tv , videos Viernes, 29 agosto 2008

Bambeando por un sueño

Mientras en la cholósfera todos hablamos de la CVR, en el mundo real la gente solo comenta esto:

La acusación es bastante grave (la ética no está reservada a los temas trascendentales, muchachos) y los editores entrevistados (Yactayo, Jarcor) son de lo mejor en el medio.  La Valcárcel ha respondido:

“Su denuncia es completamente falsa. Como testigos de que mi programa es en vivo tengo al representante del Ministerio del Interior, al notario, a las 250 personas que están en el set y a la prensa. ¡Eso es imposible! ¡Por un punto de rating jamás difamé a nadie!”, agregó visiblemente mortificada.  (…)

“El espacio de Gisela cuenta con ocho cámaras: siete en señal digital y una analógica. Al momento que se manda la señal al switcher, a un disco duro, hay un proceso de conversión que genera un retraso de varios segundos. Eso es lo que se perdió en la coreografía de Adriana Zubiate”, detalló el productor [de Bailando por un Sueño].

Súper convincente la respuesta. Pero Ortiz y Miyashiro retrucaron así.

Un poco exagerada la comparación con Laura Bozzo. Diera la impresión que la primera vez lo que se emitió fue una investigación a medio terminar y que ahora Enemigos Íntimos está más a la defensiva que a la ofensiva. De todas formas, si fuera cierta la hipótesis de Beto y Aldo, estaríamos hablando de una conspiración a nivel de X-Files, con todos los concursantes como cómplices. Hurm.

Secured By miniOrange