corrupción , noticias , politica Lunes, 3 marzo 2014

Se acabaron las madrugadas de Jaamsa: le llegó la hora a Julio Gagó

Es cuestión de tiempo para que Julio Gago, por lo menos, se vaya del Congreso. ¿Pedimos mucho? Si Gagó pensaba que los Oscars lo iban a salvar, aquí están las cinco estocadas finales al congresista fujimorista.

Foto: America TV

Tic tac. Foto: America TV

 

1. Nuevos audios confirman que Copy Depot sí es de Gagó

Jonathan Castro, de Sin Medias Tintas, presentó nuevos audios, grabados en 2011 por trabajadores anónimos (en las épocas en las que Gagó empezó a ser congresista).

En los audios se escucha a Gagó afirmar que “Copy Depot va a ser nuestra empresa mayorista para el Estado”. ¿Por qué? Julio Gagó siempre tiene la respuesta: “acá solamente soy congresista, yo no puedo facturar. Tiene que haber otra empresa. Así de sencillo”.

BOOM!

Lo peor de todo es que el congresista asegura que “de los 130 (congresista), más de 100 son empresarios y más de 100 hacen lo mismo”. Sólo este audio debería bastar para que Gagó venda todas sus fotocopiadoras y enrumbe a la frontera más cercana. Pero no. Hay más.

 

2. Trabajadores explotados en las madrugadas

You don't want to wake the dragon

You don’t want to wake the dragon

¿Te parecen divertidos los programas trash de Gagó en las madrugadas? ¿Por vacilarte marcas el numerito a ver si es verdad que te van a dar un descuento? Piénsalo de nuevo: Jonathan Castro reveló que las personas que se encargan de recibir las llamadas, mientras se transmite el trasnochador programa de Gagó, no reciben ningún tipo de reconocimiento.

Las denuncias de abusos laborales por parte de Gagó no son nuevasSin embargo, esta vez la Procuraduría tiene una hipótesis más solida sobre este asunto: el congresista subdividió sus empresas para no pagar beneficios a los trabajadores. ¿Se acuerdan de los testigos que decían que no se les pagó CTS o que sólo 20 de 200 estaban en planilla? Ahí está, pues.

 

3. Copy Depot y Jaamsa funcionan en el mismo local

La Procuraduría Anticorrupción va a presentar cinco testigos sobre los presuntos actos ilícitos del congresista ante la Fiscalía. Todos son  ex trabajadores y sus testimonios apuntan a que Copy Depot y Jaamsa no solo usan el mismo local, sino que Gagó maneja ambas empresas por intermedio de sus hermanos e íntimos funcionarios.

Los testimonio señalan que Amancio Armas (dueño de Copy Depot y bff de Gagó) es tan íntimo de Gagó que vive en un cuarto ubicado en el último piso donde está Jaamsa. Además, que los productos que Copy Depot vende son sacados de los almacenes de Jaamsa. 

No sólo eso: el alquiler del local de Copy Depot lo paga la hermana del congresista, Aurora Gagó Pérez. Tremenda familia.

 

4.  Copy Depot y Jaamsa están tan relacionadas que usan las mismas tarjetas

Ya esto es el colmo. El mismo reportaje de Jonathan Castro, en Sin Medias Tintas, muestra que hasta el reverso de las tarjetas de Copy Depot y Jaamsa son iguales. Y eso no es todo. Según un perito grafológico, un mismo individuo llena las facturas para Copy Depot y para Maquinas Jaamsa.

¿Quién es ésta persona? En las declaraciones de los testigos, se señala a Leoncio Quispe, quien trabaja directamente con la hermana del congresista, Aurora Gagó. Dato curioso: los testigos cuentan que, de alguna manera, la familia se enteraba con anticipación de las inspecciones de la Sunat. Por eso, tenían tiempo para ocultar las maquinarias y tapiar el cuarto donde están la contabilidad de las empresas.

 

5. Gagó mintió cuando denunció a Diario 16

Finalmente, todo confirmaría que Julio Gagó mintió cuando denunció penalmente a Diario 16 por un millón de soles (este es un número cabalístico cuando se denuncia periodistas, ¿no?). Resulta que Diario 16 ya había revelado algunas de las cosas que se han terminado de probar fehaciente en estos días. Y Gagó los denunció por esa millonada.

Sin embargo, Diario16 mostró que los argumentos del congresista se han desarmado en estos días. Por ejemplo, la denuncia de Gagó señala que no hay impedimento para que los distribuidores contraten con el Estado. Bueno, ya va quedando bien claro que Copy Depot no es un simple distribuidor. También, en la demanda, Gagó señaló que Amancio Armas nunca ha trabajado en Jaamsa. ¿Se acuerdan de la fiesta de cumpleaños de Armas en Jaamsa? Ya, eso.

***

Hoy, la Comisión de Ética decidirá si es investigadoPero, sinceramente, después de los audios de ayer, nuestra recomendación estética es que Gagó no sólo se debe afeitar el bigote, sino que también debe teñirse el pelo, ponerse otra nariz y comprar un pasaporte en Azángaro. O mejor: que ahora sí otorongo coma otorongo. ¡Por un Perú mejor!