noticias , politica , violencia Domingo, 30 noviembre 2008

La ministra de Vivienda acusada

congresista-nilda-vilchez.jpgEsta semana, Verónica Zavala dejó el ministerio de Transportes (MTC) y originó un enroque en el Ejecutivo. La remplaza Enrique Cornejo, ex ministro de Vivienda. El remplazo de Cornejo será Nidia Vílchez, congresista aprista por Junín.

Hoy La Primera la acusa de haber pertenecido al Comando Rodrigo Franco y hasta titula “Entrenada para matar“. El artículo se basa en el libro Muerte en el Pentagonito, de Ricardo Uceda. Releyendo el libro, quizás resulta exagerado decir que Uceda señala a Nidia como parte integral del “Clan del besito”, pero todo indica que sí fue muy cercana (y hasta entrenada, al parecer). De hecho, sus dos hermanos y su padre, Abdón Vílchez (curiosamente, el aprista integrante de la comisión que “investigó” al comando en los 80s) parecen haberse vinculado estrechamente al C-RF. El colaborador eficaz Miguel Exebio ha contado una versión similar.

La ministra ha negado toda vinculación y dice que ni siquiera sabe si existió ese comando.

Al margen del pasado de Vílchez, resulta también interesante notar cómo siempre hay gente vinculada a Mantilla merodeando al ministerio de Vivienda. Anteayer El Comercio observó:

La importancia de estos dos ministerios (Vivienda y MTC) radica en que son sectores con alto potencial para la construcción de obras públicas de gran impacto en la ciudadanía. En suma, siempre se corre el riesgo de un uso político.

A ver. Con Vílchez tenemos solo tres compañeros en el gabinete. Pocos apristas, eso es encomiable. Pero, precisamente por eso, porque son pocos, uno esperaría que sean lo mejorcito del Apra. A menos que el término “lo mejor del Apra” sea un oxímoron.