noticias , politica Viernes, 7 febrero 2014

Los 20 mil soles que gastó Palacio de Gobierno en una piscina que se ve desde Google Earth

Hoy escuchábamos a Humala criticando los excesivos gastos de los alcaldes regionales. Sin embargo, el día de ayer, el diario Correo reveló que Palacio gastó en diciembre más de S/.20 mil en el mantenimiento de su propia piscina.

Piscina de Palacio de Gobierno vista desde Google Earth. Imagen: @jorgejhms

Piscina de Palacio de Gobierno (cuadrado celeste) vista desde Google Earth. Imagen: @jorgejhms

Correo detalla cada uno de los gastos que se hicieron para el mantenimiento de la piscina:

No obstante, llama la atención la adquisición de un equipo de calefacción para la “piscina de Palacio de Gobierno” a una empresa particular por un monto de S/.9400 el 24 de diciembre del 2013, según la orden de compra 928.

Dos días después, también se pagó S/.10,000 – según la orden de servicio 1123- por la instalación de dicho dispositivo.

Finalmente, se pagó mil soles por un cobertor de piscina de plástico. El total cancelado para atemperar el lugar de recreación de Palacio de Gobierno fue de S/.20,400, justo a pocos días de iniciarse la temporada de verano.

¿Equipo de calefacción? ¿En verano? La única explicación coherente para justificar el gasto de más de 20 mil soles en un equipo de calefacción con este calor, es que son muy precavidos y no son de esperar hasta una semana antes del invierno.

Lo que nadie parece recordar, es que la piscina fue mandada a construir por el aquel entonces socialista Alan García, en su primer gobierno. César Hildebrandt, contó por ese entonces en su blog, contó la incoherencia:

El doctor García mandó hacer esa piscina en la época en que todos los gastos de la presidencia se cargaban a cuenta de la Casa Militar, sin especificaciones ni facturas ni ninguna documentación de respaldo. Por lo tanto, no hay una sola huella contable del costo de esa obra intrusa, que no debe de haber bajado de los cuarenta mil dólares a ojo de buen cubero, y que es visible hasta para la imagen satelital de Google.

¿Dio el Instituto Nacional de Cultura su visto bueno a tamaña monstruosidad?

No lo sabemos. No hay constancia de ello en Palacio porque todos los documentos de ese quinquenio parecieron cremarse como si fueran los intis que la inflación flambeaba en las vitrinas.

¿Se investigó alguna vez el asunto?

Nunca.

La actual secretaria general de la Presidencia de la República, María Elena Juscamaita, tendrá que aclarar estos gastos. O al menos invitarnos a todos al pool party de Samín.