blogs , literatura , sociedad Miércoles, 24 octubre 2007

Los comentaristas anónimos de Indecopi

imagen GUSTAVO FAVERÓN PATRIAU'S FAN CLUBUn funcionario de Indecopi ¿o son dos? han dejado sendos comentarios defendiendo la alucinante resolución que exculpó a Bryce. El primero, que llegó desde el IP 200.37.120.69 correspondiente a la entidad estatal, fue dejado en este blog:

… (Morote) tenía un texto “inédito”, vale decir, que no lo conocían más que él y un grupo de amigos a los que supuestamente entregó el mismo. Resultado, uno de esos amigos le roba el texto y lo publica a su nombre. Como diantres puedo probar que mi texto es anterior al de mi amigo traicionero. Difícil. Según se ha dicho unicamente las versiones de sus otros amigos, las que obviamente no van a testificar en su contra, si son sus patas. (…) el resto de casos si se ha sido respecto de obras publicadas, en donde sí se puede acreditar fehacientemente la preexistencia de la obra plagiada, pero hasta hoy nadie ha denunciado. (…) En suma, creo que era un caso difícil para cualquier juzgado en el mundo y la resolución salió conforme yo lo veía desde el principio…

Interesante que Indecopi no pueda actuar de oficio en la veintena de otros plagios de Bryce, pero sí persiga motu proprio a los vendedores de libros y DVD piratas. No sé si es una falla del sistema o simplemente desidia, pero aquí se ve cómo estos funcionarios únicamente se preocupan por las empresas y no por la justicia o, si acaso, el derecho.

El otro comentario anónimo -aunque pueden haber decenas más aún no detectados en otros blogs- apareció en el blog del Morsa:

No sé, creo que lo de los medios probatorios terminaron matando a Morote. Difícil acreditar la preexistencia de una obra inédita. Si no se probó en el caso concreto, entonces está bien que haya sido declarada Infundada, porque no se puede construir una resolución de la nada.

Hombre, sólo les faltó firmar “Juan Pérez”. Qué manera de perder el tiempo cuando podrían estar explicando -entre otras cosas- cuál fue exactamente la intervención de Julio Ortega (súper amigo de sus amigos, ver Fantomas) en el proceso de Indecopi. Y sobre Indecopi y Julio Ortega ha escrito hoy César Hildebrandt:

Los chicos de Indecopi acaban de demostrar cuán podrido está el cadáver moral del Perú, un país donde te puedes robar el trabajo de otro y ser felicitado por Julito Ortega, académico y brichero, autor de la teoría de que el plagio –así, en abstracto– no existe y que es, más bien, un paso inteligente a la colectivización de las ideas y a la anarquización de la propiedad burguesa.

(…) El mensaje de Indecopi es profundamente inmoral, tan inmoral como el gobierno que creó e hizo protagónico al Indecopi. Y que no supongan los chicos del tal ente que su ignorancia en veinte tomos los va a exonerar de la vergüenza.

Si los escritores peruanos no defienden a Morote –aunque sólo fuese por instinto de conservación y demostración de respeto por el propio trabajo que algún día puede serles birlado– es porque la mayoría de ellos pertenece a la cofradía de los auxilios mutuos, los lobbies en España, los prólogos intercambiables, la navegación sin bandera y la sobonería a las vacas sagradas que pueden llamar a la Balcells y convencerla de que hable con Herralde.

Como recuerda el Morsa, éste es el Indecopi que declaró a Nicolás Yerovi plagiario de su propia obra. Ya lo saben, chicos: ¡comprar pirata es delito!