#intervenganAPDAYC Viernes, 14 febrero 2014

La Municipalidad de Lima se liberó de APDAYC. Exígele lo mismo a tus alcaldes y regidores.

Ya es inminente. A partir del 23 de junio de este año, no tendrás que haber pagado APDAYC para solicitar autorización municipal para un evento. Julio Andrade y sus amigos –al menos en el Cercado– ya no se la llevarán fácil.

chaumuni

Se acabó la canción.

Jona Castro ha colgado el dictamen 021 – 2014 de la Comisión Metropolitana de Asuntos Legales de la Municipalidad de Lima, con fecha del 11 de febrero, aprobado por unanimidad. Al final del documento pueden ver las firmas de los 14 regidores que decidieron jugársela contra la organización de Armando Massé.

¿Pero qué es lo que está pasando? Que se ha decidido poner fin al convenio entre la Municipalidad y APDAYC. Nosotros ya habíamos adelantado, durante la primera tanda de #intervenganAPDAYC, que este convenio era legalmente inviable:

Ese convenio es el responsable de que los organizadores de eventos en el Cercado tengan que presentar un comprobante de pago a APDAYC si quieren que la Municipalidad les autorice sus actividades.  Ojo: si es que se disuelve el convenio, la MML modificará el TUPA y se habrá acabado el requisito de pagarle, por adelantado, a APDAYC por cualquier evento (¡incluso los que no usan música de su catálogo!).

Y eso es exactamente lo que acaba de suceder, gracias a la iniciativa original del regidor Oscar Ibañez (PPC) y, luego, la voluntad de regidores de todas las bancadas del Municipio.

Pero, para que no digan que estamos sesgados, le preguntamos a Oscar Montezuma, abogado especialista en derechos de autor y profesor de la PUCP en derechos de autor, quién tiene la razón: la Muni o APDAYC.

El análisis sobre si existen obras protegidas por derechos de autor sujetas al cobro de una sociedad de gestión colectiva [como APDAYC] se debe dar caso por caso y no por defecto. Finalmente es la sociedad de gestión colectiva (y no el municipio) la encargada de monitorear el uso correcto de obras musicales de sus afiliados. (…)

El municipio, al aprobar el permiso para un espectáculo público no está autorizando la utilización de una obra musical ni prestando apoyo para dicha utilización por el tercero. Lo único que está haciendo es autorizar el uso de la vía pública, si cumple con los requisitos.

Para ser más claros: Bajo una lógica parecida a la del convenio ahora anulado, si yo tuviese a un deudor hubiera podido pedirle a la Municipalidad que no le otorgue la licencia de funcionamiento para su negocio hasta que no me pague, lo cual es jurídicamente insostenible.

Es decir, nunca fue necesario que se incluya el pago a APDAYC en el TUPA de la Municipalidad de Lima. Ni en el de ninguna municipalidad, por cierto. Este debería ser un modelo para el resto de municipalidades distritales y provinciales de todo el Perú. En Huancayo fueron los primeros, ahora Lima toma la posta. El resto del Perú puede seguir el ejemplo.

Pasen la voz.

Feliz día del amor, amigos de APDAYC.

Secured By miniOrange