periodismo , politica Lunes, 29 octubre 2007

Alan García columnista

alan-milagroso.jpgAyer el Presidente de la República publicó una columna en El Comercio. El artículo de García incluye algunas buenas observaciones que -valgan verdades- le he escuchado desde la campaña pero que aún no son traducidas en políticas gubernamentales (“es una vergüenza que Chile exporte US$2.000 millones en madera sin tener una hectárea de Amazonía… y que el Perú apenas exporte US$200 millones”) y cierta patinada rochosa (escribe “no conectado” en vez de “no contactado“).

(Por cierto, su rollo sobre los “no conectados” parece apuntar directamente a los defensores de Candamo)

Más allá de las propuestas de la columna, la idea de ésta es que el Perú se mantiene en el atraso gracias a los “perros del hortelano” (“el viejo comunista anticapitalista del siglo XIX se disfrazó de proteccionista en el siglo XX y cambia otra vez de camiseta en el siglo XXI para ser medioambientalista”). Los mencionados caninos, según García, se oponen y se oponen pero no proponen.

La sensación que le queda a uno cuando termina de leer la columna es ¿de verdad los perros del hortelano tienen tanto poder como para paralizar un país por décadas? No sé, ah. Porque, hasta donde recuerdo, ese tipo de demagogia que denuncia García dejó de gobernarnos en 1990.

POSTDATA (30/10): No se pierdan esta gran columna del maestro de maestros, Luis Rey de Castro.