periodismo , politica Lunes, 16 julio 2007

Piqueítos del fin de semana

magneto.jpgVale la pena leer completos los tres piqueítos linkeados. En La República: entrevista de Nicolás Lynch a Julio Cotler a.k.a El Oráculo a.k.a. Magneto. La entrevista es de enero, pero más pertinente que nunca:

–¿Más bien aburrida la democracia?

–No porque va a ser muy conflictiva. Tú sabes bien que a mayor crecimiento económico mayor conflicto por falta de instituciones. Alrededor del crecimiento creo que saldrán a flote nuevos tipos de conflictos sociales

La parte que más me gustó es la del fin de los partidos políticos:

–Estamos acabando con los partidos de creyentes y de ideología y no tenemos partidos de articulación de intereses, más liberales.

–Estamos acabando con los partidos históricos. Lo que tiene que venir son partidos de intereses y no de identidades. Hasta hoy hemos tenido los grandes partidos que han sido partidos sectarios, de religión, de ideologías. Y a la gente ya no le interesa eso. Pero al mismo tiempo el país está en un profundo proceso de cambio estructural. Las nuevas maneras de organizarse de la sociedad todavía no se decantan, las formas de articular intereses tampoco. Desapareció la vieja clase obrera y veo nuevos sectores obreros pero todavía no logran afirmarse. Tenemos que esperar que haya sectores que decanten intereses y que puedan expresarse y eso toma tiempo. Por eso es que digo que estamos viviendo un momento en que estos viejos partidos no significan mucho.

En Perú.21, escribió el domingo Fernando Rospigliosi, cuyas dotes vaticinadoras no son tan buenas como las de Cotler (Rospi no creía que la Solución Godzilla fuera viable), pero eso no quita que, muchas veces, tenga razón (otras veces parece vocero del Departamento de Estado). Como sea, esta semana podría suscribir cada párrafo de su columna. Difícil extraer un fragmento:

Peor todavía es seguir devaluando la palabra del presidente de la República, como hizo Alan García en Trujillo el vienes pasado. En la Plaza de Armas dijo, refiriéndose a la detención del ex congresista Javier Diez Canseco, que es un ejemplo de que en el Perú no hay vacas sagradas.

Y dijo eso al día siguiente de que una vaca sagrada aprista, la congresista Tula Benites, protegida del propio García, fuera salvada otra vez de una sanción en el Congreso por sus compañeros de bancada.

¡Claro que hay vacas sagradas en el Perú, sólo que esas vacas portan carné aprista!

Je. Ese mismo día, en el mismo diario, Jorge Bruce, el opinólogo por excelencia, también escribió sobre el tema:

El malestar acumulado a lo largo de este año de crecimiento económico cacareado a los cuatro vientos ha incrementado la frustración de ese escandaloso porcentaje de compatriotas pobres, para quienes ese incesante alarde debe sonar como una provocación cada vez más intolerable. El descenso en las encuestas no es más que el reflejo de ese estado de ánimo. Una de las primeras cosas que se aprende en los cursos de psicología social o teoría de la motivación es que la frustración, tarde o temprano, desemboca en agresión. Y que las gratificaciones no pueden ser postergadas indefinidamente.

Ahí están los links. A leer.

Secured By miniOrange