internacionales , periodismo , sociedad Martes, 24 junio 2008

No contactados, sí conocidos

apchica.jpgLeo en Perú.21 que las fotos de los no contactados resultaron “una farsa”, pero no porque los aborígenes sean “contactados”, sino por la presentación de la información:

Según información de The Guardian, el fotógrafo brasileño José Carlos Meirelles, propietario y autor del material, confesó que esa comunidad ya era conocida desde 1910 y que, desde hace casi veinte años, la Fundación Nacional del Indio de Brasil (FUNAI) la tiene bajo estudio.

La mentira estuvo en la forma en que se presentaron las fotos, que fueron resultado de una expedición de Meirelles por la frontera de Brasil y Perú.

Luis Aguirre también recoge la información de The Guardian y resalta este párrafo:

Meirelles, one of only five or so genuine sertanistas, has no regrets, arguing that the pictures and video released to the world were powerful and indisputable evidence to those who say isolated tribes no longer exist. ‘Alan García [the President of Peru] declared recently that the isolated Indians were a creation in the imagination of environmentalists and anthropologists – now we have the pictures.’

Una mentira estúpida. No había necesidad de presentarlos como “primicia” o como que recién se descubría su existencia. Que sean conocidos desde 1910 no quiere decir que sí sean “contactados” y menos aún quiere decir que García tenga razón. De hecho, hace solo un par de día Norka Peralta de El Comercio viajó al Purús y recontra comprobó la existenca de estos grupos en aislamiento voluntario. Que una ONG no haya sabido presentar la información no convierte a las fotografías -ni a las personas fotografiadas- en una farsa.