narcotrafico , periodismo Miércoles, 6 febrero 2008

El columnista valiente

raul_wiener_cnr_080307.jpgQué difícil es atacar al narcotráfico en la calle, como lo hizo la fiscal Luz Loayza. Y qué fácil es atacar a evil corporations desde una laptop, como lo hace Raúl Wiener. Pero atacar a la fiscal Loayza desde una laptop, como lo hace Raúl Wiener, no sólo es fácil, sino patético y retorcido. La columna de hoy de Wiener se llama La Fiscal valiente. Fragmentos:

Hay una cierta incongruencia entre “la valiente fiscal que se atrevió a enfrentar al narcotráfico”, y la mujer que se niega una y otra vez a cubrir su plaza en Iquitos porque tiene miedo a que sus perseguidos se venguen de ella.

¿Por qué hay incongruencia? La fiscal Loayza no se siente una heroína, ni una mártir, como apunta el Morsa. A ella le tocó investigar a Zevallos en el 2005 y cumplió su misión. Ahora, tres años después, han aparecido reportes de inteligencia de la Policía que indican que existe un plan contra Loayza en “venganza, al considerarla responsable de su detención (la de Zevallos) y posterior enjuiciamiento por tráfico ilícito de drogas y otros delitos”. ¿Por qué Wiener no menciona estos informes? Sigo con él.

Si García, Alva, Del Castillo, Gonzales Posada, le ofrecen todas las seguridades del Estado para cuidar su vida y sin embargo hasta ellos mismos creen que la fiscal valiente estará en peligro: ¿qué es lo que nos están queriendo decir?, ¿que Iquitos es un territorio fuera de control?, ¿que los valientes deben ser replegados hacia Lima y dejar las zonas calientes de la violencia y el comercio de la droga?, ¿que como ya sabíamos, Alva Castro es incapaz de garantizar la vida de nadie?

¿Wiener ha viajado a la selva? ¿Alguna vez ha investigado algún tema de narcotráfico? En Iquitos, y mis amigos blogueros charapas no me dejarán mentir, los sicarios están a la orden del día. Todo el mundo sabe dónde conseguirlos. No es una ciudad fuera de control, pero es mucho -mucho- más sencillo que en Lima.

Y eso de que “los valientes deben ser replegados a Lima y dejar las zonas calientes”… ¿quién demonios ha dicho eso? Pero hay cartas que Zevallos le envió a la Fiscal de la Nación pidiéndole expresamente que envíe a Loayza a Iquitos. ¿Wiener no sabe esto o se hace el loco? En realidad, el columnista valiente es víctima de sus fobias y teorías de conspiración:

No puedo evitar apuntar aquí mi presunción de que todo este lío ha sido armado desde ciertos medios con el objeto de tumbar a la Fiscal de la Nación, colocándola en una encrucijada fatal, en la que ceder a las presiones y abrirle alguna plaza a Loayza en la capital, equivaldría a capitular en su autoridad, y mantener la decisión de la Junta de Fiscales le costará inevitablemente la sospecha de operar en relación con los crímenes del narcotráfico.

Esto ocurre porque doña Adelaida Bolívar está enfrentada al más poderoso grupo de prensa, con cuatro diarios (y uno aliado) y dos canales de televisión, al que le resulta demasiado fácil crear la sensación que muchos piensan como lo hacen sus propietarios y que sus causas son las colectivas.

Ahí salta la liebre. Según Wiener, Loayza es una drama queen y tiene que ir al matadero simplemente porque los medios vinculados a El Comercio informan de sus quejas. Así de simple, no hay más análisis ni información. Para el columnista de La Primera, cualquier cosa que diga “la gran prensa” está mal porque todo lo que dicen es mentira y así son las grandes corporaciones y punto. Paranoia pura.

¿Cuál es el interés del “más poderoso grupo de prensa” en desacreditar a la Bolívar? Wiener no lo explica. ¿El gobierno quiere bajarse a la Fiscal de la Nación? Difícil, teniendo en cuenta las relaciones entre Adelaida y el Apra. ¿Entonces? ¿Por qué Wiener juega a ser tonto útil del narcotráfico? Nada, no caigan en la parnoia Wiener. Simplemente, que hay gente que prefiere las sexys teorías de la conspiración a la cruda realidad.

Blog: Los infiltrados (Desde el tercer piso)

ACTUALIZACIÓN (07/02).- El señor Wiener Fresco me responde, y admite que no conocía los reportes de inteligencia que cualquier periodista que ha hecho su tarea debería conocer y admite también que tampoco sabe quién “se esconde” detrás del seudónimo ocraM (otro dato que ningún periodista que se respete debería desconocer :P). Y así es jefe de la unidad de investigación de un diario. Se la lleva fácil.

ACTUALIZACIÓN (07/02, 7:28 pm).- Día complicado hoy. Recién leo dos posts muy ilustrativos para todos, salvo para Wiener el fresco y sus zombies: Internal affairs, de Roberto Bustamante, y sobre todo, La nariz y las conciencias rotas, de José Godoy. Ya quisieran los defensores de la Bolívar (que es apristona, además) puedan presentar pruebas así de concretas.

Secured By miniOrange