periodismo , sociedad , videos , webeo Martes, 11 septiembre 2007

Municipio de Juliaca demanda por $US 50 millones a Pedro Salinas

pedrosalinas.jpgFuerte candidata a El Absurdo del Año. Vamos por partes. Hace un mes, el gran Pedro Salinas -periodista, escritor, spidermanófilo y uno de los directivos de Chisac– escribió una columna en la edición limeña de Correo titulada «Lampa«. Allí, en un párrafo, comparaba esta encantadora localidad puneña con esa suma de maravillas postmodernas llamada Juliaca:

Lampa es la antítesis de Juliaca, esa ciudad parida por el diablo, caótica e insufrible, cuna de contrabandistas, antónima de la estética, antesala del infierno, desde la que se yergue un huachafísimo monumento al carretillero, en la que a uno le asalta la sensación de Richard Kimble, donde lo primero que se piensa al entrar en ella es cómo escapar de ahí.

Y terminaba: «Grande, Lampa. En cambio Juliaca, una caca». Je.

Lo que sucedió luego ha sido documentado -con alucinantes detalles- por Paola Ugaz en su blog: boicot a la edición local de Correo, editoriales furibundos, radios llamando a incendiar el diario, exigencias municipales de desagravio y, por supuesto, marchas de dignidad como esta:

 
Y ya va un mes de esta feria y de esta furia. Desde el inicio el más interesado en azuzar a las masas ha sido el alcalde David Mamani, quien declaró persona non grata al columnista (ojo que quien incendió la pradera republicando la columna de Salinas en Juliaca fue el diario Los Andes, cercano al alcalde).

Pero, al parecer, esta muestra de intolerancia que da -si se puede- peor fama a Juliaca le resulta muy conveniente a Mamani. Resulta que el alcalde se niega a publicar los estados de cuenta de su gestión con el argumento de que «son publicados en Internet en forma permanente». Francamente. Si alguien se atreve a explorar ese mamotreto de web que tiene la Municipalidad de Juliaca y encuentra algún informe de transparencia, avíseme, que yo sólo he encontrado fotos de Mamani, bien ahí con su medallas y condecoraciones.

Y hoy, el alcalde que prefiere distraer a los vecinos en vez de informarles en qué utiliza sus impuestos le ha puesto la cerecita a la torta. Vía Los Andes:

(El procurador de la Municipalidad Provincial de Juliaca, Richard Charca Rodríguez) manifestó que la Municipalidad demandará por una indemnización económica de 50 millones de dólares y dijo que el delito se había tipificado como el Delito de Abuso de Derecho, descartándose que sea una denuncia planteada como querella.  

Genial. Evidentemente la demanda no prosperará, pero el pobre Pedro Salinas seguirá siendo la piñata de la puerta de entrada a Puno por un buen tiempo. En fin, mientras no se le ocurra volver a visitar Lampa, que sí es bonita, todo estará bien.

Link: Hildebrandt también se manda (La Primera)

Secured By miniOrange