corrupción , noticias , politica Jueves, 6 marzo 2014

¿Ahora sí vacan a Susana? Todo lo que tienes que saber sobre el caso de los préstamos municipales

Sí, otra vez Susana Villarán.

Sorryyy

je, ups… Foto: Carolina Urra

De nuevo la alcaldesa de Lima se encuentra metida en un embrollo. El último martes, el periodista Martín Hidalgo de Perú21, reveló que Susana y sus regidores obtuvieron préstamos de la Caja de Lima, accediendo a montos que llegan a las 25 mil lucas.

Con esto ya la vacan, ¿no? Porque es ilegal, ¿no es cierto? Tranquilo. Aquí te vamos a presentar todos los datos que necesitas saber sobre el tema, para que puedas sacar tus propias conclusiones. Veamos.

 

1.  Hasta 13 regidores han pedido prestamos a la Caja de Lima en este periodo

Foto: Diario16

¡eeeehh! Foto: Diario16

Comencemos por ahí. La nota original señala que, aparte de la alcaldesa, 5 regidores de Fuerza Social pidieron préstamos a la Caja de Lima. Sin embargo, esta lista no está completa.

Según el comunicado de la Caja Metropolitana, entre el 2011 y 2014, “el número de regidores usuarios o clientes del producto ‘Planilla Cash’ llegó a 13 por un monto total de 439 mil 200 nuevos soles“. Es decir, los regidores de Fuerza Social no fueron los únicos.

Hasta ahora, Marité BustamanteEduardo Zegarra y Jorge Villena han admitido que también han pedido préstamos (Villena lo pidió antes de ser regidor, aunque sí era funcionario de la Municipalidad). Y hoy Perú 21 informa que Olga Morán Araujo, concejal revocada de Fuerza Social, y el regidor pepecista Walter Guillén Castillo también pidieron préstamos.

 

2. Según la Caja Metropolitana, estos préstamos no son ilegales

En el mismo comunicado, la Caja Metropolitana explica que estos préstamos no son ilegales. ¿Por qué? Bueno, “los créditos a personas vinculadas con la institución, ya sea por propiedad o por gestión, están permitidos y regulados por la ley de Bancos…“.

Es por esto que la Caja Metropolitana tiene un producto financiero llamado Planilla Cash que “otorga créditos, mediante convenios, a funcionarios y regidores de la Municipalidad“. Este producto fue puesto en marcha en 1998, por eso que en el período 2003-2010, un total de 21 regidores pidieron prestado.

Según la Caja Metropolitana, los regidores tienen hasta el 31 de diciembre de 2014 para pagar sus deudas, que se les descuenta de sus dietas.

 

3. Entonces, ¿cuál es el problema?

El meollo del asunto es el artículo 63 de la Ley Orgánica de Municipalidades. Este artículo dice que los funcionarios municipales “no pueden contratar obras o servicios públicos municipales”. ¿Estamos? Pero alguien podría decir que pedir un préstamo no es lo mismo que contratar obras o servicios públicos, ¿no? Además, RMP ha explicado otro punto:

Siguiendo esta locura ningún alcalde o regidor del país podría recibir agua municipal en su casa, usar transporte público municipal, visitar un museo municipal o usar vía municipal de peaje. En todos estos casos hay contratos. Y no hay ilícito.

Sin embargo, el JNE ya ha fijado su posición sobre cómo interpretar este polémico artículo:

“El alcance de la prohibición de contratar del artículo 63 será entonces general e incluirá, además de las obras municipales y los servicios municipales, cualquier contrato sobre bienes que integren el patrimonio municipal

Además, el JNE interpreta que este artículo prohíbe contratar en los casos en que exista un evidente conflicto de intereses. Y en este caso no lo hay, ¿verdad? Bueno…*suspira*

 

4. Susana eligió al directorio de la Caja Metropolitana de Lima

Ya ha habido un caso de vacancia por infringir este artículo.

Sorry, solo encontré esta foto

Sorry, solo encontré esta foto

Al alcalde de Tumán lo vacaron por conflicto de intereses: era Alcalde y a la vez Gerente General de la Cooperativa de Ahorro y Crédito Tumán. Sa’s pendejo.

¿Es el mismo caso de Susana? A ver, primero tengamos en claro que el JNE hace esta interpretación porque el alcalde tiene “el poder de decidir, o de influir en la decisión acerca del destino del patrimonio municipal“.

Pues bien, en un acuerdo de Concejo de 2011,  se le otorgó a la alcaldesa “la facultad para designar (…) a los miembros de su Directorio durante toda su gestión”. O sea, Villarán designo a José Miguel Castro como gerente general de la Caja Metropolitana de Lima.

Esto, el JNE podría interpretarlo como conflicto de intereses.

 

 5. Pero Susana no es corrupta, solo lentita…

Pucha, fácil. Pero, como explicó Virgilio Hurtado, abogado de la Dirección de Gobernabilidad del JNE, para infringir el dichoso artículo 63 no hay necesidad de que se comprueben fines ilegítimos ni beneficios indebidos.

Por eso ya hay una solicitud de vacancia contra la alcaldesa, presentada por Flor de María Hurtado, quien fue abogada de los comerciantes de La Parada. Además, el congreso ha citado a Villarán para que explique estos préstamos.

¿Ahora sí la vacan? Pero, en serio, ¿para qué?