cholósfera , cibercultura , musica , sociedad Miércoles, 3 octubre 2007

¿A dónde va la plata de los derechos de autor?

masse.jpg

Como si hubiera estado siguiendo el debate en la cholósfera sobre la piratería y los derechos de autor (ver lista abajo), anteayer el presidente de la APDAYC (Asociación Peruana de Autores y Compositores), Armando Massé se mandó anteayer con una columna apropiadamente titulada «El quid del asunto»:

En nuestro país sólo y únicamente la APDAYC está autorizada para cobrar los derechos de autor de las diversas partes del mundo. APDAYC cobra de acuerdo a un tarifario (publicado anualmente con conocimiento del INDECOPI). El dinero que APDAYC cobra en nuestro país es distribuido entre todos sus socios del Perú y del mundo. APDAYC tiene hasta la fecha 5 mil 857 autores peruanos y representa a más de tres millones de compositores del resto del mundo. APDAYC representa las canciones que ejecutan: Los Beatles (Inglaterra), Shakira (Colombia), Luis Miguel (México), Charlie García (Argentina), Chichi Peralta (R. Dominicana), etc, etc., y en el Perú, Rossy War, Los Pakines, Pedro Suárez-Vértiz, Dina Páucar, Agua Marina, Grupo Néctar, Grupo 5, Líbido, etc.

Y tiene toda la razón. Todo ese dinero de los derechos va directamente a las arcas de la institución que Massé preside desde ¿1998? ¿99? Con la anuencia de Indecopi, APDAYC se ha constituido en un monopolio que centraliza el cobro de las regalías y luego ¿lo redistribuye? ¿lo invierte adecuadamente?

No sé si la hija de Chabuca Granda sigue cobrando los derechos de su madre con vales del Roky’s, pero un par de músicos que consulté por teléfono me cuentan que la situación no ha cambiado mucho desde el 2003. No, no diré sus nombres. No esperen que ningún artista se enfrente abiertamente al monopolio de Apdayc. Hacerlo podría significarles el cierre del caño.

En vez de montar shows con aplanadoras pasándole encima a un montón de CDs, nuestro querido Indecopi debería encontrar la forma de que lo poco que se recauda por la vía formal sea invertido correctamente. O alentar iniciativas estilo Radiohead, que permitirá descargas legales de su último álbum. Ése, de verdad, es el quid del asunto.

Blog: Henry Spencer conversa con Martín Moscoso, de Indecopi
Archivo del Útero: A la piratería online dile tal vez (25/09/07)
Blog:
Bájense el ya legendario documental sobre la piratería: Good copy, bad copy (Cinencuentro)
Blog: Polvos es una mierda:
uno y dos (Fantomas)
Blog: Polvos Azules no es el paraíso pero casi:
uno y dos (el Morsa)
Blog:
Comprar DVDs originales es una mierda (Tabo)

Secured By miniOrange