sociedad Martes, 20 marzo 2007

Algunos comentarios sobre el lío Opus – PUCP

el monje loco del Código Da VinciVan 47 comentarios, difícil escoger. Vamos con fragmentos de los más representativos: 

El Monje Loco dijo el March 19, 2007 a las 12:39 pm

La crítica que ustedes están haciendo de monseñor Cipriani es totalmente injusta.
La Universidad Católica (y por ende sus estudiantes) ganaría mucho si estuviera bajo la guía espiritual de la Iglesia. Le daría algo de lo que ha carecido hasta ahora: PRINCIPIOS MORALES Y ETICOS.

roberto bustamante dijo el March 19, 2007 a las 3:06 pm

…esto del nombre (Pontificia) viene de antes. y en su oportunidad marcial rubio dijo: “que se autocensuren, pero seguiremos siendo pontificia”. hay mucha plata detrás de un nombre así.

nada, que extirpen las idolatrías de zizek y de lacan. evangelicen la pucp.

fuera los herejes!!!

(cómo me divierto)

Fabber dijo el March 19, 2007 a las 5:39 pm  

Por momentos trato de no tener juicios demasiado categóricos con el Opus Dei, pero ya están demostrando que harán cuando tengan el control de la Universidad y me lo ponen difícil. El “Overlord” que ahora han puesto a manejar la Universidad tiene como deporte mandar memos a todos los decanos de cada facultad. Las cosas se ponen sombrías. A las autoridades de la Facultad de Arte ya se les ha llamado la atención por el uso de modelos desnudos. Y eso es el comienzo…

Alexandra56 dijo el March 19, 2007 a las 6:58 pm  

Pensamientos sueltos…Yo soy ex Puc, y ex de la camada de Fabber de Comms. Todo alumno de codigo 94 por lo menos sabe que la Puc de Lerner cambio de giro para hacer mas dinero mas rapido. Practicamente elimino los prestamos universitarios, elimino las escalas A y B, luego la 1, la 2 etc, cambio de imagen, se puso slogan, y empezo a hacer campania intensa en colegios pitucos (Y hasta ahora es una de las que peor paga a sus profesores tpa y tc…) Ciertamente, parte de las ganancias se han usado para las grandes construcciones que la Universidad tiene ahora pero quien se da una vuelta por la Puc ahora ve por simple inspeccion que es una Universidad menos social y mas socialite…

virgulilla dijo el March 19, 2007 a las 11:14 pm  

Cabe mencionar a los que achacan a la PUCP el ser cuna de una tecnocracia corrupta que las responsabilidades son individuales, que cada quien, en solitario con su conciencia sabe si es e leal a si mismo o se vende al mejor postor. Y, como es natural, en la PUCP ha habido gente de ambos bandos, como toda institución lider en un país. Que dentro hay mucho pan que rebanar, cierto. Pero eso debe postergarse porque el enemigo común es peor: un sectario intolerante y fanático que impondrá censuras semejantes a las que existen en la universidad de Piura: no hablo de las ridiculeces de las faldas largas y los polos de color entero; hablo de bibliotecas censuradas, de conocimiento e investigación restringida a los parametros católicos e, incluso, no sorprenda la imposición del creacionismo. Eso es más peligroso para el país que nuestras pulgas PUCP de toda la vida , que ya las mataremos en privado…

Rosa María Palacios dijo el March 19, 2007 a las 9:14 pm  

El asunto es mas complejo de lo que parece ser a simple vista dado que la Universidad permitió, después de 1964, la permanencia de una Junta que debió reunirse exclusivamente para cumplir las demás mandas del testamento de Riva Aguero. Como muchos de ustedes, ex alumnos de la PUC, saben, Riva Aguero (que hizo varios testamentos) tenía la lógica preocupación de que la PUC no llegará a funcionar. Si 20 años después de su muerte (1944) no se cumplían determinadas condiciones, todas sus propiedades revertían a la Universidad de Lovaina. La PUC demostró en 1964 que la Universidad había cumplido y la propiedad de los bienes Riva Aguero pasó sin cargas, ni condiciones, al patrimonio de la Universidad.

Lamentablemente la Junta Perpetua siguió reuniéndose por muchos años interviniendo en asuntos que ya no le competían, y eso fue respaldado por la PUC bien entrados los noventas y sin mayor problema hasta que llego Cipriani. Esos “actos propios” dan lugar al reclamo del Arzobispado que esta reclamando en realidad la propiedad del terreno del colegio Juan XXIII (Franciscanos), propiedad que, también por error de la PUC fue “cedido en uso” hace muchos años sin darse cuenta de los problemas legales que esto acarrearía. El conflicto legal con el colegio, demandado por la PUC para que pague el terreno no ha llegado aun a un feliz termino. Esa es la razón por la cual el Arzobispado quiere usar la Junta perpetua y no otra.

La verdad es que de otro lado, desde hace años, se le imputa a Cipriani toda clase de propósitos malignos pero nadie ha podido probar, mas alla de los prejuicios de cada uno, que estos existan. La Universidad se manejs de acuerdo a la Ley Universitaria, ninguna Junta externa puede intervenir en su administración, ni muchos en el contenido de lo que se enseña. En el peor de los casos esa Junta sólo podría intervenir en el uso económico de los bienes de Riva Aguero (actos de disposición) dado que la propiedad de todos los estos inmuebles ya esta a nombre de la PUC.

La inquina a Cipriani puede venir por muchas razones (eso es otro rollo) pero les aseguro que habiendo conversado con las dos partes (hace meses de esto) no veo el peligro contra la existencia de la PUC.

José Alejandro Godoy dijo el March 20, 2007 a las 10:21 am 

Estimada Rosa María:

Acabo de ver el comentario que acabas de dejar por aquí, que me suscita las siguientes reflexiones.

La información que nos presentas es relevante porque señala dos cosas importantes:

1. Que, efectivamente, el testamento señala que la Junta deja de tener control sobre los bienes de la PUCP

2. Que, recuerdas que el Estatuto de la Universidad, tal cual está en este momento, impide que Cipriani tenga algún poder sobre la PUCP.

Creo, por tanto, que la mejor solución para esto es que la propia PUCP cuelgue en su pagina web el testamento de Riva Aguero y una historia completa de los hechos, a fin de que la opinión pública tenga una mejor información sobre este tema…

Rosa María Palacios dijo el March 20, 2007 a las 11:39 am |

Me parece muy bien la sugerencia de colgar el testamento de Riva Aguero. Eso aclararía que la Junta era perpetua en la medida en que los deseos del testador no fueran cumplidos. Es decir, que la PUC no llegará a funcionar. Dicho eso, repito que la Universidad ha cometido serios errores legales al permitir el funcionamiento de esta Junta hasta los noventa. Es decir, admitió, por sus propios actos. una interpretación errada del testamento que hoy puede costarle mucho. 

A los preocupados por los conflictos dentro de la Iglesia, les propongo que no se preocupen tanto porque la Iglesia Católica tiene esa particularidad. Así fue creada, para el conflicto dentro de ella. Para los familiarizados con el evangelio me refiero al pasaje de “señal de contradicción”. Es decir, es una institución que a pesar de las rígidices formales para un observador no practicante permite un grado de libertad de pensamiento y debate interno que a lo largo de 2000 años le ha permitido prevalecer, pero con grandes cismas, y este no es uno de ellos. Para decirlo simple, la influencia de Marx en la iglesia católica es mas breve, en terminos historícos y de menor impacto, digamos que la de Lutero. De estas vicisitudes la Iglesia Católica ha tenido cientos y las de hoy no son sino señal del tiempo que nos toca vivir.

A los preocupados por entender cuales son las obligaciones de una universidad pontificia y católica (lo que no tiene nada que ver con la propiedad de los bienes) les sugiero que se informen mejor. Lo de pontificia es un titulo honorario. Por si no lo saben San Marcos también en pontificia, creo que desde hace doscientos años. Lo de Católica si es mas complicado, sin embargo entiendo que las actuales autoridades tienen un acuerdo con el Vaticano que establece cuales son estas obligaciones y creo que no van mas alla del dictado de cursos de teología en todas las facultades de la PUC cosa que no es ninguna novedad, así como mantener un centro de asistencia pastoral, cosa que tampoco es novedad y no ofende a nadie, salvo a algun intolerante.

Personalmente le tengo mucho cariño a la universidad y creo que yo no sería la persona que soy sino hubiese pasado por ella pero insisto en trabajar sobre hechos y no sobre rumores o leyendas. Imputarle a Cipriani todos los males del universo en asuntos en los que no tiene ninguna relación es una exageración y desvitúa todos los argumnentos de defensa de la autonomía de la PUC. Repito aqui hay mas prejuicio que juicio.

Rosa María Palacios
(si soy yo, incredulos)

Daniel Salas dijo el March 20, 2007 a las 11:42 am  

…Cipriani, como todo jugador (y habría que pedir una opinión de Silvio Rendón) está presionando para saber hasta dónde puede llegar. Si no puede hacer más o menos, si se trata de pequeñas formalidades o de cambios radicales, eso depende de una batalla que va a librar contra la comunidad universitaria (incluyendo los exalumnos), contra la opinión pública y contra los donantes. Es un error entrar en un conflicto suponiendo que el enemigo tiene medianas intenciones. Y es un error gravísimo pensar que el enemigo va a autolimitar sus aspiraciones. En efecto, no está claro hasta dónde quiere llegar el arzobispo, pero a dónde llegue no dependerá tanto de él, sino de lo que podamos hacer quienes somos parte de la PUCP para evitar su injerencia. Mi posición es que poca injerencia es ya demasiada injerencia. En la vida académica, perder un poco de libertad es perder mucho. Si de cien libros no puedes leer uno, si de cien cosas no puedes decir una, si de cien temas no puedes tocar uno, la pérdida científica es mucho mayor y no es proporcional a esa cantidad.

No se trata tampoco de convertir a Cipriani en un fantasma para asustar a la gente y generar lealtades fanáticas, pero es un grave error esperar que sus aspiraciones sean modestas.

Blog: Charles Darwin es retirado de la PUCP (La Cebolla)
Archivo del Útero: La táctica de Cipriani (19/03/07)

tags:

Secured By miniOrange