periodismo , sociedad Miércoles, 29 agosto 2007

Aldo was right

503593.jpg¡Sacrilegio! Pero es verdad. Lo siguiente apareció en la columna de Aldo Mariátegui el sábado 25, los énfasis son míos:

– La Iglesia: Con todo respeto para no ofender sensibilidades, si simplificásemos a la Iglesia católica como una corporación y a sus templos como sus sucursales, pues su responsabilidad es tremenda tras este sismo. ¡Imagínense que un banco tuviera sus filiales tan decrépitas como muchas iglesias del Cercado o del Rímac, por no decir de provincias! No puede ser que muchos templos antiguos en el país estén en una condición tan precaria (…).

¿Qué está haciendo la Iglesia católica para que estén en condiciones perfectas? En sus locales se reúnen periódicamente muchas personas y por ello deben éstas tener los mismos estandares de seguridad que cualquier establecimiento. Es imperativo que la Iglesia católica revise exhaustivamente sus templos cuanto antes de la mano de Defensa Civil y proceda a reforzar o rehacer todo lo que encuentre endeble. Tras observar cuánta gente murió en esa iglesia en Pisco (¿por qué se desplomó como si fuera de adobe?), debe acabarse esa irresponsabilidad de juntar personas en lugares inadecuados. No repitamos ligerezas similares a la de “Utopía” con eso de arremolinar público en lugares precarios y peligrosos en el caso de una tragedia.

Suscrito línea por línea, Mr. Mariátegui. Provengo de una familia extremadamente católica y, francamente, pues claro que me preocupa sobremanera el pobre estado de los templos donde realizan sus cultos.

Sigamos con Aldo. Luego de este editorial, curiosamente, sus competidores tomaron la posta. Perú.21 realizó un buen informe al respecto y ayer, en el colmo de los colmos, elcomercio.com.pe reveló que algunas órdenes religiosas no permiten el acceso de los inspectores de Defensa Civil a sus templos:

Asimismo, (el representante de Defensa Civil de la Municipalidad de Lima, José) Fernández remarcó que en algunas iglesias, como La Concepción y Trinitarias, no se les permitió el ingreso, por lo que solo constataron rajaduras en la parte externa de las estructuras. En cambio, aseguró que se le informó a los encargados de la Catedral de Lima que la torre del campanario presenta fisuras, por lo que no debería usarse hasta que Indeci haga una evaluación al detalle.

Pues nada, aquí parece que tenemos alguna gente que cree levitar por encima de cualquier vigilancia terrenal. Pues que la Conferencia Episcopal se alínee con las leyes de este mundo, ponga en regla a sus irresponsables afiliados y mande a refaccionar sus locales. ¿O vamos a esperar que nuevamente mueran más de 200 personas en pleno «demos gracias al Señor»?

Link: Conferencia Episcopal le tira el pato a las órdenes religiosas. ¿Total? ¿Cuál es la persona jurídica responsable de la seguridad de nuestras familias?

tags:

(Este post está inspirado en un rápidamente popular e-mail en cadena que, aunque sus reenviadores lo ignoren, está basado en la última columna de mi maestro y guía de los early 90s, Luis Rey de Castro, que siempre estará all right.)

Secured By miniOrange