cholósfera , cibercultura Jueves, 24 abril 2008

El nuevo y más sensual ranking de Blogalaxia

ranking.jpgSi he tenido algún lector fiel a lo largo de estos dos años de bloguerismo, ese gato leal habrá notado que nunca he mencionado el ranking de Blogalaxia (alias Perublogs alias Inventarte alias la productora de blogs más exitosa de Latinoamérica (y son peruanos (y alojan a Utero TV, éste fue el disclaimer))). Hoy, justificadamente, romperé la tradición.

¿No me entienden? Vamos despacio, mis techno-impaired lectores.

Con ustedes, el sensual ranking de Blogalaxia. Mucho gusto. El nombre se explica por sí mismo: se trata de la lista ordinal de blogs latinos (y peruanos) más importante del hemisferio.

Hasta ayer, la formar de rankear blogs era la clásica, idéntica a la medición del rating en la televisión: a más visitas, más arriba en el ranking.

Cuando la comunidad bloguera era pequeña, no había ningún problema con esta medición. Era lo houston. Los más visitados ganaban.

¡Pero!

Pero luego del boom de los blogs el año pasado, el Top 10 de Blogalaxia se llenó -salvo un par de excepciones– de basura: que Paris Hilton calata, que el reggaetón, que bájate el último capítulo de Saint Seiya… ¿Querías tener un blog top? Súper fácil: copia y pega lo que todos los demás están copiando y pegando.

Hasta ayer.

Desde ayer los criterios han cambiado. La cantidad de visitas sigue contando, claro, pero el algoritmo ahora incluye cuántos blogs te linkean y quiénes son esos blogs que te linkean. Esta lógica (similar a la ya aplicada por Google y Technorati) genera un nuevo puntaje que ha chocolateado todos los puestos, disparado a algunos y hundido a otros. Esto ha literalmente ha sacudido a la blogósfera latina (vean aplausos y quejas aquí).

Esto es grande: porque lo que se está estimulando no es la cantidad de visitas -lo comercial, lo masivo- sino la calidad de visitas, la creación de contenido, el intercambio de ideas, la construcción de comunidades.

El sistema es perfectible, por supuesto. Resulta insólito que, por ejemplo, Fantomas esté en el puesto 34 cuando es público que cerró su blog el año pasado. Aunque habla muy bien de Fantomas, esto demuestra una falencia en el sistema. Quizás habría que agregar “última actualización” como factor.

Por otro lado, hay que resaltar casos como, este ejemplo me gusta, el del blog de Martín Tanaka, que gracias a este nuevo criterio da un salto espectacular del puesto 315 al número 21. Sobra decir que esta nueva cifra nos da una idea mucho más certera de la verdadera influencia de Tanaka en el lado político/humanidades de la cholósfera.

En fin. Una medida saludable que nos libera de los conceptos cuantitativos que el resto de medios (tele, radio, prensa escrita) todavía usa para medirse entre sí. Un paso adelante. Y una cosa queda clara: si tu blog no está en Blogalaxia/Perublogs, no existe. Inscríbete ya.