noticias Viernes, 15 septiembre 2006

¡Págueme la renta!

El mejor comentario que he encontrado online sobre el espinoso tema de la eliminación de la renta básica es uno de Litio en El Otro Tambor:

Esto es algo que debía haber pasado antes. Telefónica del Perú cobra 47 soles (en la práctica más todavía) simplemente por dejarnos tener un teléfono, aparte de lo que pagamos por llamadas y servicios. Se supone que eso es lo que le cuesta a Telefónica mantener sus instalaciones y equipos. Esos que en cierta medida se construyeron con nuestros impuestos mientras la empresa era estatal, y en otra medida se podrían financiar con una parte de las enormes utilidades que consigue la empresa gracias a su posición de monopolio. Pero no, Telefónica sólo quiere maximizar su ganancia y que nosotros sigamos financiando la inversión y costeando las pérdidas. Y la institución encargada de regular esto, Osiptel, bien gracias (…)

Ahora bien, está muy bueno eso de acordarse de los consumidores, pero temo que se trate de otra cortina de humo basada en la aprobación que tendrá esa medida en una población ya predispuesta. ¿Pero podrá eliminarse la renta básica? Parece que legalmente no, o al menos no así, pues el contrato que suscribieron con el Estado tiene rango de ley y estaría así blindado contra iniciativas de rango equivalente o menor. Como ocurrió ya en 2003, se usaría dicho argumento para archivar la norma y olvidarse por un tiempo del tema.

Sí, pues. Este asunto tiene toda la brumosa pinta de otro “gesto” más destinado a distraer a la tribuna. Hubiera sido más efectivo que Osiptel presionara para que baje el exorbitante monto que pagamos por renta básica, en vez de que el Congreso la eliminara de un cuestionable plumazo.

Total, tarde o temprano, Telefónica se las arreglará para cobrarnos lo que están dejando de ganar. Claro, no se llamará “renta básica”, sino “costo de conexión” o “aporte voluntario” y listo. Insisto: mejor hubiera sido que se disminuya, no que se elimine.

En fin, nosotros no podemos hacer mucho, aparte de patalear y unirnos al Google Bombing contra Timofónica. Es muy sencillo: escriban estafadores españoles y linkéenlo a la web de timofónica. Así, cuando alguien busque estafadores españoles en Google, aparecerá la web de la abusiva empresa monopólica.

Suena lornísima, ya lo sé, pero algo es algo.

tags: , , ,

Secured By miniOrange