidé mi password” y se topó con una pregunta de seguridad: “¿Quién es tu profesor favorito?

—Abimael.

Así de fácil. Una vez adentro se dio cuenta que los más asiduos corresponsales eran jóvenes, la mayoría universitarios o de institutos superiores, que preguntaban cómo contactarse con ellos. La mayoría de veces la respuesta era vamos a estar en tu universidad tal día en tal evento cultural.

Otras veces los correos eran de gente demasiado interesada en “sus ideas” o que ofrecían poner “recursos a su disposición” en sus respectivas provincias. A ellos no les contestaban; Henry cree por cautela. Incluso les escribió el familiar de un general montesinista, interesado en la propuesta de amnistía general de MOVADEF. Como veremos más adelante, no era la primera vez que ocurría este tipo de contactos.

 

Su origen secreto: Del apoyo familiar al control constitucional 

Henry no encontró mucho más en el mail hackeado. No había correos de dirigentes ni de familiares ni de ex condenados por terrorismo. Todos ellos, en realidad, se articulan con MOVADEF de otras formas. De hecho, todos ellos se vienen articulando desde los 90 a través de distintos frentes, movimientos, asociaciones, sindicatos, gremios y todo tipo de organizaciones sociales.

—Pero lo mejor que hicimos fue el Movimiento Popular de Control Constitucional—dice, sonriendo con satisfacción, un dirigente del Movadef.

Para entender el surgimiento del Movadef es necesario regresar al 2002. Hasta entonces, el principal organismo legal del Sendero “acuerdista” —el que se plegó al Acuerdo de Paz de Guzmán de 1993— era la Afadevig, siglas de la Asociación de Familiares de Presos Políticos, Desaparecidos y Víctimas de Genocidio (sic).

La Afadevig era (y es) la principal correa de transmisión de los mensajes de la cúpula senderista, entonces casi toda encerrada en la Base Naval, a sus huestes en las distintas prisiones del país.

Con el cambio de siglo, Abimael Guzmán planteó la “Solución Política a los Problemas Derivados de la Guerra” y “Luchar por la Reagrupación de las Fuerzas Partidarias”. Había que dar otro paso. Así, en el 2002, se formó el Movimiento Popular de Control Constitucional (MPCC).

Aquí ocurrió la primera sorpresa. Manuel Fajardo (entonces abogado de Guzmán), Marcelino Tineo (un senderista que acababa de salir de prisión) y Walter Humala (un cantante folclórico, primo de los Humala que se habían levantado en Locumba), apoyados por Afadevig, salieron a la calle a buscar firmas. Querían plantear una acción de inconstitucionalidad contra la legislación antiterrorista heredada del fujimorismo. Firmaron 5.186 personas. Bingo.

Acorralados por lo que ellos consideraban flagrantes inconstitucionalidades en la legislación antiterrorista de los 90, el Tribunal Constitucional le dio la razón en parte al MPCC. La sentencia del 3 de enero de 2003, expediente 010-2002-AI/TC, es casi dolorosa de leer. Los magistrados no pudieron más que admitir muchos de los argumentos de los senderistas, entre ellos, la inconstitucionalidad de la cadena perpetua.

Todo eso fue idea del doctor Guzmán, por si acaso —dice uno de los gestores del “control constitucional”, señalándose la sien con el índice—. A él se le ocurrió todo, nosotros sólo ejecutamos.

Luego siguió una larga y complicada serie de recursos legales. El resultado: de 2.100 presos de Sendero Luminoso en el 2002, diez años después solo quedan en prisión 655.

AGITACIÓN Y PROPAGANDA. EL diario del Movadef es dirigido por Oswaldo Esquivel, el fundador del Fresut, el movimiento magisterial senderista que devoró al Conare.

AGITACIÓN Y PROPAGANDA. El diario del Movadef es dirigido por Oswaldo Esquivel, el fundador del Fresut, el movimiento pagisterial senderista que devoró al Conare


El Segundo Congreso: la vía electoral

—¡Enarbolar la nueva línea política general para desarrollar el MOVADEF, librando la lucha contra la derecha!

Unas 200 personas gritaron esta consigna en algún lugar de Lima. Así, el sábado 4 de este mes, temprano por la mañana, se inauguró la I Sesión Plenaria del II Congreso Nacional de MOVADEF.

A la vieja usanza del PCP-Sendero Luminoso, los congresos del MOVADEF pueden tomar meses, puesto que se realizan en varias sesiones. De esta manera, el I Congreso Nacional de MOVADEF se inauguró el 27 de noviembre de 2010, en Surquillo, y se clausuró el 7 de enero de 2011, con la elección de los candidatos que postularían al Legislativo en las elecciones del año pasado.

En aquel entonces, se reafirmó la decisión de inscribir a MOVADEF en el registro de partidos del JNE.

Año y medio después, el II Congreso se inauguró con un ánimo distinto. El JNE había rechazado su inscripción y la atención mediática sobre ellos es casi permanente. Para algunos militantes eso significa que se les han cerrado los espacios democráticos y que las condiciones han cambiado. La dirigencia, en cambio, conserva la sangre fría y ha decidido insistir con la vía electoral:

—Engels nos ha enseñado que el abstencionismo absoluto es imposible, una majadería —dice off the record un dirigente.

Al II Congreso llegaron comités de Áncash, Junín, Puno, Ayacucho, Piura, Arequipa y Lambayeque. Había universitarios, profesores de Conare, excondenados por terrorismo, de todo. Estuvieron sumergidos en debates durante dos días. “Estamos haciendo un trabajo fuerte de doctrina”, fue lo único que Manuel Fajardo, Secretario General del movimiento, pudo declarar.

Se distribuyeron documentos de estudio para construcción de nuevas consignas. El II Congreso tiene un carácter “sistematizador y académico”, en el que los integrantes realizarán una “investigación social de las necesidades del pueblo”. La idea, en resumen, es mapear el terreno en el que están construyendo su movimiento.

Se formaron comités y subcomités, y a cada uno se le ha asignado la investigación de un aspecto de la realidad social. El domingo en la noche, todos ellos volvieron a sus bases, para investigar los temas acordados. La segunda sesión, en la que expondrán sus conclusiones, se realizará en setiembre de este año.

 

enhanced-buzz-wide-21558-1389929587-7

 

 

Nueva sangre, viejas tácticas (y San Marcos)

Pero no son los terroristas liberados los que dan la cara por Movadef, sino los universitarios veinteañeros. Que el rostro del neosenderismo sean los jóvenes ha sido particularmente irritante para la opinión pública. Esta irritación, por supuesto, también había sido calculada por la dirigencia.

—Eso se decidió en el I Congreso, luego de ver la reacción al video de San Marcos.

Para esto tenemos que dar otro salto en el tiempo: al 11 de setiembre de 2009. Ese día Fajardo y Alfredo Crespo, presentaron el último libro de Guzmán: “De puño y letra”. Allí se anunció la creación de un nuevo organismo: el Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales.

El Movadef se fundó el 23 de noviembre de ese año, y eligió a su Comité Nacional, integrado por 11 personas, de las cuales 7 habían purgado pena por terrorismo.

Una de las ex convictas es Lourdes Carpio, quien, gracias a un juicio, fue reincorporada como profesora en San Marcos. Carpio dicta clases en la Decana de América y maneja la Asociación Única de Docentes de San Marcos (Audusm).

asdf ñlkasdjf ñlsadjf adsf

Imagen de Cuarto Poder sobre la infiltración senderista en universidades.

Carpio no es la única vinculada a Sendero en San Marcos. De hecho, durante los 90, una organización filosenderista, el FER Antifascista, logró sobrevivir aliándose a los interventores enviados por Fujimori a la universidad. Muchos de ellos tuvieron que replegarse durante el rectorado de Manuel Burga, pero en las administraciones subsiguientes consiguieron una convivencia que les permitió dos conquistas más que simbólicas.

En abril del 2009, alumnos prosenderistas tomaron la vieja residencia estudiantil, convertida en Pabellón de Informática. En ese edificio se adoctrinó a cientos de estudiantes en los 80 y 90. Querían repetir la historia; y lo consiguieron. El pabellón volvió a convertirse en residencia estudiantil y, desde entonces, ellos son la ley allí.

—¿Acaso ahora vienen muchos alumnos de provincias a estudiar en San Marcos? —se pregunta un profesor de la universidad—. No, pues, ya no es como antes. Los que están allí no cumplen los requisitos para una habitación. Pero Sendero es el que decide.

El otro bastión es el Comité de Comensales, que incluso tiene un local en el Comedor Universitario. Su joven dirigencia no pertenece formalmente al Movadef, sino a otro viejo conocido, el FER, ahora rebautizado como FER – RCD (Retomando el Camino Democrático), que pregona el MLM (marxismo – leninismo – maoísmo).

Fue precisamente en el Comedor donde se grabó el famoso video de junio de 2010 en el que se ve una treintena de personas marchando con banderas rojas y profiriendo consignas senderistas.

—Me sorprendió y me agradó la recepción en San Marcos —dice uno de los dirigentes presentes en la pequeña marcha. No habían esperado ese nivel de organización y entrega.

Tampoco habían esperado que hubiese un video de esa marcha y, menos aún, la polémica que levantó cuando se hizo público.

Captura de pantalla 2014-04-10 a la(s) 12.33.47

Captura de pantalla del video de la manifestación del 2009.

Eso los llevó a decidir, en el I Congreso de noviembre de 2010, que los jóvenes tendrían que ser el rostro de Movadef. La indignación y la agitación que han seguido a cada una de las apariciones públicas de estos muchachos solo les han confirmado que tomaron la decisión correcta.

Por supuesto, no solo están en San Marcos. Solo en las universidades limeñas tienen bases en la UNI, La Cantuta y la Universidad Nacional del Callao. Incluso, Jorge Castillo Prado, presidente de la Asociación de Docentes de la Universidad del Callao firmó un comunicado a favor de Movadef.

En Puno, el entonces presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad del Altiplano, Richard Tipo, recogía firmas para inscribir a Movadef.

En Puno, además, existió, hasta hace unos años, el SER (Sentimiento Estudiantil Reformista), un movimiento universitario senderista, de donde saldría su candidato Cauna (ver más abajo). Muchos de ellos iban a visitar a los terroristas presos en Yanamayo y por eso tienen una presencia tan fuerte en esta zona.

 

 

FOTO: La República

Al medio, con el puño en alto, Efraín Condori de MOVADEF. FOTO: La República

Conare/Sutep is not enough  

Otro de los acuerdos de ese I Congreso fue suavizar la iconografía del movimiento. Alejarse de la hoz y el martillo; remplazar las banderas rojas por pancartas amarillas. Su objetivo principal era (y es) inscribirse como un partido legal. Todas las otras acciones políticas tienen que estar supeditadas a ese objetivo, especialmente si todos los reflectores están sobre ellos.

—No somos locos para meternos contra un tren en marcha.

Por eso es que lo que está pasando con el Conare no es exactamente lo que tenía planeado Movadef.

Los militantes del movimiento nunca están a la cabeza de ninguna de las protestas que infiltran. Ellos se introducen en los gremios, sindicatos y frentes regionales, se identifican con sus plataformas de lucha y aportan lo que los empresarios llamarían el “know-how” para realizar medidas de fuerza. Pero nunca ocupan los cargos más altos.

La excepción involuntaria es Efraín Condori, actual presidente encargado del Conare. Dentro del Movadef, Condori ocupa un modesto lugar: Secretario de Organización del Comité Provincial de Melgar, en Puno. ¿Cómo así terminó liderando casi 50 días de huelga docente?

En el 2008, Oswaldo Esquivel, actual Secretario Nacional de Prensa y Propaganda del Movadef, era el líder del Fresut (Frente de Reconstitución del Sutep), el verdadero frente magisterial senderista. El Fresut se introdujo en el Conare, la facción del Sutep que se opone a la dirigencia de Patria Roja.

En ese momento el Conare era dirigido por Robert Huaynalaya, del movimiento Pukallacta (en quechua: Pueblo Rojo). Movadef y Pukallacta son maoístas, primos, y fueron aliados estratégicos durante años. Hasta que los delirios radicales de Huaynalaya lo tornaron inmanejable.

—Compañeros, la línea oportunista de derecha —dijo Huaynalaya refiriéndose al Fresut—  quiere paralizar el Conare. ¡Rechazarlos categóricamente!

Robert Huaynalaya. Era incluso más radical que los senderistas. FOTO: La República.

Robert Huaynalaya. Era incluso más radical que los senderistas. FOTO: La República.

Al que rechazaron fue a él. Los senderistas del Fresut se deshicieron de Huaynalaya en el 2010 y pusieron al frente del Conare al profesor Alberto Alvizuri, un profesor sin vinculación alguna con Movadef. Así fue como el Fresut fagocitó al Conare. El próximo objetivo: que el Conare fagocite al Sutep.

Pero en el camino ocurrió algo imprevisto: Alvizuri sufrió un terrible accidente a inicios de año y quedó con parálisis parcial. Alguien tenía que hacerse cargo. Entonces los ojos voltearon al que de verdad organizaba a las masas, el Presidente del Comité de Lucha: Efraín Condori.

Condori acaba de cumplir 41 años. Estudió en el Instituto Pedagógico de Azángaro y la primera vez que escuchó del Pensamiento Gonzalo fue en el local del Sute-Puno, a inicios de siglo.

Nuestra charla, en un local de la CATP (Central Autónoma de Trabajadores del Perú, una alternativa a la CGTP) es interrumpida constantemente por una señora, nuestra única espectadora, que no se presenta pero que empieza a gritar cada vez que el tema de la conversación deja de ser el Conare y se orienta hacia Movadef.

—¡Ustedes, como periodistas, no pueden ir al grano, eso es violencia!

Cuando volvemos a hablar de la lucha del Conare, se sienta en una carpeta a mirar el techo, hasta que retomamos el rol de Condori en el Movadef y la señora grita y Condori se calla y mira la mesa. Esta ceremonia, en lenguaje comunista, se llama “bajada de línea”. Es evidente que Condori es un cuadro más logístico que ideológico en Movadef.

De hecho, de los 20 mil maestros en huelga muy pocos son de Movadef y, sin embargo, todos están apoyando el punto 7 de la plataforma de lucha: derogar el DS 019-2010 que impediría que maestros vinculados al terrorismo vuelvan a las aulas.

Ese es, en realidad, el verdadero poder de Movadef: conseguir que la gente los necesite para reivindicar sus causas, causas tan desesperadas que no les importa aliarse con el senderismo para conseguirlas. El Conare no es el único ejemplo. Hay más.

MOVADEF tiene poco menos de 400 militantes activos en todo el Perú, distribuidos en 68 bases, y, sin embargo, tiene presencia en distintos gremios, frentes regionales y representaciones estudiantiles. ¿Cómo es que siendo tan pocos siempre se las ingenian para ser parte fundamental de estas organizaciones?

Mariátegui dice que los mejores prevalecen —dice un dirigente, con una sonrisa orgullosa—. Y nosotros escuchamos las necesidades del pueblo. Debemos captar hasta el más leve rumor de las masas.

 

enhanced-buzz-wide-21558-1389929587-7

 

Los aliados, amigos, conocidos y compañeros de viaje del MOVADEF

Desde Antauro Humala hasta, quizás, el camarada “Artemio”; y desde un general en retiro hasta un presidente regional: estos son los compañeros en el misterioso camino de Movadef.

Escribe Marco Sifuentes / INFOS

Nadie que haya vivido esta experiencia la olvida. Hasta el 2003, si uno entraba al penal Castro Castro alrededor del mediodía, podía escuchar a cientos de voces que rompían el silencio carcelario al unísono:

—¡Luchar por la solución política a los problemas derivados de la guerra! ¡Luchar por la reagrupación de las fuerzas partidarias! —empezaban.

Acto seguido recitaban los cinco puntos de la “lucha política” planteada por el “Presidente Gonzalo”. Las intrincadas proclamas, memorizadas por todos, podían durar, fácilmente, un largo cuarto de hora. El sonido traspasaba las gruesas paredes de la prisión.

Luego, todo volvía a la tranquilidad. Hasta el mediodía siguiente.

Esto se detuvo con la intervención del INPE de Wilfredo Pedraza, en 2003.  Ya no sucede; aunque en ocasiones muy puntuales, los internos por terrorismo que quedan han vuelto a gritar sus lemas. Aunque, ahora, sus consignas son otras: hablan de integrarse a la vida política del país y de su derecho a participar en elecciones.

El vehículo para ambas metas: MOVADEF. Aunque esta organización no consiguió inscribirse en el JNE, gracias a sus alianzas algunos de los casi 1500 sentenciados por terrorismo que han salido libres después del cumplimiento de sus sentencias en los últimos 10 años, han ejercido plenamente su derecho a participar en elecciones políticas.

 

EL PRIMO. Walter Humala fue uno de los nexos entre Movadef y el etnocacerismo.

EL PRIMO. Walter Humala fue uno de los nexos entre Movadef y el etnocacerismo.

La alianza con Antauro: clase y etnia

La primera alianza de MOVADEF fue con el Movimiento Etnocacerista del mayor en retiro Antauro Humala. Hubo por lo menos dos puntos de encuentro entre ambos movimientos.

El primero fue Walter Humala, cantautor y tres veces detenido por cargos de terrorismo. Es primo del líder del etnocacerismo, a quien solía visitar en prisión. Walter Humala encabezó a inicios de siglo el Movimiento Popular de Control Constitucional (MPCC) que interpuso acciones legales ante el Tribunal Constitucional para relajar las leyes antiterroristas.

Humala se lanzó a la presidencia regional de Ayacucho el 2010, en una conferencia de presentada por Manuel Fajardo.

—Yo he sido MPCC pero no soy Movadef, ninguna vinculación allí —dice ahora Humala.

Su candidatura no prosperó legalmente y no apareció en la cédula de votación del 2010. En cambio, en Puno, la alianza entre el Pensamiento Gonzalo y el Etnonacionalismo sí avanzó, bajo la consigna de combinar el factor étnico con el factor de clase. Esta alianza, en particular, se debió al segundo punto de encuentro: el penal de Piedras Gordas.

—Son gente preparada y decente —dijo Antauro Humala sobre los senderistas que compartían prisión con él en una entrevista de 2006—. Existe un mutuo respeto. Además, a veces se juegan partidos de fulbito entre senderistas y etnocaceristas.

Uno de sus compañeros de prisión es Edmundo Cox, quien fuera el reorganizador del Comité Metropolitano de Sendero Luminoso después de la caída de Abimael Guzmán. Cox, a su vez, está casado con Vasty Lescano, hermana del congresista Jhonny Lescano, con quien está enfrentado en el juicio por un inmueble.

Vasty Lescano cumplió una condena de 16 años, también por terrorismo, y salió de prisión en 2010. Inmediatamente, postuló a la Presidencia Regional de Puno, gracias a la alianza del etnocacerismo con el Movimiento Construyendo por la Región Sur. Obtuvo 8354 votos.

Junto a ella postuló, a la alcaldía provincial de Puno, Abrahan Cauna, dirigente local del MOVADEF, célebre por una frase difundida en el programa Panorama:

—Abimael Guzmán es un genio del proletariado. Su postulado ha causado que la teoría del Big Bang sea reformulada.

Cauna obtuvo 878 votos pero se hizo suficientemente conocido como para, al año siguiente, liderar el Frente de Defensa de Recursos Naturales del distrito de Huacullani. Este frente intentó proseguir  las protestas contra la minera Santa Ana del 2011, encabezadas por Walter Aduviri.

En Lima, MOVADEF, estratégicamente, presentó un candidato a la alcaldía del distrito más poblado del país: San Juan de Lurigancho. También aliado del etnocacerismo, Grimaldo Ordinola solo obtuvo 953 votos.

 

Para Wikileaks era El General XXXXXXXX. Para Movadef: el contacto con el partido de Pinazo.

Para Wikileaks era El General XXXXXXXX. Imagen: Andrés Edery.

El general confundido (y Humberto Pinazo)

Pero Humala no es el único militar en retiro que ha establecido lazos con MOVADEF. La propuesta de amnistía general, tanto para militares como para terroristas, ha resultado atractiva para exuniformados.

Para las elecciones generales del 2011, MOVADEF presentó a tres exprisioneros por terrorismo como candidatos al Parlamento Andino: Walter Humala, Isabel Meza y Juan Carlos Ríos. Entre los tres obtuvieron 9095 votos.

También lanzaron tres candidatos al Congreso por Apurímac, pero entre los tres no llegaron a los 250 votos.

Todos sus candidatos postularon en la lista denominada Juste, liderada por Humberto Pinazo, el candidato presidencial recordado por haber confesado, en el debate, que fue “amarrado como un pavo” por unos ladrones.

La dirigencia del MOVADEF asegura que el contacto con Juste fue el general en retiro Wilson Barrantes. Barrantes ha sido comandante de la Segunda Brigada de Infantería de Ayacucho y fue el general que reveló, en uno de los cables filtrados por Wikileaks, los vínculos de altos mandos del Ejército con el narcotráfico.

Barrantes, además, es conocido como un activista de la amnistía general.

—Nosotros planeamos la solución política como problema ético de reconciliación —dice el general—. Pero no discutimos un tema programático con MOVADEF.

Barrantes fue, brevemente, candidato a la vicepresidencia por Juste. Insiste en que él no fue el contacto con MOVADEF, aunque desde hace años se le ve en actividades junto a sus dirigentes.

De hecho, en setiembre de 2009, estuvo presente en el lanzamiento de “De Puño y Letra”, el libro de Abimael Guzmán. Y ha compartido mesa con Alfredo Crespo en distintas oportunidades, siempre enarbolando la amnistía general, propuesta que arranca el aplauso de su público.

En los últimos meses, Barrantes ya no propone abiertamente la amnistía. Ahora lidera el Frente Amplio Peruano, un movimiento con el que pretende alcanzar la presidencia y que cuenta con el apoyo de algunos etnocaceristas. Pero hay alguien mucho más vinculado a MOVADEF que ya alcanzó una presidencia.

 

enhanced-buzz-wide-21558-1389929587-7

 

El presidente Gerardo

Es de público conocimiento que el presidente regional de Tumbes, Gerardo Viñas Dioses, purgó condena por terrorismo entre 1989 y el 2001, cuando fue indultado. Se le acusó de participar en las escuelas populares de Sendero Luminoso y del asesinato de un policía.

—Un arrepentido me acusó de pertenecer a Sendero, cuando era estudiante —explica el presidente regional—. Pero fue mentira, nunca pertenecí ni perteneceré a Sendero.

Sin embargo, Viñas ha respaldado muchas veces la inscripción de MOVADEF en el registro del JNE y ha pedido una amnistía general. En abril de este año acogió en su Dirección Regional de Educación una polémica muestra en la que la principal artista era Elena Iparraguirre.

 

Escolares pasean por la expo de Elena Iparraguirre en Tumbes. FOTO: Correo

Escolares pasean por la expo de Elena Iparraguirre en Tumbes. FOTO: Correo

El Taller de Arte y Artesanía “Nueva Semilla” está compuesto por integrantes de Sendero Luminoso presas en el penal de Chorrillos. Ellas armaron la muestra “La mujer en la historia” y consiguieron que se montara, primero, en la Pinacoteca de la Municipalidad Provincial de Piura.

El escándalo estalló el día de la inauguración. La prensa vio quiénes eran las autoras y, además, se descubrió que se había coordinado la visita de varios colegios a la muestra. Fue cancelada por la alcaldesa Ruby Rodríguez luego de la presión de otras autoridades de la región, entre ellos el congresista fujimorista Juan Díaz Dios.

Inmediatamente, la exposición se trasladó a Tumbes, donde se exhibió sin problemas, durante toda una semana, en un jardín de inicial de la Dirección Regional de Educación.

—Cuando me enteré por medios periodísticos de esto, yo pedí que el gerente del gobierno regional tome cartas en el asunto —dice el presidente regional, Gerardo Viñas.

Aunque alega haber cerrado la muestra, Viñas no tuvo ningún problema con Elena Iparraguirre. En cambio, la alcaldesa de Piura y varias autoridades –incluido el congresista Juan Díaz Dios– fueron denunciados por la esposa de Abimael Guzmán por violación a la libertad individual, abuso de autoridad y persecusión política.

 

Los terrenos de la camarada Norah

El abogado de Iparraguirre en esta denuncia es Alfredo Crespo. No es casualidad que él y Fajardo sean tanto los máximos dirigentes de Movadef como los abogados de Abimael Guzmán. Además de la lucha electoral y sindical, su otro frente de batalla es legal.

Uno de los casos más interesantes que lleva Crespo es el de la recuperación de 343 hectáreas de cultivo que le pertenecieron a la familia de Augusta La Torre, la fallecida camarada Norah, la primera esposa de Abimael Guzmán.

La familia La Torre se refugió en Suecia a mediados de los 80, en calidad de “perseguidos políticos”. Según publicó La República, algunos miembros de la familia fundaron el Movimiento Popular Perú – Suecia, destinado a recaudar fondos para Sendero Luminoso.

Recientemente, la familia La Torre rechazó tener alguna afinidad con Sendero y su ideología. Un reportaje televisivo mostró a Delia Carrasco, la madre de Augusta La Torre, en una foto de Facebook con su nieto sueco: Abimael Kungen La Torre.

foto_mov

Izquierda: la familia La Torre. Vía Caretas. Derecha: Abimael Klungen La Torre. Vía Facebook.

Crespo niega que, de recuperarse, el terreno ayacuchano pase a formar parte del patrimonio de Abimael Guzmán o de alguna organización política.

 

Cómo podría caer MOVADEF: las correas de transmisión

Las investigaciones de la Procuraduría Antiterrorismo contra los integrantes del Movadef no han marchado bien. De 22 casos presentados desde el 2009, solo uno ha sido judicializado: el de siete integrantes arrestados cuando realizaban pintas en Villa María del Triunfo.

—El Poder Judicial no está actuando acorde a su responsabilidad —se lamenta el procurador Julio Galindo.

Lo cierto es que el delito de apología del terrorismo ya no es lo que era, precisamente gracias a una de las acciones constitucionales presentadas en 2005 por Walter Humala. Los de MOVADEF consideran –y el Poder Judicial les viene dando la razón en casi todos los casos– que solo existe apología si hay “incitación a cometer el delito” de terrorismo.

QUIEBRE. La presentación del libro de Guzmán, en el 2009, fue el inicio de la fase electoral de SL.

QUIEBRE. La presentación del libro de Guzmán, en el 2009, fue el inicio de la fase electoral de SL.

Para Galindo, MOVADEF es parte de Sendero Luminoso en la medida que recibe instrucciones del mismo Abimael Guzmán, a través de sus abogados. “Son las famosas correas de transmisión”, explica.

Y podría haber correas con transmisiones más peligrosas.

En enero del año pasado, Adelinda Sedelmayer, exreclusa por terrorismo y fundadora del MOVADEF, fue detenida en El Agustino. Un testigo clave la señaló como el vínculo entre el Sendero “legal” y el Sendero del Huallaga, liderado entonces por el camarada “Artemio”.

Sedelmayer habría ido hasta el Huallaga en tres ocasiones, llevando mensajes de Elena Iparraguirre, a quien luego visitaba en el penal de Chorrillos, con las respuestas de “Artemio”.

Sedelmayer continúa investigada. Tras la caída de Artemio, hace unos meses, la policía espera encontrar nuevos indicios que confirmen o no, los vínculos entre el MOVADEF y el Sendero alzado en armas. De ser así, se iniciaría un capítulo completamente distinto en la historia de MOVADEF.

enhanced-buzz-wide-21558-1389929587-7

Este fue el artículo publicado en el 2012. El nuevo capítulo empezó ayer.