noticias Miércoles, 18 octubre 2006

Montesinistas atacan a Paniagua

Uri Ben Schmuel, el director del diario montesinista La Razón, vomitó un
repugnante editorial ayer
. Se los dejo enterito, para que vean cómo la escoria miente y, soterradamente, celebra la muerte de Paniagua:

Paniagua

Uri Ben Schmuel

Habrá quienes juzguen inadecuado referirse a la actuación política de Valentín Paniagua en estos momentos de congoja para familiares, amigos y partidarios, a quienes extendemos nuestras condolencias. A riesgo de provocar un malentendido, no nos sumaremos aquí al panegírico; reseñaremos más bien la manera en que llegó al poder y algunas de las decisiones que tomó, sujetas con todo derecho a escrutinio público.

Corrían los turbulentos días de noviembre del 2000. Fujimori había renunciado vía fax, Martha Hildebrandt acababa de ser defenestrada de la presidencia del Congreso y el país se encontraba sumido en un peligroso vacío.

Un puñado de opositores al colapsado régimen entendió que había llegado el momento de tomar la iniciativa para nombrar a un titular del Parlamento que se convirtiera en presidente transitorio. En un cónclave de ocho horas –en el departamento miraflorino de un dirigente de la izquierda “caviar” convertido en toledista–, ellos decidieron el destino del Perú.

Un tradicional diario limeño publicó hace poco detalles de la cita, que considera una gesta épica. En realidad, es la crónica descarnada de cómo se maneja la política criolla. En el encuentro había “unas ocho o nueve personas” y “se sirvieron bocadillos y se escanciaron no pocos whiskys”. Pensaron primero en Carlos Ferrero, pero se concluyó que su transfuguismo despertaba anticuerpos.

Surgió entonces el nombre de Paniagua, quien había llegado al Congreso con 14,000 votos, y no era considerado un factor de discordia. Tras saborear un caldo de gallina para reponerse de la mala noche, se le comunicó por teléfono la decisión. Justo es mencionar que al principio se negó, pero finalmente aceptó el encargo.

Paniagua venció apretadamente al fujimorista Ricardo Marcenaro por 64 votos contra 51 y una semana después, tras pedir licencia en el Parlamento, llegó a la jefatura del Estado.

Durante su mandato se creó la CVR, se desmontó el servicio de inteligencia y se regresó a la jurisdicción de la CIDH. Esto trajo como consecuencia el fallo del TC sobre nuevos juicios en el fuero civil a Guzmán y su sanguinaria cúpula, con el vergonzoso resultado que todos conocemos.

Paz en la tumba de Paniagua. Y esperemos que paz también para todos los que habitamos este maravilloso país hoy de nuevo en peligro.

***

ACTUALIZACIÓN (18/010/06).-
Una vez más, Carlín habla por todos nosotros:


tags: , , , .

Secured By miniOrange