cine , internacionales , noticias , sexo , violencia Domingo, 2 febrero 2014

Todo lo que no querías saber sobre el caso del abuso sexual de Woody Allen

(He visto circulando varios artículos en inglés sobre este caso, pero creo que nadie por aquí ha ordenado y traducido los principales argumentos. Aquí vamos.)

Todo empezó hace algunas semanas, en los Golden Globes, con un homenaje que no me resisto a poner porque lo podría ver mil veces más:

Todo hubiera estado perfecto para Woody, de no ser por Twitter. Mia Farrow –ahora convertida en una celebridad tuitera debido a sus campañas activistas– venía comentando la ceremonia y decidió cambiar de canal. El hijo biológico de Woody fue más directo:

Tweet

El último tuit de Mia –ya en modo confrontacional– se debió a que los dos primeros tuits abrieron una olla de grillos que continúa agitada hasta hoy. El link redirige a un artículo de Vanity Fair, la revista que destapó el caso del abuso sexual que sufrió Dylan Farrow, hija adoptiva de Mia, en 1992.

La discusión abrió varios otros frentes de discusión online. Uno de ellos: Mia había dicho que Ronan –supuestamente hijo biológico de Woody– era, en realidad, “posiblementehijo de su novio anterior: Frank Sinatra.

ku-xlarge

Definitivamente más parecido al buen Old Blue Eyes que a un chato intelectual judío neoyorkino

Este es un dato que se usó para desacreditar la versión de Mia (y también la del mismo Ronan). Otro de los temas que saltaron de la caja de Pandora es la relación de Woody –que ya lleva más de 20 años– con la hija adoptiva de Mia: Soon-Yi. Aquí, en este punto, me gustaría detenerme en el mejor artículo de defensa de Woody que he leído. El documentalista Robert B. Weide, colaborador de Woody, aclaró algunos puntos sobre esta relación (traducción de enfilme.com):

Las diez ideas falsas más frecuentes:

1. Soon -Yi era hija de Woody. Falso.

2. Soon -Yi era la hijastra de Woody. Falso.

3. Soon -Yi era la hija adoptiva de Mia y Woody. Falso. Soon-Yi era la hija adoptiva de Mia Farrow y André Previn. Su nombre completo era Soon-Yi Previn Farrow.

4. Woody y Mia estaban casados. Falso.

5. Woody y Mia vivían juntos. Falso. Woody viviA en su apartamento de la Quinta Avenida. Mia y sus hijos vivían en Central Park West . De hecho, en 12 años Woody no pasó toda la noche ni una sola vez en el apartamento de Mia.

6. Woody y Mia tuvieron un matrimonio de hecho. Falso. El Estado de Nueva York no reconoce el matrimonio de derecho común. Incluso en los estados que lo hacen, una pareja tiene que convivir durante cierto número de años.

7. Soon -Yi veía a Woody como una figura paterna. Falso. Soon-Yi vio en Woody el novio de su madre. Su figura paterna era su padre adoptivo, André Previn.

8. Soon -Yi era menor de edad cuando ella y Woody comenzaron a tener relaciones. Falso. Ella tenía 19 o 21. ( Su año de nacimiento en Corea no está documentado, pero se cree es 1970 o 72.)

9. Soon -Yi era casi retrasada. ¡Ja! Ella es muy inteligente, tiene un título de la Universidad de Columbia y habla diversos idiomas.

10. Woody estaba preparando a Soon-Yi desde temprana edad para ser su novia. De acuerdo con documentos de la corte y el propio libro de memorias de Mia, hasta 1990 (cuando Soon-Yi tenía 18 o 20 ), Woody “tenía poco que ver con ninguno de los niños Previn, (pero) tenía menos que ver con Soon-Yi”, Mia le animó a pasar más tiempo con ella. Woody comenzó a llevarla a sus juegos de baloncesto y el resto es historia sensacionalista.

allen-farrow-soon-yi-historias-de-amores-juan-carlos-boveri

Cuando todo era ¿felicidad? Vía 20minutos.

El artículo de Weide era lo que algunos fans descorazonados de Woody esperábamos o necesitábamos. Aunque, la verdad, su defensa en el punto original de la discusión (si Woody abusó o no de Dylan), es más bien legalista:

1. Woody nunca fue acusado de un crimen , ya que las autoridades que siguieron la  investigación no encontraron evidencia creíble para apoyar lo dicho por Mia (y Dylan).

Las denuncias de Mia de abuso sexual pusieron automáticamente en marcha una investigación penal por la policía del estado de Connecticut, que trajo un equipo de investigación del Hospital Yale-New Haven, cuya investigación de seis meses de duración (que incluyó exámenes médicos) concluyó que Dylan no habían sido abusada.

2. Sobre la cinta de video probatoria de las denuncias.

La cinta tiene varios arranques y paradas durante la grabación, creando esencialmente, en la propia cámara, “ediciones” de lo dicho por la joven. Esto plantea dudas en cuanto a lo que estaba sucediendo cuando la cinta no estaba funcionando. ¿Mia “entrenó” a su hija fuera de la cámara, según lo sugerido por los investigadores? Mia dice que no, ella simplemente giró la cámara cada vez que Dylan empezaba a hablar de lo que su padre había hecho.

Asimismo, en el estrado, el abogado de Allen preguntó a Mia acerca de los resultados del parte médico (el segundo al que había acudido): “No hubo evidencia de lesión en el área anal o vaginal, ¿es eso correcto?“. Mia respondió: “Sí”.

El 2 de febrero de 1993, un artículo revelador apareció en el diario Los Angeles Times, titulado : “Nanny Casts Doubt on Farrow Charges” en el que la ex niñera Mónica Thompson, juró en una declaración a los abogados de Allen que fue presionada por Farrow para apoyar los cargos de abuso sexual y que la presión la llevó a renunciar a su trabajo. Thompson dijo  acerca del video: “Yo sé que la cinta se hizo a lo largo de por lo menos dos y quizás tres días. Recuerdo a Farrow decirle a Dylan en ese momento, ‘Dylan, ¿qué hizo tu padre…? y ¿qué hizo después?’, Dylan parecía no estar interesada y la Sra. Farrow dejaba de grabar durante un tiempo y luego continuaba.”

Para muchos, que nos gustaría creer en Woody, este artículo, si bien no cerraba el tema, planteaba serias dudas razonables sobre el caso. Hasta que ocurrió lo que faltaba.

as asdfasdf asdfdsa

Ronan en los brazos de su madre y Dylan en los de Woody. Foto: Photoreports Inc. Vía Daily Mail.

El New York Times publicó una carta abierta de Dylan Farrow, la víctima. Extractos de las traducciones de La Nación y El País:

¿Cuál es tu película favorita de Woody Allen? Antes de responder, debería saber que cuando yo tenía 7 años de edad, Woody Allen me tomó de la mano y me llevó a un oscuro ático parecido a un clóset que había en el segundo piso de nuestra casa. Me dijo que me acostara boca abajo y jugara con el tren eléctrico de mi hermano. Entonces me atacó sexualmente. Me hablaba mientras lo hacía, diciéndome en susurros que era una buena niña, que éste era nuestro secreto, prometiéndome que iríamos a París y que sería una estrella de sus películas. Recuerdo mirar a ese tren de juguete, enfocarme en él mientras viajaba en su círculo alrededor del ático. Hasta el día de hoy me resulta difícil ver un tren de juguete.

(…)

¿Qué pasaría si hubiera sido tu hija, Cate Blanchett? ¿Louis CK? ¿Alec Baldwin? ¿Y si hubieses sido tú, Emma Stone? ¿O tú, Scarlett Johansson?

Woody Allen es la prueba viviente de la forma en que nuestra sociedad les falla a los sobrevivientes del ataque y del abuso sexual.

Entonces imaginen a su hija de siete años siendo llevada al ático por Woody Allen. Imagínenla pasando toda una vida golpeada por la náusea ante la mención de su nombre. Imaginen un mundo que celebra a quien la ha atormentado.

¿Lo están imaginando? Ahora, ¿cuál es tu película favorita de Woody Allen?

No se puede decir mucho más ante esto.

De "Take the money and run". Vía Wikipedia.

De “Take the money and run”. Vía Wikipedia.

A estas alturas, a manera de cierre, vale rescatar una carta de Woody a sus fans publicada en The Onion. Para los que no conozcan la web: se trata de una página humorística, de noticias falsas, así que no es una carta real. Pero creo que resume mejor que nadie el dilema de fondo: el choque entre una obra artística extraordinaria y las posibles miserias morales del hombre detrás de ella.

Oh, claro, ustedes podrían tratar de defenderme argumentando “Bueno, él nunca fue condenado y es posible que esa pequeña niña simplemente inventara todo“, pero, vamos, cualquiera que diga eso va a terminar sonando como un imbécil, ¿verdad? Incluso si tus intenciones son buenas, esa línea de argumentación medio que te hace parecer como que estás aventando a una potencial víctima de abuso debajo de un bus con tal de defender, a toda costa, al divertido y neurótico tipo de lentes que te hace reír, ¿no? No, obviamente no puedes hacer eso. Pero, otra vez, ¿qué vas ha hacer? ¿No ver Annie Hall nunca más? No quiero sonar petulante pero sabes que no quieres eso.

Admítanlo, todos ustedes están jodidos aquí. Maldición, si tan sólo las evidencias contra mí fueran una milésima más sólidas y yo no fuera tan encantador. ¡Eso lo haría mucho más fácil para ustedes! Lo lamento mucho.  (…)

Al final del día, sólo soy Woody Allen, el querido neurótico judío de Nueva York cuyo trabajo ha cautivado a las audiencias por más de medio siglo. Sin embargo, también soy el hombre que acechó a la hija adolescente de su amante, casándose con ella y destruyendo nuestra familia en el proceso. Soy también un aclamado escritor y artista que ha producido cientos de películas, obras de teatro, ensayos y rutinas de stand-up comedy que se han convertido en una parte inherente de nuestro tejido cultural y que continuarán siendo inspiración para las próximas décadas. Y sí, posiblemente, quizás, haya abusado de una niña de 7 años, traicionando el pacto más sagrado y arruinando su vida. Y también hice Bananas.

En fin, lamento que lo único que pueda hacer es negar esas acusaciones, lo que en realidad no les ayuda en nada. Al final del día, recae en ustedes decidir qué es lo que pasó y qué es lo correcto. ¡Buena suerte a todos!

El artículo se titula algo así como Chico, realmente los he puesto en una situación complicada, ¿no?