politica , sociedad Lunes, 20 agosto 2007

Todo vuelve a la normalidad

alanbebe2.jpgSí, mucha solidaridad, todos portándose bien, todos donando cosas ricas, todos actuando como en tarjetas de Navidad, hasta que leo en El Comercio:

Esta mañana, la Policía intervino una vivienda ubicada en la avenida Manco Cápac 1432, en La Victoria, donde, según testigos, personas inescrupulosas habían llevado un lote de donaciones destinada para los damnificados por el terremoto en el sur del país.

De acuerdo con la versión de los vecinos, esta madrugada un camión cargado de donaciones llegó hasta el lugar. Se presume por la declaración de testigos que sería la casa de una trabajadora de la Municipalidad de La Victoria.

Y, antes, Alan García desinforma:

“Reitero también mi pedido a todas las organizaciones de la sociedad civil, a esas que quieren participar cuando se trata de gastar el presupuesto nacional, ahora tienen que participar ayudando. Chicos de las ONG, vengan“.

El presidente continuó su discurso preguntándose por el capital internacional con que se financian las organizaciones no gubernamentales.

¿Dónde está la ayuda internacional que reciben las ONG? Este el momento de aplicar esas ayudas en algo concreto”.

¡Pero si las ONGs llegaron al mismo tiempo que los militares! Qué tal desinformación la de García. Parece que su datero sigue siendo el mismo que le dijo que no había pasado nada durante el terremoto. Y la desorganización continúa:

Congreso ¡presente!
El personal de las distintas áreas del Congreso se movilizó ayer casi en su totalidad para agilizar la distribución y envío de ayuda a las zonas afectadas por el terremoto. Por decisión de Alan García, este poder del Estado asumió la responsabilidad de que todas las donaciones lleguen a los más necesitados, debido a que el Indeci ha desbordado su capacidad. ¡Manos a la obra se ha dicho! (Chiquitas de Correo)

Disculpen, pero ¿por qué el Congreso asume responsabilidades ejecutivas que corresponden al Indeci? Quizás el personal del Legislativo pueda colaborar, siempre se necesitan más hombros, pero ¿”asumir la responsabilidad” de las donaciones? Suena a cambalache. Y, disculparán si me pongo muy republicano, pero, que yo sepa, el Legislativo no recibe órdenes del Ejecutivo.

Y la ultimita:

El vocero del Partido Nacionalista Peruano, Carlos Tapia rechazó de manera enfática que su líder, Ollanta Humala, y el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, estén detrás del envío de latas con atún con sus fotos impresas a la zona devastada por el terremoto, buscando réditos políticos.

En el programa El Comentario de la Noticia de CPN Radio sostuvo que sería una estupidez si los nacionalistas usaran políticamente la tragedia, al referir que el caso parece un “psicosocial” para perjudicarlos.

Como ven, ya empezó la reconstrucción.