politica Viernes, 11 julio 2008

El TC en manos apristas

mesia.jpgEste es uno de esos temas densos. Pero háganme caso que vale la pena. Hace unos días renunció el presidente del Tribunal Constitucional. Al respecto hay dos versiones fuerte: una, la de Gato Encerrado, que fue la presión de Giampietri por el caso Tudela y otra, que fue por admitir una denuncia por el caso del Frontón, versión en la que increíblemente coinciden Ideele y Correo, aunque con valoraciones distintas como se ve en esta Chiquita:

¿Por el IDL?
El motivo de la broncaza sería que Landa habría admitido un recurso de queja de la ONG IDL con respecto al caso El Frontón. A Landa le habrían enrostrado sus simpatías por las ONG caviares, amén que ese recurso no tenía nada que ver allí. “César ya se pasó de caviar. No quiere ver que esas ONG son en realidad bufetes disimulados de abogados, pagados por clientes extranjeros”, comentaba por allí un colega suyo.

También tenemos la versión menos conspiranoica:

Según fuentes de Perú.21, lo que desencadenó la renuncia de Landa habría sido la decisión de un grupo de magistrados de cambiar a la alta dirección administrativa, formada por profesionales calificados. Pese a que Landa habría advertido que se iría si se insistía en los relevos, en el último pleno del TC se le retiró la confianza a los expertos. Entonces,  dimitió.

Lo que tienen en común estas tres versiones es que pusieron contra las cuerdas a Landa y finalmente, lo que importa es que su remplazo como presidente del TC será Carlos Mesía, el señor de la foto precedente. Correo lo entrevista hoy:

M: Yo he renunciado al Partido (Aprista) y no soy militante. Ya tengo dos años de gestión como magistrado del Tribunal y la ciudadanía puede formarse un juicio de mi independencia y autonomía frente al gobierno y al partido que pertenecí.
C: Pero es aprista
M: Mi pasado es aprista, mi presente es aprista, pues nadie duerme hereje y amanece cura, pero yo he renunciado a mi militancia para tener independencia. Por encima de mis convicciones ideológicas está mi prestigio profesional y mi respeto a la Constitución. (…)
C: Se cuestiona también que haya sido asesor parlamentario del hoy premier Jorge del Castillo
M: La ingratitud es una cualidad que debe tener un juez, y puedo vanagloriarme de ello. Además hace tiempo que de él no sé nada. No hablo con él.

Ojo que este mismo señor fue el que le dijo a La República que su antecesor “era muy allegado al IDL”. ¿Y? Que yo sepa el IDL no gobierna. El que gobierna es el Apra. Y este señor Mesía “es muy allegado al Apra”. Eso sí es un problema.