sociedad , webeo Miércoles, 14 mayo 2008

Conductor limeño, el Ministerio de Salud te recomienda contar hasta diez

portada_larazon.jpgNo sé quién redacta las notas de prensa del Ministerio de Salud, pero es un genio del humor involuntario:

Ante el estrés que sufren los limeños con el caos vehicular, generado por el cierre de las principales vías capitalinas y la rehabilitación de calles, el Ministerio de Salud (MINSA) recomienda a la población practicar ejercicios de relajación, como respirar profundo y contar lentamente hasta 10. Dicha práctica favorece la actividad mental y renovación completa del oxígeno en las células. (…)

Además la especialista (del Minsa) sugiere pensar en positivo. Con esto se evitará alterarse en aquellas situaciones que se escapan de las manos o que no cumplen las expectativas ya que alguien positivo no sólo se beneficia a sí mismo sino que también colabora a evitar el estrés de quienes lo rodean. En este punto refiere que el caos vehicular es algo pasajero.

Qué sarta de perogrulladas belmontianas. La verdad, para enfrentar el tráfico de Lima prefiero el ya-clásico tratamiento Mariátegui:

-Conducir en Lima es como practicar uno de esos juegos de consola tipo X-box o PlayStation. Uno imagina que la luna frontal es la pantalla y que el juego consiste en esquivar cada agresión que se ve venir (combis, camiones, mototaxis, los otros autos, “lanchones” en el centro, peatones que se te abalanzan, pirañitas, pistas rotas, calles en reparación, rompemuelles, huecos lunares, taxis que paran de golpe en cualquier lado, lentitos que manejan por la izquierda, vías preferenciales y “Pare” cual adornos, vehículos que entran de frente y a toda velocidad en los óvalos, te adelantan por la derecha, etc.), acumulando mentalmente puntos.

Todo este juego viene sazonado con bocinazos, cortinas de smog que te tiran de los tubos de escape, lisuras, alcaldes ineptos, policías corruptos y cosas harto inusuales como “autopistas” de dos kilómetros con peajes, acróbatas y hasta lanzafuegos. Creo que imaginar que estás en un juego –tipo esa vieja película Tron- mientras manejas es la única manera de conservar la salud mental y hasta entretenerte.

Jaja. Cada vez que leo esta columna no dejo de alucinar a Mariátegui en medio de la Javier Prado a punto de explotar como Michael Douglas en Un día de furia, griándoles a los choferes de combi: “¡Caviar!”

Imagen: la cumbre no solo loquea a Mariátegui, sino también a los oficialistas de La Razón tan noicos con el tránsito que se le voltearon al gobierno. Agradecimiento por el dato: J.A. Godoy