corrupción , noticias , politica Lunes, 3 febrero 2014

Se acabó La Haya: Alan García y Alejandro Toledo de nuevo en problemas

¿Se acuerdan que justo antes de La Haya, parecía que Alan y Toledo salían bien librados de sus problemas? Parecía demasiado adecuado para el rollo de «unidad ante La Haya». Pues bien, la luna de miel se acabó.

Ayer, Toledo y Eliane pasaron de ser simples testigos a investigados por lavado de activos en el caso Ecoteva. Él mismo lo anunció con una nota de prensa que colgó en su Facebook:

Alejandro Toledo y Eliane Karp deberán rendir nuevas declaraciones en febrero.

El ex presidente Alejandro Toledo afirmó hoy que ha tomado conocimiento que la 48 Fiscalía Provincial Penal de Lima -a través de notificaciones firmadas por el fiscal adjunto provincial, del Pool de Fiscales de Lima, Ricardo Enrique Vidal Melgarejo-, decidió ampliar las investigaciones preliminares que viene llevando a cabo, cambiando su situación y la de su esposa de testigos a investigados. (…)

El ex presidente advirtió, sin embargo, que ha existido “una fuerte presión contra la fiscalía provincial” para llegar a esta nueva fase de la investigación preliminar, sin esperar la presentación de todas las pruebas solicitadas a la defensa.

Recuerden que lo que se había archivado era el caso de «desbalance patrimonial«. En este caso –lavado de activos– la tiene mucho más difícil, si nos guiamos por el Informe Ecoteva producido por el Congreso de la República.

Como se trata de Toledo, esta noticia salió en todos lados. En cambio, lo que nadie ha levantado hoy es esta revelación de El Comercio:

Captura de pantalla 2014-02-03 a la(s) 11.28.57

Agárrense que las conclusiones son fuertazas:

…el ex presidente Alan García Pérez, el ex primer ministro Jorge del Castillo, el ex titular de Salud  Hernán Garrido-Lecca y Miguel Hidalgo Medina, quien fuera  jefe de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro), formaron parte de “una organización delictiva” para evitar el esclarecimiento de las actividades ilegales de interceptación telefónica.

El informe  advierte que existen “indicios suficientes” de la presunta comisión del delito de asociación ilícita para delinquir, tipificada en el artículo 317 del Código Penal y señala que tanto García Pérez  como Del Castillo, Garrido-Lecca e Hidalgo Medina también evitaron “el conocimiento público de las grabaciones telefónicas que mostrarían la interferencia de miembros del Gobierno y [del] Partido Aprista” en los contratos de las empresas estatales.

Para su conveniencia, hemos puesto las conclusiones del caso BTR (el del chuponeo telefónico a raíz del caso Petroaudios), en este documento:

Un personaje clave aquí es Ismael Matta, un colaborador eficaz que trabajó para los chuponeadores y que entregó un USB (que nunca volvió a aparecer) con 2 audios y 13 transcripciones de audios. Y fíjense en esto:

Al ex primer ministro Jorge del Castillo se le denuncia por presunto delito de encubrimiento personal. Esto es, por haber promovido la salida del país de Ismael Matta Uribe y de Luis Amengual Rebaza para ocupar puestos de confianza en el Consulado del Perú en Estados Unidos. Según las indagaciones de la megacomisión, Matta Uribe y Amengual Rebaza viajaron el 4 de marzo del 2009 y el 1 de marzo del mismo año, respectivamente, a Estados Unidos “cuando no había concluido el procedimiento de colaboración eficaz”.

Según El Comercio, Ismael Matta, le contó a Luis Amengual sobre las interceptaciones telefónicas que se realizaba en la empresa Business Track. Y resulta que, Amengual, según el periodista Miguel Gutiérrez, fue guardaespaldas de Del Castillo en los 80.

También está denunciado el policía a cargo de la «investigación» del chuponeo, el ex jefe de la Dirandro y policía favorito de Alan: Miguel Hidalgo. Además, el fiscal que supuestamente también había investigado el caso en su momento, Walter Milla López, ha sido denunciado por encubrimiento personal y omisión del ejercicio de la acción penal.

Hemos vuelto a la normalidad.

Secured By miniOrange