corrupción , politica , violencia Lunes, 2 abril 2007

Vientos de guerra

neoconbot.jpg1. El martes, Mirko Lauer denuncia:

Un grupo de congresistas (entre ellos el co-presidente Luis Giampietri, cómo no) viene proponiendo (Moción 965) una comisión investigadora que busque responsables de que el terrorismo haya sobrevivido a Valentín Paniagua y Alejandro Toledo. La idea es acumular las responsabilidades en la vuelta del régimen democrático, cuando estas vienen desde bastante más atrás.

A los firmantes les preocupa que “la política antiterrorista iniciada con la presente década, la flexibilización del sistema penitenciario de los condenados por terrorismo, el sistema de conmutación de penas, el otorgamiento de indultos a condenados por terrorismo, la anulación de los procesos contra terroristas y demás acciones y omisiones del Estado, han podido ser un elemento coadyuvante para que no se haya logrado la total erradicación de dicho fenómeno.”

He leido editoriales de La Razón menos deshonestos que esta moción. Su hipótesis es desinformación pura. Bullshit, para decirlo en castizo. La típica y falaz jugada de crear en el imaginario colectivo la oposición Fujimori/Sendero Luminoso (o sea: sin el Chino, vuelven los terrucos).

Vamos, cuando el GEIN capturó a Abimael Guzmán, Fujimori no tenía la más pepina idea de nada: estaba pescando en la frontera con Colombia (el Chino para vacilarse usando recursos del Estado era más bravo que Toledo yendo a Punta Sal). No hay rebrote: los remanentes de Sendero siempre estuvieron allí, pero la prensa silenciada del fujimorismo simplemente no mencionaba ningún ataque. ¡Y la liberación de inocentes acusados falsamente de terrorismo se inició por gestiones del padre Hubert Lanssiers en pleno fujimorato! (leer a Rospi)

Evidentemente, la moción 965 -promovida por apristas, fujimoristas y derechistas- es una represalia política contra los gobiernos, mal que bien, democráticos y defensores de los derechos humanos de Paniagua y Toledo. Una reivindicación del autoritarismo (leer a JAG para más relleno).

2. El miércoles, el general Edwin Donayre, comandante general del Ejército, cerró filas con Giampietri: “Agradezco a mi entrañable primer vicepresidente, nuestro vicealmirante Giampietri, por su heroísmo, su valor, su arrojo ante ciertos vientos de guerra que soplan; pero usted siempre se mantiene firme”. ¿Cuál es la guerra que está viendo el comandante general del Ejército?

3. Quizás la que libró su batalla más sonada el jueves. Ese día, el Congreso dedicó toda la mañana a debatir el tono de su nota de protesta contra la citación judicial al congresista Luis Giampietri, quien ha desacatado el pedido de la corte anticorrupción de atestiguar -como sucedería con cualquier ciudadano citado- en el jucio al Grupo Colina. El Almirante Frontón alega, con humor negro digno de mejor causa, que la corte anticorrupción “viola sus derechos humanos“.

Lo cierto es que la jueza Villa Bonilla no lo ha citado de motu proprio, sino a petición de un Colina. Si se hubiera negado, habría prevaricado. Valle Riestra -que es abogado litigante- sabe esto, pero se erige como propulsor de una extraña moción del Legislativo al Poder Judicial, firmada por -mira tú, otra vez- apristas, fujimoristas y derechistas; una moción que tiene toda la pinta de una cabeza de caballo en la cama del sistema anticorrupción.

4. Parafraseando a Jorge Bruce, a estas alturas sería “de una ingenuidad pasmosa o de una calculada mala fe” pretender que todos estos ataques no están relacionados al intento del Opus Dei de tomar una de las instituciones que más cultivan y promueven la cultura democrática en el Perú: la PUCP.

5. Está claro. Nuestros neocons locales han declarado guerra total. ¿Qué sigue? ¿Quizás que pretendan implantar el “diseño inteligente” en la escuelas? Ah, verdad que ya lo intentaron, auspiciados por su mejor rostro: Luciana León. Ojo, Little Luciana es una de la firmantes de la moción 965. Vaya. Caras vemos, fachas no sabemos.

Link: AAR
Link: Rospi
Link: Basombrío
Link: Bruce
Link: Nelson
Link: Tafur
Blog: ¡Fujimoristaza Pandolfi nombrado para “prevenir el Fenómeno del Niño” en otoño! (JAG)

P.S.: Mientras el conservadurismo autoritario se lanza al ataque, otro jugador continúa moviendo pacientemente sus fichas: Agustín Mantilla reaparece en Chimbote, fungiendo de operador informal del gobierno aprista, en el conflicto que éste tiene con el gobierno regional de Ancash. No, si en este gobierno sólo falta Momón y ya vamos completos.

(imagen retocada de aquí)