noticias , politica , videos , violencia Lunes, 10 marzo 2014

Pablo Secada: Requiem for a selfie

“Babosa”, “estúpida”, “corrupta”. El video que presentó hoy Día D no tiene un segundo de pierde.

RPP lo resume:

El video fue grabado por la agraviada, la suboficial María del Pilar Luna Better,cuando Secada era llevado a la comisaría, el 19 de junio de 2012.

Las imagenes muestran al regidor del PPC insultando a la agente PNP de manera airada. Cuando la policía María del Pilar Luna le pidió que se dirija a una comisaría, el precandidato a la Municipalidad de Lima le respondió: “No quiero, si quiere póngame multa de desacato”.

“Porsiacaso usted me está secuestrado”, le dice Luna a Secada cuando este no se dirige a la dependencia policial. “Uno de cada diez confía en ustedes (los policías), yo pago su sueldo con mis impuestos”, exclama el regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima.

“Grábeme de nuevo, si quiere, grábeme 20 veces ¡No sea babosa! Usted es corrupta, yo no. Lo más probable es que usted sea corrupta ¿Ha ido al colegio, la han educado? ¿Entiende lo que he dicho?”

En verdad el resumen se queda corto. Pero el video no fue lo peor.

lima

Lo peor fue cuando Pamela Vértiz lo entrevistó. Sinceramente, pensé que Secada renunciaría en vivo. ERROR. Se hundió más en el fango. Durante 15 segundos pidió disculpas a la policía y acto seguido se dedicó a decir que habían querido coimearlo y que le habían mentado la madre y quién sabe qué cosas más (curiosamente, no menciona nada de eso cuando increpa a la policía en el video).

Oye, pero el que estaba manejando con el brevete vencido eras tú, no la policía. Por cierto, los superiores de la suboficial Luna deberían felicitarla por haber guardado la compostura. Y Secada, que tanto gusta de comparar nuestra situación con la de otros países, debería agradecer que esto no le pasó en los Estados Unidos, porque sino lo hubieran tumbado con un taser.

En fin, como si no fuera suficiente el video, su actitud en la entrevista (muy bien, Pamela Vértiz) terminó por enterrarlo. Hay que decir que miraba con simpatía la candidatura de Secada (frente a la ineficiente Villarán y al impresentable Castañeda), pero que su campaña un-nerd-como-tú parecía para otro planeta y que dejó de ser una opción desde la agresión a su mujer. Ahora entiendo su obstinación con esos selfies involuntariamente creepys y sus reacciones insólitas ante la revelación de las anteriores agresiones. El pata vive absolutamente ensimismado. Sólo existen él y su razonamiento impecable. Ni siquiera vamos a hablar que no se haya dado cuenta aún que políticamente hace rato es un walking dead, que su candidatura es inviable. No. Ya vamos al plano humano: ni siquiera se da cuenta que insistir en su “inocencia” es un suicidio no sólo político, sino social.

Si Secada tiene amigos, éste es el momento de que lo convenzan de salir de la luz pública. Urgente. Ya fue su carrera política. Todavía puede rehabilitarse él.