corrupción , politica Lunes, 21 julio 2008

Miedo y asco en el Congreso


Anoche un reportaje Maribel Toledo-Ocampo reveló que en el Congreso de la República se trafican influencias y se graba a las personas como en la peor época del fujimontesinismo; amén de escuchar a Velásquez Quesquén en medio de la vaina por un par de votitos para la mesa directiva. El resumen de Perú.21 (me gustó más el que leí en la versión impresa de Correo, pero no hay forma de encontrarlo vía web; mal, mal):

Todo por un voto
Ayer, Cuarto poder reveló cómo una denuncia presentada en la Comisión de Ética contra el congresista Gustavo Espinoza fue retirada después de que Javier Velásquez Quesquén juntara a Espinoza y a Carlos Torres Caro, quien presuntamente estaba detrás de dicha denuncia. Esto queda evidenciado tras escuchar una grabación de audio que realizó Espinoza del encuentro. Velásquez Quesquén lograba así un voto más para su candidatura.

El nuevo ‘Vladi’
Pero Espinoza parece tener una afición por grabarlo todo. Este legislador también grabó en video al empresario Sergio Cayrús, cuando revelaba que Torres Caro quiso cobrarle 10 mil dólares para contactarlo directamente con el presidente Alan García. Al margen de la gravedad de esta denuncia, estas acusaciones cruzadas revelan el nivel que tienen algunos parlamentarios.

Además se reveló que Torres Caro le mocha el sueldo a sus trabajadores para dárselo a una persona que, supuestamente, trabaja ad honorem para él. Y Espinoza volvió a demostrar que la imagen que tiene no le hace justicia: es incluso más malogrado. Ya en el lado anecdótico, es increíble cómo Velásquez Quesquén cae redondito una vez más frente a Torres Caro y Espinoza, quienes -cuando eran un dúo- filtraron las fotografías del aprista con unas garotas. Hay que ser lorna. Así no le gana ni a Fabiola Morales…

ACTUALIZACIÓN (7:36 pm): Gustavo Espinoza me deja un maravilloso comentario, que enfatizo:

Hay cosas que no se dijeron en el reportaje, por ejemplo, cuando Torres Caro menciona que me olvide del Perú y que sólo nos preocupemos por nosotros. Bueno esa clase de congresistas tenemos, y como lo dije en un anterior artículo de mi blog: ninguno de los congresistas, incluído yo, pensamos en el Perú. Ahora eso de montesinista es un chiste, tuve que grabarlo por que si no lo contaba nadie me iba a creer, ahora la prensa me rogaba por ese video y luego se rasga las vestiduras junto con el sistema por haber grabado la pendejada de Torres Caro de querer chantajearme, espero los comentarios estimado ocraM para seguir respondiendo a las inquietudes de tus internautas. Ah, me olvidaba, el culpable de la grabación, es un telefonito de Black Berry de Movistar -Teléfonica, que me asignó el Congreso, como vez no fue ningún aparato sofistificado tipo montesinesco. En todo caso estoy disponible para la teléfonica para hacer un spot televisivo con la teléfonica, al estilo Tongo.

Encantador.

Secured By miniOrange