libertades , noticias , videos , violencia Miércoles, 26 marzo 2014

Esta es la minería informal: esclavitud sexual moderna en Madre de Dios

Estos son los días decisivos para detener la minería ilegal. Hace un par de años, en INFOS, Dánae Rivadeneyra hizo lo que ningún otro periodista: se infiltró en los campamentos mineros ilegales y grabó los testimonios de chicas víctimas de trata. El reportaje es impresionante:

Dánae se hizo pasar por asistenta social, llevando condones a un campamento ubicado 100 kilómetros selva adentro, a donde la policía jamás puede llegar. Aquí su texto completo:

Captura de pantalla 2014-03-26 a la(s) 11.21.24

—Dicen que éste es el Paititi, el oro que los españoles no encontraron.

Esto es lo que comentan los habitantes de Madre de Dios al viajero. Sin embargo, INFOS comprobó que aquí, en los campamentos mineros informales, todo lo que brilla es engaño, explotación, prostitución: en resumen, trata.

INFOS visitó, de incógnito, el “Kilómetro 103”, uno de los más recientes campamentos mineros informales. El Kilómetro 103 fue “inaugurado” hace dos meses pero que ya cuenta con, aproximadamente, 40 prostibares.

Lo mismo ocurre en los otros siete campamentos mineros que pertenecen a la zona denominada La Pampa, que va desde el Km. 98 hasta el 130. En todos, abundan las víctimas de trata.

Esta práctica de llevar mujeres a los campamentos mineros informales y atarlas a una deuda para luego explotarlas laboral y sexualmente es tan común que ya nadie considera que se trate de un delito sino, simplemente, de una forma de trabajo establecida.

En el Kilómetro 103 obtuvimos el testimonio de varias víctimas que habían sido llevadas desde sus lugares de origen hasta los campamentos mineros y que en estos momentos se encuentran pagando su “deuda” con la persona que las llevó hasta allí. Ante esto, no hay nada ni nadie que las pueda defender, la presencia policial en la zona es nula y las iniciativas por parte del Estado recién se encuentran en proceso de implementación.

Esto se va a acabar cuando se acabe el oro —sentencia Dolores Cortés, de la Organización Internacional para las Migraciones.

O sea, nunca.

Quizás ahora sí se pueda. Es el momento de que todos nos involucremos. Ahora o nunca.

Secured By miniOrange