violencia Miércoles, 8 abril 2009

Hoy es Fujimori, mañana Alan García

garcia01

Bridget Jones's Diary move
Fallen Angel release

Si en algo coinciden los discursos de fujimoristas y antifujimoristas es que la condena al Chino Rata debería abrirle paso a un futuro juicio al actual presidente. Lo esgrimió Nakasaki, lo insinuó Kenyi, lo advirtió Humala y ayer lo comentaba la gente común en todos lados.

La verdad es que no son pocos los casos: Cayara, Accomarca, los penales, el Comando Rodrigo Franco. Usted elija, caserito.

Alan García, que puede ser cualquier cosa pero no es tonto, ha empezado a curarse en salud

The Great American Chase hd

:

“Nosotros fuimos, nadie lo duda, un gobierno plenamente democrático. Nosotros no interrumpimos la vida democrática del país. El problema es que un hecho que aparentemente se parece cambia cualitativamente de sentido, cuando se interrumpe la democracia y aparece una fórmula dictatorial en la que todo depende de una persona, o de un grupo de personas”.

“Entonces, resulta más difícil demostrar si la persona sabía o no sabía, si era directamente responsable o no

. La virtud de la democracia es que en democracia usted tiene los medios de comunicación, que son los primeros fiscales en nombre de la opinión pública, tiene el Parlamento que puede hacer sus investigaciones, tiene un Poder Judicial independiente, pero si usted no tiene nada de eso, toda la culpa viene hacia usted. Para eso existe la democracia, que también es una forma para defender a los gobiernos que pueden trabajar porque tienen sistemas de fiscalización permanentes que evitan los excesos”.

Da la sensación de que no le falta razón, en parte. Sin embargo, vamos, ser un presidente democrático no es garantía inmediata de que todo lo que haces está dentro de la legalidad (“si lo hace el presidente, es legal”, se le escapó a Nixon delante de Frost y fue su epitafio político).

Curiosamente, la sentencia del tribunal de César San Martín también aborda el caso García, puesto como ejemplo por la defensa de Fujimori.

…la imputación contra Alan García Pérez cuando era presidente de la República en su primer periodo era por delitos de asesinato y genocidio por omisión impropia por los hechos de Accomarca y Cayara, a quien se le atribuyó haber conocido los Planes Huancayocc y Persecución y pese a ello no impidió su ejecución no es un supuesto de autoría mediata por dominio de la organización-. Independientemente del razonamiento del Tribunal Superior, como consecuencia de las características de la imputación, centrada en el conocimiento de planes de operaciones militares, presupuesto necesario para atribuirle el deber de impedir su ejecución, en el presente caso los hechos juzgados se definen a partir de la conformación de un aparato organizado de poder ordenada por el jefe de Estado. (pag. 584 – 585)

Esto quiere decir -abogados a mí- que la acusación contra García en esos dos casos fue por omisión. No se le denunció por haber establecido un aparato de poder cometió asesinatos. Por tanto, en lo que concierne al presidente en ejercicio Accomarca y Cayara no son similares a Barrios Altos y la Cantuta (lo que no quiere decir que se esté exculpando a priori a Alan, solo que su ejemplo no es pertinente para efectos de la sentencia).

¿Son realmente comparables ambos gobiernos o nos estamos dejando llevar? ¿Existe una cantidad de pruebas suficientes? ¿De testimonios? ¿Hubo tanta investigación periodística como con Fujimori? ¿No será más viable una investigación por corrupción? ¿Cuántas huellas ha borrado el tiempo?

Hurm.

Link: La ¿esposa? de Fujimori le dice marica a Alan

Secured By miniOrange