periodismo , politica Miércoles, 19 noviembre 2008

Día 5: ¿Qué significa la caida de Perú.21?

mps_7071-copia-300x200.jpgMe gustó bastante el último post del Morsa, ya amainada la tormenta. Sostiene Bustamante que la existencia misma de Perú21 fue una especie de error del sistema, una excepción únicamente posible porque los astros confluyeron luego de la caida de Fujimori:

El diario Perú.21, creo, cumplió un fin bastante definido a inicios de la década, en los primeros años del gobierno de Toledo (con los recuerdos de del gobierno de Fujimori y de la fallida transición con Paniagua). Digamos que el equilibrio de fuerzas conservadoras (que sostuvo al fujimorismo) se ha recompuesto y ya no es necesaria [para el sistema] una línea editorial como la que mantenía AAR. Sale. Aunque causó harta sorpresa, no deberíamos asombrarnos. El Comercio (y sus distintos productos) ha tenido una línea conservadora histórica y más bien, lo de Perú.21 fue una suerte de intermezzo, una corta desviación de su tradición periodística. (Son ya clásicas las diatribas de Gonzáles Prada contra El Comercio). (…)

¿El problema es que hayan sacado a Álvarez Rodrich o que no existan más diarios “tipo Perú.21″? ¿Dónde están los otros diarios que deberían expresar los intereses de otras clases sociales? ¿No hay algo torcido desde el inicio (como señalamos antes) que un grupo históricamente conservador “conceda” espacios de pluralidad a ciertos sectores que no han hecho mucho por ganárselos? Son preguntas que buscan dialogar con algunos de los puntos que señaló Carlos Meléndez en su blog.

Perú.21 fue una respuesta al Correo de Tafur que a su vez fue una respuesta al Liberación de Hildebrandt que a su vez fue una respuesta a Fujimori y Montesinos. Perú.21 apareció apadrinado por un grupo conservador, pero se convirtió en un diario plural que, como dice Bustamante, acogió a representantes de dos sectores (izquierda democrática, derecha liberal) que no pudieron construir sus propios espacios.

(Claro, a veces aparecen en La República o La Primera, pero la línea editorial de ambos diarios no sintonizan mucho: uno es medio esquizo -aprocaviar, digamos- y el otro le dispara a todo lo que se mueva. De Correo no esperen mucho, que en sus Chiquitas se denuncia a cualquiera que haya pasado por la Católica -de San Marcos ni se diga-. Curiosamente, La Razón es el único diario que ha ofrecido sus páginas a los ex 21.)

En resumen, los últimos estertores de la transición han terminado. Para usar una frase hecha: el Perú ha vuelto a la normalidad.

Link: Nicolás Yerovi se pone faltoso en el mismo Perú.21
Link: Gorriti se solidariza (y su artículo completo es de antología)
Link: Poder, prensa y empresa (Juan Carlos Valdivia)
Link: “El patadón Rodrich” (este Torres Montero necesita blog ya)

P.S.: Por otro lado, una buena noticia: Laura Puertas ha sido ratificada en su puesto por el directorio de América Televisión.

Foto: Despedida de AAR de Perú.21 (blog de Heduardo)