internacionales , periodismo Domingo, 27 mayo 2007

La hora final de RCTV

tomado del blog del morsa

Imaginen una criatura imposible, un engendro cuya presencia trastoque el calor del trópico por el del averno, un Fujimori castrista, un Castro fujimorizado. Ahora, imagínenla ocho, diez, doce horas diarias monologando en la tele.

Yo lo he visto. Se llama Hugo Chávez y hoy cerrará el último canal independiente de la señal abierta venezolana. Vía Tal Cual:

“He renovado las concesiones de cientos de radios y de otros canales. Pero yo, haciendo una evolución específica de esa televisora y de su atropello a la moral pública, decidí no renovarle la concesión, porque se convirtió en una amenaza para el país”. 

El Rey Sol del Caribe. El Estado es Él y al carajo, pendejos.

Ojo que no se trata sólo de la cancelación de la licencia. Los militares ya han tomado seis repetidoras de RCTV en el interior del país. Y para que el canal no pueda transmitir ni por cable, Chávez va a robarse sus equipos y transmisores, con una genial justificación perpetrada por los títeres de su Tribunal Constitucional:

Los equipos de transmisión de RCTV pasarán temporalmente a manos del Estado para garantizar que la señal de la nueva Televisora Venezolana Social (TVes) llegue a todo el país, según lo dispuso la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, mediante una medida cautelar.

Plantea el fallo que el vencimiento de la concesión de RCTV no puede traducirse en una desmejora del servicio público, situación que se presentaría si una parte de los usuarios pierde el acceso a la señal. Para subsanar esta situación, la Sala Constitucional dispuso que los equipos de transmisión pasen transitoriamente a manos de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) para que ésta garantice que TVes cuente con la infraestructura necesaria para cubrir las mismas zonas del territorio nacional que actualmente abarca RCTV.

TVes, por cierto, es el nombre del canal que remplazará a RCTV apenas salga del aire. Fue creado hace un par de semanas por el -me encanta el nombrecito orwelliano- Ministerio del Poder Popular para la Comunicación e Información chavista.

Hace un par de años, una chavista bastante sensata e inteligente me sorprendió cuando me salió con “tú no te equivoques, aquí hay división de poderes y hay prensa independiente, o sea, hay democracia, mi amor, pero la nuestra es participativa-y-protagónica. Y con Chávez hasta el 2020 y hasta el 2040 y hasta la muerte”.

Lo peor es que seguramente sigue pensando lo mismo.

Blog: Cubazuela: el vil egoísmo otra vez triunfó (actualidad política latinoamericana)
Blog: RCTV y el dilema venezolano (el morsa)
Blog: Tinta Indeleble sigue el caso
Blog: Bloggers en defensa de RCTV (la pura purita)
Blog: RCTV Libre – el blog
Link: Otra de Chávez: “Es una decisión rutinaria
Link: Los canales oficialistas (incluido el de Cisneros, el pata de Alan) se salvaron
Link: Web oficial de RCTV

ACTUALIZACIÓN (11:18 p.m.):  Hace unos minutos apagaron RCTV. Vía Tal Cual:

La clausura de RCTV marca el punto más alto de una escalada de agresiones contra la libertad de expresión en Venezuela. (…) La OEA y el Mercosur podrán decir que Hugo Chávez es un demócrata, pero sus actos lo desmienten rotundamente. Su populismo rampante, su vocación mesiánica, el derroche de los recursos que pertenecen al pueblo venezolano, son idénticos al perfil de otros regímenes totalitarios. Su herencia será la que estos dejan invariablemente: perversión de los valores morales, destrucción de las instituciones democráticas, crisis económica y pauperización del pueblo.

Por cierto, William Lara, el ministro del Poder Popular para la bla bla bla, ha amenazado con demandar a los medios que digan que lo de RCTV es un cierre y no el fin de una concesión. Debería demandar también a los blogs, a ver cuántos juicios se abren.

tags: